Tendencias | Noticias | 03 AGO 2018

El turismo avanza clic a clic

La revolución del sector surgió en el momento en que la tecnología aplicada al turismo facilitó el acceso de los usuarios a la planificación directa de los recursos turísticos como transporte, alojamiento y actividades.
turismo
Cristina Cueto García

El turismo siempre ha sido un sector importante y  hasta hace poco se basaba en unas directrices bien definidas. Con la implantación de los sistemas digitales, el turismo da un giro de 360º y poco se parece ahora a lo que era en los inicios. Atrás quedaron las agencias de viaje o los agentes turísticos, el usuario ahora es el director gracias a la digitalización

En el pasado año 2017 se alcanzó la cifra récord de 1322 millones de turistas, siendo el octavo año de crecimiento ininterrumpido desde 1960 y con España como segundo país más visitado del mundo con 82.000 millones de turistas, sólo por detrás de Francia y por delante de potencias como Estados Unidos, según la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Es cierto que el turismo siempre ha sido un sector más o menos agradecido que presentaba datos mayormente positivos pero desde la irrupción de lo digital, este mundo se encuentra sumido en una completa transformación, siendo tal y como explica Fernando Maldonado, analista de IDG Research, “el primero cuya cadena de valor completa se ha digitalizado”.

Cuando la tecnología digital empezó a ser parte de nuestra rutina las agencias de viajes online, u OTAS (por sus siglas en inglés), fueron las primeras en ver las oportunidades que brindaba este nuevo mundo, seguidas de los buscadores webs, y en los últimos años de la economía colaborativa. Estos cambios junto a la tecnología e internet han dado lugar a que el turismo cambie hacia lo digital tanto en su manera de ser visto como en la manera de ser consumido

Tal y como cuenta Maldonado, “en el sector turístico el dato ha entrado de lleno en todas sus fases, desde la planificación hasta la posterior experiencia de cliente”. Esto significa que hoy es posible como cliente, preparar un viaje sin que exista ningún tipo de “contacto humano” con los proveedores de todos y cada uno de los servicios. “Esta es la magnitud del cambio que está experimentando el sector”.

Si tiempo atrás el objetivo del sector era atraer turistas, ahora la cosa ha cambiado y no basta con eso. Ahora hay que retener a esos clientes, fidelizarlos, y todo a través de la mejor experiencia de cliente. Para que ésta sea óptima “hay que mejorar el conocimiento de los clientes y aumentar su capacidad de interacción con el entorno” señala Maldonado. Aquí vuelven a entrar en escena los elementos digitales. Para el analista de IDG Research, la orientación a los datos es el nuevo “mantra del sector”. 

Para acceder al reportaje completo visita nuestro último número de la revista digital

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios