Tecnología | Noticias | 19 DIC 2017

Los aliados Microsoft, Avanade y Accenture apoyan la nube híbrida

El evento Cloud 360 de IDG ha dedicado un espacio a reflexionar sobre la nube, y lo ha hecho invitando a tres empresas que trabajan juntas en sacar el máximo partido a las plataformas 'cloud'.
Mesa redonda Cloud 360
Mesa redonda de Accenture, Avanade y Microsoft en el evento Cloud 360
Redación

También ha habido momentos de reflexión en el evento Cloud 360 de IDG, y qué mejor ejemplo que el de Microsoft, Avanade y Accenture, una alianza con mucho recorrido en el mercado que combina la mejor estrategia y tecnología para ayudar a los clientes a obtener un mayor valor de su TI y de su empresa.

La mesa redonda ha sido guiada por Maria José Marzal, directora de ComputerWorld, y protagonizada por Javier Sanz, Cloud Lead Iberia de Accenture; Teresa Oliva, directora del área de Negocio Cloud de Avanade España; y Ester de Nicolás, directora técnica de Soluciones Azure de Microsoft.

“Esta alianza viene de mucho antes de hablar de cloud, incluso antes de que existiese”, asegura Sanz. “Pero con la entrada de la nube, Microsoft ha ido realizando una evolución muy importante de sus servicios. En general, la valoración es positiva y nuestra misión con esta alianza es avanzar”.

Para el líder ibérico de cloud en Accenture, ahorrar en costes no es el principal objetivo en la adopción de la nube sino que los clientes tienen más en cuenta la agilidad y la flexibilidad. Además, “el modelo será híbrido”. Según la experiencia del profesional, antes se consideraba esta solución como un tema técnico, en cambio ahora las empresas consideran cloud como un modo distinto de gestionar el IT. “Hay tres elementos que componen el Cloud 360: el gobierno de IT en sí mismo, las arquitecturas y nuevas tecnologías, y el desarrollo de las aplicaciones”.

Por su parte, la directora de Cloud de Avanade España ha puntualizado que para el año 2020, el 41% de los ingresos van a venir de los negocios digitales, aunque mucho de ese porcentaje sea consciente de que no está totalmente preparado. Por ello reitera que es importante tener recursos especializados que ayuden a este proceso. “Se deben analizar los sistemas, plataformas y modelos de negocio. Hay que crear una hoja de ruta para llegar a donde se quiere llegar. De hecho, existen herramientas que ayudan a determinar e identificar qué cosas tienes que dejar donde están, qué cosas tienes que remediar, y qué cosas tienes que cambiar completamente”, explica Oliva. “Hay que tener una visión lo más amplia y ambiciosa posible”.

La directora técnica de Soluciones Azure de Microsoft también cree que la realidad de lo que vemos es la nube híbrida. Es más, en una encuesta que hicieron a miles de sus clientes de todo el mundo se pudo analizar que el 81% de ellos ya estaban trabajando en la nube híbrida; siendo el 19% restante partidarios de la nube privada -hasta ahora- pero que tenían en mente pasarse al mundo híbrido. Sin embargo, nadie les hablo de la nube pública. “La nube hibrida es una necesidad de no rechazar ninguno de los modelos”, aclara De Nicolás. “Sin embargo hay que tener en cuenta uno de los retos más destacables: tener coherencia entre el mundo nube y el mundo on premise”. Para ello son necesarias cuatro vertientes: la gestión de la identidad, la gestión homogénea en el entorno, la homogenización de la plataforma de datos, y la coherencia con el desarrollador, el cual es el corazón de las empresas. 

Puede seguir el evento en streaming en este enlace y seguirlo en Twitter con hashtag #Cloud360.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios