Tecnología | Noticias | 23 AGO 2017

LinkedIn sucumbe al vídeo

La red social profesional, ahora propiedad de Microsoft, empieza a permitir a todos sus usuarios la publicación de vídeos.
linkedin vídeo
Esther Macías

 

El consumo de vídeo en Internet está protagonizando un crecimiento exponencial en los últimos años. Los últimos datos de Cisco al respecto (publicados en su informe Cisco Visual Networking Index el pasado mes de junio) así lo muestran. Según la compañía tecnológica, en el año 2021 habrá casi 1.900 millones de usuarios de vídeo en Internet (excluyendo los sólo móviles), frente a los 1.400 millones en 2016 en todo el mundo, y se consumirán tres billones de minutos de vídeo en Internet mensuales, lo que supone cinco millones de años de vídeo mensuales o un millón de minutos de vídeo cada segundo. Las grandes plataformas sociales, como Facebook o Twitter, hace tiempo se dieron cuenta de esta realidad y han apostado sin tregua por la introducción del vídeo. Ahora, la red social por excelencia, LinkedIn, adquirida por Microsoft en junio del pasado año por 26.200 millones de dólares (23.260 millones de euros), se suma a esta tendencia y permite a todos sus usuarios publicar vídeos en la plataforma.

“Cada día millones de miembros de LinkedIn tienen conversaciones acerca de su trabajo, carrera e intereses. Hemos visto incontables ejemplos de cómo estas conversaciones ayudan a los miembros a avanzar en sus carreras y encontrar nuevas oportunidades. Este es el motivo por el que continuamos invirtiendo en nuevas formas para que descubras gran contenido  y contribuir a las conversaciones que te interesan”, explica Pete Davies, portavoz de la compañía, en un comunicado en el que afirma que, con todo esto en mente, la plataforma acaba de lanzar LinkedIn Vídeo, otra forma de compartir experiencias. Davies desvela que la empresa empezó a probar esta opción hace un mes y ya cuenta con muchos vídeos de cariz profesional sobre, por ejemplo, cómo diseñar proyectos o propuestas específicas de empresas. Los usuarios pueden subir los vídeos a la plataforma a través del móvil (con la app de LinkedIn para iOS y Android) y luego ver información sobre las visualizaciones que éstos obtienen, el tipo de audiencia, localización de ésta, etc.

 

El empuje de Microsoft

Es muy posible que en esta apuesta de LinkedIn por el vídeo el músculo financiero que ha supuesto para la compañía su compra por parte de Microsoft haya tenido mucho que ver. El gigante de Redmond cerraba la compra de la red social (que ya alberga a unos 500 millones de usuarios) a finales de 2016, siendo ésta la mayor adquisición en la historia de la compañía de software, superando incluso a la de Nokia (absorbida por 5.400 millones de euros).

La estructura de Linkedin se mantiene independiente desde entonces: la empresa conserva su propia marca, su cultura y a Jeff Weiner al frente, aunque éste ahora reporta directamente a Satya Nadella, CEO de Microsoft. Con la operación, además de productos ligados a la red profesional, la empresa ha obtenido otros servicios como SlideShare, el software de presentaciones, o el servicio de formación profesional Lynda.com que, por cierto, sí ofrece cursos en vídeo de carácter formativo.

Aunque de momento LinkedIn solo permite a sus usuarios subir vídeos a título personal, no es difícil imaginar que seguramente en breve ofrezca este servicio para incluir publicidad que es, de hecho, la principal fuente de negocio de las redes sociales.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información