Tendencias | Noticias | 26 NOV 2010

El 80% de empresas y AA.PP no cumplen con la LOPD, según Alcatraz Solutions

Alcatraz Solutions recomienda a las empresas que no cierren sus puertas a las redes sociales, ya que utilizadas con sentido común y de acuerdo con la LOPD pueden constituir una excelente herramienta comercial.
Domingo Legua

La compañía española Alcatraz Solutions ha elaborado un análisis en el que estudia en profundidad el impacto de las redes sociales, un mercado que ha transformado la manera de comunicarnos y de entender las relaciones humanas.

El estudio sobre el impacto de las redes sociales en la sociedad actual pone de manifiesto por un lado la importancia de las mismas como canal de comunicación e interacción y, por otro, las obligaciones que todos los usuarios deben tener presentes a la hora de colgar información personal en la red. Para ello es importante conocer las reglas del juego y poder mantener el control sobre la información personal y la de terceros.

Asimismo, desde la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) se estima que los mayores desafíos del momento son la gestión de la identidad personal, la tutela de los menores y la configuración “Privacy-Compliance” de las redes sociales, así como la identificación del usuario como Responsable del tratamiento. Parte de este problema radica en que 8 de cada 10 empresas y más del 80% de la Administración todavía no cumplen con la LOPD, a pesar de su obligatoriedad, según ha manifestado Alcatraz Solutions.

A la espera de cumplir estos retos, existen una serie de medidas que conviene ir adoptando, ya que el fenómeno de la Web 2.0 está construido por los usuarios de internet, que son quienes aportan el contenido en sí y, por tanto, también deben ser quienes se impongan los límites. A falta de legislación más concreta, la compañía considera necesario cumplir con una serie de recomendaciones básicas, como facilitar la información imprescindible en nuestro perfil, leer las políticas de privacidad, no agregar usuarios de forma compulsiva, restringir el acceso a fotos personales y asegurarnos que quien nos solicita amistad es quien dice ser y no otra persona suplantando su identidad.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios