Tecnología | Noticias | 01 JUN 2018

"Es el momento de que la ciudadanía tome el control de sus datos"

Margrethe Vestager, comisaria de competencia de la Unión Europea, ha abogado, durante la celebración del evento Budapest Brain Bar, por poner la "tecnología al servicio de las personas".
Margrethe Vestager en Dublin
Margrethe Vestager en Dublin
M. M.

 

La comisaria de competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, ha defendido, una vez más, los derechos y libertades de la ciudadanía ante algunos usos ilégitimos de las nuevas tecnologías. En esta ocasión, con motivo de la celebración del evento Budapest Brain Bar, ha abogado por una sociedad que “sea mucho más que la tecnología”. Ésta, ha dicho, es nuestro futuro y no el destino. “Nos basamos en valores mucho más profundos como la libertad, la equidad y la democracia”.

La política ha explicado que detrás de las posibilidades de todas las nuevas herramientas que están surgiendo hay un lado oscuro que afrenta a la privacidad, el poder libre de elección e incluso a la democracia. “Pero esos días han terminado, es el momento de que la gente tome el control de sus datos. Cada vez que los compartimos renunciamos a algo muy valioso”.

Aunque no lo parezca, los ciudadanos se han vuelto muy celosos de su información. El año pasado, una encuesta preguntó a los europeos si estarían dispuestos a compartir, de forma anónima, datos médicos para la investigación. Las conclusiones fueron reveladoras; solo uno de cada cinco dijo que lo haría en el sector público y uno de cada siete en el privado.  “Esto no significa que la ciudadanía no esté dispuesta a compartir su información. Pero no lo hará si no confía en que se les esté diciendo toda la verdad sobre su uso”.

En este sentido, ha añadido, este sentimiento no es exclusivo de Europa. Claro ejemplo es Microsoft, que ya ha dicho que aplicará los principios del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas inglesas) fuera de las fronteras comunitarias.

 

Devolver la tecnología a las personas

Vestager se ha referido también a la sanción antimonopolio que la Comisión impuso a Google hace unos meses, la más alta de la historia, por establecer una posición de dominio en su comparador de compras, Google Shopping. “Para los usuarios es muy difícil apreciar que los algoritmos de un gigante de Internet están mermando a sus competidores. El riesgo que vemos en los algoritmos, que por supuesto también pueden ayudarnos a encontrar nuestro camino a través de la gran cantidad de información que hay en Internet, puede ser una amenaza para nuestra democracia”.

Para que no se vuelvan a dar este tipo de casos la directiva apuesta por “devolver el control a la gente. Tenemos que conseguir que la tecnología trabaje para nosotros”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios