Sociedad de la información | Noticias | 21 OCT 2016

Un grupo californiano quiere impedir el uso de los coches automatizados de Tesla por falta de seguridad

Después de que la compañía anunciase la llegada de sus nuevos coches con hardware con el fin de ser completamente robóticos, una organización de defensa del consumidor Consumer Watchdog ha pedido que impidan su conducción hasta que haya una regulación oficial del gobierno
Seguridad coche
Redacción

No a todo el mundo le gusta la idea de tener un futuro con coches que anden solos. Un grupo sin ánimo de lucro dedicado a la defensa del consumidor, Consumer Watchdog​, pidió ayer al Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) que mantuviesen los coches robóticos fuera de la carretera hasta que el gobierno federal promulgue unas normas de seguridad de cumplimiento obligado.

Esta petición se ha visto forzada cuando ayer Elon Musk, CEO de Tesla Motors, revelase que todos los nuevos modelos de su marca estarán equipados con un hardware que permitirá una conducción 100% automatizada. Esta organización con sede en Santa Mónica acusó al gigante tecnológico de ser irresponsable solo por su despliegue actual de coches semiautónomos.

El director del Proyecto de Privacidad en Consumer Watchdog, John Simpson, ha dicho en un comunicado que “Tesla utiliza a los seres humanos como conejillos de indias, matando al menos a dos, mientras que le da bombo publicitario a su piloto automático. El reglamento propuesto podría fin a tales abusos”.

El directivo hacía referencia al conductor de 23 años de edad que murió en China a principios de este año después de pedir prestado un Tesla modelo S cuando chocó contra un camión. Después del incidente, el padre del joven demandó a la compañía pero ésta dice que no tiene manera de comprobar si el piloto automático estaba dañado por el de deterioro que sufrió el coche. Un caso parecido ocurrió en Ohio (EEUU) cuando Joshua Brown de 40 años perdía la vida al golpear un camión con un Tesla modelo S.

En 2013, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico (NHTSA) lanzó una guía para los fabricantes de vehículos con capacidades de autoconducción. Estas directrices no tienen fuerza de ley, pero sugieren que sean registradas y compartidas con los organismos competentes. Una de las cosas en las que hacen hincapié es en el paso de la conducción automatizada a la conducción humana, que debe ser suave y segura. Esta guía consta de 112 páginas que incluye una evaluación de seguridad de 15 puntos, la cual es voluntaria según el grupo sin ánimo de lucro.

El año pasado, el DMV de California propuso nuevas normas, las cuales requerían que los conductores tuvieran una licencia específica para poder conducir un vehículo de auto-conducción y que éste tenga un volante. Aun así, la directora ejecutiva de Consumer Watchdog, Carmen Balber, ha declarado que las regulaciones vigentes de la DMV no cumplen absolutamente nada con los estándares de seguridad. Sin embargo, a principios de este mes el DMV emitió un proyecto de revisión de sus regulaciones que permitirían a los coches automatizados viajar sin conductor humano siempre y cuando las autoridades federales lo considerasen lo suficientemente seguro. Otro requisito de la regulación es que los productores de este tipo de coches deben informar anualmente de todos los accidentes o fallos que hayan sufrido sus productos.

Tesla  advierte constantemente que los conductores deben mantener  sus manos en el volante y mantenerse alerta en todo momento, incluso cuando están aplicando la opción de piloto automático. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información