Tendencias | Noticias | 16 MAY 2014

El 79% de las empresas no confía en las garantías de los suministradores de servicios cloud

El 73% de las organizaciones teme que se oculten fallos que puedan afectar al rendimiento de las aplicaciones, según Compuware.
arsys cloudwebs alojamiento
ComputerWorld

Las empresas no están satisfechas con sus provedores de servicios cloud, o al menos gran parte de ellas. Es lo que se ha desprendido tras la encuesta que Compuware y la consultora Research and Action han realizado entre 740 directores de TI de grandes empresas a los que se les ha preguntado su opinión sobre la implantación de cloud computing en las compañías. El 79% de los consultados considera que los acuerdos de niveles de servicio (SLA) con los proveedores de este tipo de servicios carecen de garantías suficientes, por lo que consideran un riesgo migrar aplicaciones a este entorno.

 

Para el 63% de los encuestados los acuerdos de servicio no especifican adecuadamente las métricas para garantizar una experiencia de usuario final de alta calidad: tiempo de respuesta y calidad en todas las interacciones del usuario final, disponibilidad basada en una monitorización profunda y continúa, e información en tiempo real del contrato de servicios.

 

La desconfianza está también en los servicios que prestan los proveedores, el 73% teme que se oculten fallos de infraestructura que pueden impactar directamente sobre el rendimiento de las aplicaciones.

 

“Cuando se confían aplicaciones de misión crítica del negocio es necesaria una confianza total en los proveedores y que estos sean transparentes en su información", ha afirmado Antonio García, responsable de Compuware APM para el sur de Europa. "Los clientes deben exigir que en los acuerdos de servicios estén suficientemente especificadas las garantías sobre el rendimiento y resolución rápida de problemas”, ha agregado.

 

Uno de los mayores obstáculos que aparecen cuando desean migrar aplicaciones a la nube es la pérdida de control, en concreto un 75% de los CIOs cree que este hecho influye negativamente en la optimización de las aplicaciones y reduce el retorno de la inversión, además de perder gran parte de su capacidad para solucionar problemas. Por su parte, un 62% considera que la falta de visibilidad de la infraestructura es un problema difícil de resolver y supone nuevos riesgos y costes.

 

Además el 60% de los participantes está preocupado por tener que compartir recursos con otras empresas y la posibilidad de que ello afecte al rendimiento de su carga de trabajo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios