Tendencias | Noticias | 27 FEB 2017

DevOps, la nueva filosofía de las organizaciones

En el transcurso del webinar "Día de DevOps: piensa como una startup", dos expertos han explicado en qué consiste este movimiento, los beneficios que aporta a las compañías y el cambio cultural que están viviendo estas, así como los retos y exigencias a los que deben hacer frente a día de hoy.
DevOps
Irene Muñoz

Las nuevas necesidades de agilidad y de velocidad que plantea la era digital y que deben ser cubiertas por las organizaciones han acentuado aún más la distancia que tradicionalmente ha separado a los equipos de desarrollo y de operaciones, así como las prioridades de uno y otro. “Desarrollo tiene la prioridad de dar respuesta al negocio y entregar rápidamente los servicios, pero operación tiene la prioridad de garantizar la producción, de garantizar la estabilidad de los sistemas”, afirma Diego Martínez, Innovation and Business Value Manager de Vass.

DevOps ha nacido para acabar con estos silos y fricciones surgidos entre los equipos de las compañías, para conseguir que estos trabajen conjuntamente en todas las fases de un proyecto y tengan las mismas prioridades. “Es un cambio cultural, una forma diferente de hacer las cosas. Esto es uno de los grandes retos que tenemos”, explica Martínez.

Para Vass, consultoría especializada en Tecnologías de la Información, la clave estriba en agilizar el negocio garantizando la operación, así como que todas las partes que participan en la entrega de un servicio siempre tengan como máxima prioridad al cliente. Para conseguir este objetivo, resulta fundamental que los equipos de desarrollo, operaciones, arquitectura y negocio trabajen end to end desde el primer momento. El resultado final será un proceso mucho más ágil, con un time to market inferior, un aumento de la disponibilidad, una mejor experiencia de usuario y una trazabilidad de extremo a extremo.

Alineada con el concepto Aplication Release Automation, Vass dispone de Clarive, una plataforma enterprise de DevOps que se ha constituido en la “espina dorsal” de las organizaciones. “Es capaz de coordinar y orquestar al resto de los procesos, desde la toma de requerimientos hasta la entrega de software en producción; de coordinar toda la gestión del desarrollo, la gestión de versiones, la integración continua; la automatización de la construcción, de la calidad y del despliegue; y la orquestación de otros elementos igualmente importantes para la organización, como es la gestión de mi porfolio y cartera de proyectos”, concluye Diego Martínez.

DevOps y las pymes

De la mano de DevOps se han creado e implantado metodologías como Agile o Scrum. La segunda de ellas es un conjunto de buenas prácticas para trabajar colaborativamente en proyectos que se llevan a cabo en entornos complejos.

Las grandes compañías están comenzando a adoptar la filosofía DevOps, aunque lo están haciendo parcialmente; no están siguiendo estas buenas prácticas de forma continuada, tal como sí lo hacen las pequeñas y medianas compañías. “La clave de DevOps es: aplicaciones continuas, integración continua, desarrollo continuo. Esto las empresas pequeñas y medianas lo están llevando bastante mejor”, explica Pablo Ráez, Servers Category Manager de Hewlett Packard Enterprise.

Gartner ha establecido el concepto de “compañías bimodales”, dado que, en este momento de transformación digital en el que se encuentran inmersas, sus aplicaciones legacy se han entremezclado con nuevas aplicaciones que requieren una “velocidad cloud”. “El IT se convierte en un partner perfecto para el negocio, porque es el que tiene que decidir cómo gestionamos estos dos mundos. Y la clave está en seguir estas filosofías y en estar bien conectados desarrollo y operaciones para que se pueda hacer, porque lógicamente DevOps no solo implica tema de herramientas, sino también que todas las piezas, tanto las de desarrollo como las de operaciones, incluyendo infraestructura, estén bien engarzadas para que de verdad sea una metodología ágil”, sostiene el directivo de Hewlett Packard Enterprise.

Para ayudar a las organizaciones a implantar esta metodología, HPE ha puesto en sus manos una capa de inteligencia definida por software a través de HPE OneView, un software capaz de gestionar toda la infraestructura de los usuarios con independencia de dónde se encuentre localizada. “Ponemos una capa de una inteligencia definida por software que se encarga de hablar entre el software de estas tools y la infraestructura mediante API para desplegar la infraestructura necesaria: física, virtual o de contenedores. […] Nos integramos para que los clientes no tengan que desarrollar ellos mismos las API. Les ofrecemos un ecosistema de múltiples aplicaciones para que solo tengan que utilizarlas”, concluye Pablo Ráez.

 

Si desea ver el webinar completo bajo demanda, puede hacerlo aquí 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información