Transformación digital | Noticias | 07 MAR 2017

Los consumidores desconfían de las casas inteligentes que saben demasiado

De acuerdo con una encuesta realizada por Gartner, los consumidores están preocupados por lo que los dispositivos de voz activados pueden llegar a escuchar.
Smart homes
Stephen Lawson

Alrededor de dos tercios de los consumidores están preocupados por los dispositivos IoT que escuchan sus conversaciones, según refleja un estudio publicado ayer por la firma de análisis Gartner.

Esto no sorprende demasiado tras haberse publicado noticias como la de los presentadores de televisión que activaron involuntariamente el asistente de voz Amazon Echo de los telespectadores o la de los datos de asistentes digitales que fueron utilizados como pruebas en procesos penales. Las preocupaciones por la privacidad son un obstáculo que las smart homes aún tienen que superar, explica Gartner en su informe.

De hecho, la firma de análisis norteamericana detectó que la mayor parte de las personas no creen necesitar lo que las casas inteligentes les ofrecen. Los consumidores IoT aún se encuentran en fase de adopción temprana, tal como concluye Gartner en su encuesta, realizada a casi 10.000 personas durante la segunda mitad de 2016 en Estados Unidos, Reino Unido y Australia.

La conexión de electrodomésticos entre sí e Internet pueden facilitar la vida a las personas y conseguir que los hogares sean más eficientes. Por ejemplo, los termostatos inteligentes pueden aprender los patrones de vida de una familia y aumentar el calor o enfriar en los momentos necesarios. Si se orquestan varios productos pueden desarrollar acciones conjuntamente como atenuar las luces, bajar las persianas y detener el lavavajillas cuando se enciende la televisión, al menos en la teoría. Pero para que todo esto tenga éxito a largo plazo, los consumidores tienen que querer poseer una casa inteligente y estar dispuestos a pagar por ella, ha asegurado Amanda Sabia, analista de Gartner.

Sin embargo, algunos de los resultados revelados en el informe no son muy prometedores. Tan solo un cuarto de los encuestados se ha sentido atraído por la idea de tener dispositivos que se anticipen a sus necesidades y hagan cambios automáticamente.

Los productos de las smart homes más utilizados a día de hoy son los sistemas de alarmas que detectan las actividades sospechosas y luego las notifican a las compañías de seguridad para que estas contacten con los residentes si comprueban que se trata de una situación peligrosa. Alrededor del 18% de los encuestados utiliza estos sistemas.

Tan solo el 9% de las personas que cumplimentaron la encuesta utiliza productos IoT para la automatización de la vivienda o para la gestión de la energía, como sistemas para la puesta en marcha a distancia de luces, electrodomésticos y calefacción.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información