Tecnología | Noticias | 02 ENE 2018

Tendencias de nube pública para 2018

Kubernetes, inteligencia artificial y la informática sin servidor se posicionan como preferencia en cuanto a 'cloud' pública para el año que acaba de empezar.
cloud publica
Scott Carey

A pesar de ser una de las fuerzas tractoras de la transformación digital, la nube pública y toda la flexibilidad que oferta no ha superado aún el 50% de adopción en las empresas, según la casa de análisis Forrester. Esta misma consultora fija, además, el mercado de servicios globales de esta tecnología alcanzará los 236.000 millones de dólares en 2020.

En su informe de predicciones, la compañía asegura que “el impacto de la nube ha sido global, pero menos de la mitad de todas las compañías usan plataformas de cloud pública. En 2018 superaremos la cifra y las aplicaciones en la nube, las plataformas y los servicios continuarán cambiando radicalmente la forma en que compiten las empresas por los clientes”. Estas son, según la consultora, las principales tendencias que configurarán la computación en la nube para el año que acaba de empezar:

 

Los grandes jugadores seguirán acaparando las ventas:

Forrester indica que los tres grandes proveedores de nube pública, AWS, Google y Microsoft acapararán el 76% de todos los ingresos en 2018. También apunta que la tecnológica de Redmond, junto con Oracle y Salesforce tiene una participación del 70% de todas las transacciones de Software como Servicio (SaaS, de sus siglas inglesas).

Hay pocas señales de que este oligopolio vaya a romperse, pero Mark Baker, gerente de producto de Cannonical, cree que AWS verá erosionada su ventaja durante este año. “Se trata de un innovador pero también presenta algunos riesgos para sus clientes a medida que Amazon continúa extendiendo su alcance a nuevos mercados”.

 

Aumento de operaciones sin servidor:

La informática sin servidor, por la que las empresas pueden construir y ejecutar aplicaciones sin tener que preocuparse por el aprovisionamiento de servidores, continuará siendo tendencia en 2018. Sin embargo, Baker, emite algunas advertencias: “Esto requiere una forma muy diferente de pensar, porque está externalizando de manera efectiva infraestructuras completas aparte de la aplicación en sí misma”.

 

Consolidación alrededor de Kubernetes:

Kubernetes parece haber ganado la batalla de la orquestación de contenedores dentro de la empresa ya que ahora todos los principales proveedores son compatibles. A medida que más grandes organizaciones recurren a la entrega continua de tecnología en contenedores, esta plataforma se convierte en un pilar clave de la estrategia en la nube. “Comience por un plan que incluya lo que necesita aprender, a quién necesita capacitar y qué resultados esperan lograr sus equipos de desarrollo e infraestructura”, recomienda Forrester.

 

Los proveedores de SaaS están cambiando las plataformas:

Dave Bartoletti, analista principal de Forrester, predice que los “proveedores de SaaS más populares se expandirán para convertirse en verdaderos proveedores de plataformas y facilitar aún más el consumo de su software”.

El informe señala que las crecientes demandas de personalización, la convergencia con tecnologías digitales como Internet de las cosas o inteligencia artificial y la creciente demanda de los clientes para la residencia local e hiperlocal de datos harán que los proveedores compitan más a nivel de plataforma.

 

Continúa la tendencia híbrida:

“La capacidad de las empresas para tener aplicaciones que se ejecutan en diferentes infraestructuras, nubes públicas y privadas con orquestación común es tentadora”, asegura Ronald Sens, director de marketing en A10 Networks para la región de EMEA. “Las nubes múltiples, con cargas de trabajo diferentes que se ejecutan en una variedad de nubes y se gestionan por separado se convertirán en el modo dominante, mientras que las nubes híbridas ‘verdaderas’ comenzarán a surgir”.

Sens apunta a tecnologías clave como Azure Stack de Microsoft y las alianzas entre VMware y AWS y, Cisco y Google como catalizadores para la adopción de modelos de nubes múltiples o híbridas.

Aumento de la inteligencia artificial

Los análisis basados en inteligencia artificial llegarán a ser cada vez más omnipresentes en los departamentos de TI en 2018. “A través del análisis predictivo se recibirá información y recomendaciones procesables. Además, la capacidad de automatizar su respuesta y el poder de la inteligencia artificial se vuelve más relevante. Los sistemas de análisis tendrán una idea del comportamiento de la infraestructura, aplicaciones y clientes. Reconocerá el desempeño anómalo o el comportamiento de seguridad y cuando una aplicación o servidor va a fallar. Una vez que se advierte ese comportamiento la automatización puede activarse para remediar el problema potencial”, apunta Sens.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios