Tecnología | Noticias | 01 ABR 2018

La gestión del riesgo se especializa en 2018

Tags: Seguridad
Las empresas necesitan gestionar sus riesgos de manera planificada, con herramientas avanzadas y, sobre todo, desde una estratégica cada vez más personalizada. Es imposible evitar las amenazas, pero hemos aprendido que es posible minimizar los impactos para salir reforzados.
Empleados networking
Alfonso Casas

Vivimos en un mundo en el que resulta imposible controlar todas las amenazas que acechan a las organizaciones, pero sí es posible minimizar o paliar los impactos. Los expertos de las organizaciones deben prepararse y asumir que es posible anticiparse a los riesgos mediante el uso de herramientas que aporten seguridad y cierta ventaja competitiva. La pérdida o alteración de la información asociada a fallos de seguridad es algo que preocupa cada vez más a las organizaciones, dado que puede representar un alto coste para estas, además de la pérdida de oportunidades de negocio y una posible mala reputación de la marca. Basta echar un vistazo al año que dejamos atrás para ver casos como el de Equifax, del cual, a día de hoy seguimos viendo como la cifra de afectados continúa incrementándose, con el daño de imagen de marca que esto ocasiona. En este tipo de incidentes destaca el rol que juegan las compañías aseguradoras que ofertan soluciones de gestión de riesgos.

De hecho, según se desprende de un informe realizado por Accenture Technology Vision, el 85% de los encuestados que respondieron sobre seguros estaban de acuerdo en que la confianza es la piedra angular de la economía digital. A todo esto se le une la inminente entrada en vigor de la nueva regulación Europea, conocida como GDPR, que no hará más que agravar la situación de aquellas compañías que no cumplan con lo establecido o no informen a su debido tiempo de la posible brecha de seguridad que hayan sufrido, con las correspondientes multas. Así, aparecen nuevos riesgos asociados a los sistemas que manejan la información y a la tecnología que los soporta. Se hace necesario implementar un marco metodológico para identificar, administrar y controlar todos los riesgos. Los costes asociados a dichas notificaciones y actuaciones son una de las coberturas básicas ofrecidas en las pólizas. 

Cualquier empresa, por peculiar que sea su sector, necesita de un control exhaustivo de los riesgos. A decir verdad, los estudios realizados por diferentes consultoras coinciden en afirmar que muy pocas empresas utilizan un sistema fiable para abordar los riesgos estratégicos, reputacionales, el riesgo cibernético, los riesgos de Big Data y sus propios riesgos de la industria. Es muy sencillo hundir la reputación. La pregunta a plantearse es cuándo sucederá la amenaza y si la organización contará con los mecanismos adecuados para hacerle frente.

Es en este contexto donde las pólizas de ciberriesgos se sitúan como medidas de defensa de primer orden. De hecho, estas pólizas no sólo permitirán gestionar los ciberriesgos corporativos con mayor efectividad que hasta ahora y mejorar el nivel general de la ciberseguridad industrial de nuestro país; sino que también aportarán un conocimiento relevante de las amenazas cibernéticas que acechan a las empresas.

Puedes leer el reportaje completo aquí, en la publicación digital del Ranking 2018. 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios