Tecnología | Noticias | 09 NOV 2017

Una fábrica de experiencias digitales

Tags: Software
Los sociólogos llevan tiempo destacando que la tecnología está generando cambios pequeños pero significativos sobre la forma en la que vivimos. De hecho, muchos de nuestros hábitos y actividades diarios han cambiado con el uso de dispositivos móviles y de aplicaciones.
seguridad
Christian Lewis

Los sociólogos llevan tiempo destacando que la tecnología está generando cambios pequeños pero significativos sobre la forma en la que vivimos. De hecho, muchos de nuestros hábitos y actividades diarios han cambiado con el uso de dispositivos móviles y de aplicaciones. Y si la tecnología digital está trasformando nuestra manera de vivir, es una consecuencia lógica que el software transforme nuestra manera de hacer negocios, convirtiéndose en la herramienta principal de las empresas para relacionarse con los clientes que, no lo olvidemos, son los últimos responsables del éxito de las empresas.

Por eso, todo tipo de empresa, sea del sector que sea e independientemente de los bienes o servicios que ofrezca, ha de iniciar – si no lo ha hecho ya – su transformación digital y apoyarse en el software para ofrecer a sus clientes una experiencia digital de calidad, proteger sus datos sensibles, detectar y responder rápidamente a sus necesidades y poner a su disposición aplicaciones fiables que respondan siempre, en cualquier momento y lugar.

Las empresas modernas ya se encuentran en ese camino. Según muestra el reciente estudio global de CA Technologies, las empresas europeas encuestadas afirman que la importancia del desarrollo de software para el éxito del negocio se incrementará en un 70% entre 2015 y 2019.  De hecho, el estudio revela que las empresas que tienen éxito en la economía de las aplicaciones son las que cuentan con una “fábrica de software moderna” porque les permite entregar aplicaciones software de alta calidad, más rápido y a menor coste.

El estudio también revela que los identificados como expertos en la fábrica de software moderna consiguen incrementar un 70% la tasa de crecimiento de beneficios y un 50% la de crecimiento de ingresos. Además, el 57% de estos expertos aseguran tener un mejor conocimiento de lo que necesitan sus clientes y trabajan para adecuar la experiencia en función de esas expectativas, frente al 24% de los encuestados del grueso de organizaciones.

 

Pero, ¿cómo llegar a ese punto y convertirse en un experto de la fábrica de software moderna?

Primeros pasos hacia la fábrica de software moderna

Ya hemos señalado más arriba que el primer cambio consiste en reconocer que el foco de su negocio no está dentro del mismo sino fuera, en sus clientes. El éxito de la experiencia de cliente y también de su empresa dependerá en gran medida de lo bien que funcione su factoría de software. Por tanto, deberá repensar y reformular su estrategia tecnológica para ser capaz de diseñar, construir y ofrecerles experiencias digitales de gran calidad.

Los primeros pasos en este proceso son los que ya apuntaba Otto Berkes en su libro “Digitally Remastered”:

Documentar la situación de la que se parte: Antes de introducir cambios, analice cuál es el proceso para que una idea se convierta en producto o servicio. Es probable que la operativa de desarrollo de software haya crecido orgánicamente en función de las necesidades, más que de una forma deliberada. Por ese motivo, es importante documentar los procesos e identificar los puntos débiles, para no optimizar sólo la operativa de desarrollo actual, sino articular una mejora global para asegurarse de que aborda las limitaciones a lo largo de todo el proceso.

Diseñar su fábrica futura: Es importante conocer el punto de partida, pero es aún más crítico tener claro hacia dónde quiere ir en el futuro, qué tipo de fábrica de software le gustaría diseñar y cuál es el camino más rápido entre las ideas y las experiencias. Para optimizar la producción y conseguir el máximo impacto para los clientes, deberá encontrar el equilibrio entre los ciclos de software como experiencia y software como servicio.  Busque la colaboración, involucre en el diseño de la arquitectura a todos los departamentos y mantenga siempre el foco en los resultados, en aquello que es importante para sus clientes.

Ordenar e integrar los cambios necesarios: Una vez que tiene claro su punto de partida y ha diseñado su futuro ideal es hora de empezar a unir puntos. ¿Dónde están las brechas más grandes entre cómo son hoy las cosas y cómo deben ser? ¿Qué cambios no sólo son relativamente fáciles de hacer, sino que también darían resultados significativos? ¿Cuáles requerirán más tiempo, planificación y orquestación? Algunos cambios requerirán una interrupción única y a gran escala (por ejemplo, mover una organización entera a Agile), y otros pueden ser más graduales o compartimentados (como cambiar a DevOps). Tenga en cuenta que el objetivo de sus cambios es impulsar mejoras continuas en el negocio y eso requiere un flujo de información automatizado tanto internamente como entre procesos y equipos. Por ejemplo, la información sobre el uso de una aplicación y su rendimiento debe capturarse y enviarse a los responsables de productos y desarrolladores, para ayudarles a priorizar las mejoras funcionales basadas en las preferencias del cliente.

Construir una fábrica de software moderna requiere evidentemente tiempo y dedicación, pero no lo olvide, le proporcionará el rendimiento, la calidad, la automatización y la eficiencia en los recursos que necesita su negocio para tener éxito en la economía de las aplicaciones.

El autor de este artículo es Christian Lewis, country manager de CA Technologies Iberia. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información