Tendencias | Noticias | 25 OCT 2017

El cambio y la pérdida de puestos de trabajo es "el reto" de la IA para las empresas europeas

Así concluye un informe elaborado por SAS entre ejecutivos de más de 100 organizaciones europeas de los sectores bancario, asegurador, industrial, 'retail' y público, entre otros, en el que se apunta que solo el 20% de las compañías del Viejo Continente están preparadas ante el desafío de la inteligencia artificial.
Inteligenci artificial datos
Redacción

 

Tan solo dos de cada diez empresas europeas están preparadas para hacer frente al desafío que impone la implementación de la inteligencia artificial (en adelante IA) a través de equipos preparados de científicos de datos, mientras que otro 19% ni siquiera dispone de un equipo científico con las características necesarias. Así lo desvela el informe Enterprise AI Promise Study, realizado por la empresa de analítica SAS, entre los principales ejecutivos de más de 100 grandes empresas europeas.

El estudio pone de manifiesto que la adopción de la IA se encuentra en una primera fase o incluso en fase de planificación para la gran mayoría de las compañías europeas, cuyas grandes barreras para implantar esta tecnología son, fundamentalmente, la falta de capacidades científicas de datos necesarias para maximizar el valor de la tecnología y los obstáculos organizativos y sociales relativos a su adopción.

 

Los grandes retos para abrazar la IA

El 50% de las empresas analizadas considera que el mayor reto relacionado con la IA es el cambio de los puestos de trabajo ante la automatización y la autonomía que implica, ya que entre los posibles efectos de la IA en la forma de trabajar no solo está la pérdida de puestos de trabajo, sino también el desarrollo de otras funciones que exigen nuevas habilidades.

Las cuestiones éticas de la implantación de la IA se muestran como el segundo mayor desafío: un 41% de las organizaciones consultadas se plantea interrogantes sobre si los robots y los sistemas de inteligencia artificial deberían trabajar “por el bien de la humanidad” en lugar de hacerlo únicamente para una empresa y, en mayor medida, los directivos de las empresas consultadas se cuestionan cómo poder atender a aquellas personas que pueden perder sus puestos de trabajo como consecuencia de los sistemas IA.

Aunque el estudio destaca que las empresas europeas son muy optimistas respecto a lo que la IA les puede aportar, aún son pocos los altos ejecutivos que confían en que su organización esté lista para sacarle el máximo partido. El 28% de los encuestados indica que su plan de implantación consiste en contratar científicos de datos para desarrollar las capacidades necesarias, mientras que el 32% afirma que desarrollaría estas habilidades entre sus equipos de analistas por medio de formación, conferencias y workshops. Para el 49% de las organizaciones, la confianza es un gran obstáculo, destacando los problemas culturales debido a la falta de confianza en los resultados de la IA y a la falta de confianza en los resultados de las soluciones tipo “caja negra”.

El estudio de SAS también evalúa la preparación empresarial en términos de la infraestructura requerida. El 24% aseveran tener la infraestructura necesaria lista, otro 24% tienen que actualizar o adaptar su plataforma actual y el 29% ni siquiera tiene una plataforma específica establecida para hacer frente a IA.

 

IA, ¿una cuestión de moda?

Para Jim Goodnight, fundador del Instituto SAS, “todas las empresas dicen que hacen IA porque es la última moda. Antes todo el mundo hablaba de cloud computing.  Todo eran nubes. Los analistas, periodistas y editores ya se han cansado de ello. Ahora todo es inteligencia”. El directivo cree que todas las empresas están aprovechando este creciente interés para promocionar sus marcas, incluida IBM Watson, que, según él, es esencialmente un motor de búsqueda cuya inteligencia es “principalmente de marketing”.

Goodnight añadió que aunque la inteligencia artificial esté explotando en estos momentos SAS lleva años implementándola. “Llevamos más de una década involucrados en esta tecnología. Todos nuestros modelos de detección de fraudes bancarios están basados en IA, construidos con redes neuronales. Pero se le está dando demasiado bombo a todo lo que rodea a machine learning”.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información