Tecnología | Noticias | 10 ABR 2018

IBM reduce el tamaño de sus nuevos 'mainframe' para ajustarlos a los centros de datos

El nuevo sistema pretende ajustarse a las necesidades de espacio de los centros de datos.
ibm zr1
Redacción

 

IBM ha ampliado su gama de mainframe con dos nuevos modelos, ZR1 y LinuxOne Rockhopper II, que se caracterizan por su estrechez, la suficiente como para caber en un rack estándar de 19 pulgadas y que tratará de responder a las críticas de los potenciales clientes que pensaban que el anterior z14 era demasiado grande para sus centros de datos. Asimismo, el gigante azul también ha presentado la tecnología Secure Service Container, que hace uso del acelerador de encriptación z14 y de más capacidades de seguridad para proteger las aplicaciones en contenedores de interferencias no deseadas.

A pesar del tamaño del anterior mainframe las cifras de ventas no se resintieron. Sin embargo, Roger L. Kay, fundador y presidente de Endpoint Technologíes Associates, ha asegurado, en declaraciones a IDGNS, que todos los elementos con los que trabaja un centro de datos deben estandarizarse. “Cualquier cosa que no lo haga así interfiere en la capacidad de escalar”.

Pero al ser más pequeño, el hardware ha tenido que renunciar a algunas capacidades ya que solo puede tener un máximo de 30 núcleos de procesador en comparación con los 170 de la versión de dos puertas. Eso sí, el precio se reduce ostensiblemente. “El atractivo de un sistema tan fino es la relación de calidad –precio”, sostiene Kay. “Muchas de las nuevas ventas vendrán de firmas más pequeñas que no han podido permitirse un mainframe en el pasado”.

Por su parte, la compañía también ha presentado el Rockhopper II, una versión más delgada de su mainframe dedicado a Linux.  Con hasta 30 núcleos tiene hasta un 50% más de capacidad y el doble de memoria que el Rockhopper de puerta única.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios