Tendencias | Noticias | 27 FEB 2018

Desde 2014 Google ha eliminado el 43% de las URL que violan el 'derecho al olvido'

El gigante de internet ha publicado los datos sobre la eliminación de URL a la que le ha obligado el fallo del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea, de 2014.
google
Nerea Bilbao

Desde que en 2014 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictara el derecho de los usuarios a solicitar a los motores de búsqueda la eliminación de algunos resultados de búsqueda que incluyeran sus nombres, empresas como Google se han visto obligadas a tomar cartas en el asunto.

Más de tres años después de la mediática resolución judicial, Google ha publicado interesantes datos sobre su actividad en este sentido. Desde mayo de 2014 Google ha recibido un total de 654.876 solicitudes de eliminación que afectaban a un total de 2,43 millones de URL. El 88,7% del total de solicitudes las han llevado a cabo individuos particulares, revela el informe, y sólo el 1% de los solicitantes ha enviado el 20% del total.

Las solicitudes y el volumen de URL a las que han hecho alusión han ido creciendo exponencialmente en los últimos años. Desde entonces y hasta hoy y tras un proceso de revisión, Google ha eliminado el 43,3% del total de URL reclamadas.

El gigante de internet evalúa cada solicitud de forma individual; cuando se remiten a través del formulario web disponible el proceso se hace de forma manual. Los usuarios reciben la notificación de la decisión (sea de eliminación o de rechazo de la solicitud) a través de un correo electrónico. Aquí, algunos datos de interés: en el 24,7% de los casos las solicitudes se desestimaron por no contener información suficiente y el 18,1% por contener información profesional.

El 17,6% de las solicitudes hacían referencia a contenidos en forma de noticias, el 19,1% a directorios y el 11,6% a contenidos de medios sociales.

Un proceso complejo

Hay diversas razones por las que se rechaza una solicitud de retirada de URL. Puede ser por la existencia de soluciones alternativas, por motivos técnicos o URL duplicadas, explica la compañía. En algunos casos el proceso de decisión es especialmente complejo, y es que hay páginas que contienen información de interés público.

¿Cómo determina Google si es o no de interés público? Se tiene en cuenta si el contenido tiene relación con la vida personal de quien lo solicita, si es un delito pasado, si se trata de un personaje público o de interés público (documentos de Gobierno o periodísticos) y si el contenido hace referencia al solicitante.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios