Tendencias | Noticias | 20 FEB 2017

Europa camina hacia la regulación de los robots

1,7 millones. Ese es el número de robots que hay en todo el mundo, y esta cifra solo puede aumentar. De ahí que el Europarlamento haya solicitado a la Comisión Europea que aborde una adecuada regulación de su uso para clarificar aspectos como la responsabilidad civil en caso de accidentes o daños.
inteligencia artificial robot
Redacción

 

Los miembros del Parlamento Europeo lo tienen claro, y así se lo han trasladado recientemente a la Comisión: se precisa una completa normativa que regule el creciente uso de los robots y de la inteligencia artificial en todas las industrias, que contemple el seguimiento de unos estándares éticos y establezca la responsabilidad civil correspondiente en el caso de accidentes producidos, por ejemplo, con coches sin conductor, etc. Una legislación que “permita explotar el potencial económico de esta tecnología garantizando un determinado nivel de seguridad”.

Una propuesta nada descabellada teniendo en cuenta, recuerdan desde el Europarlamento, que según la Federación Internacional de Robótica, la venta de robots aumentó, de media, un 17% entre 2010 y 2014, y un 29% solo en el año 2014.

 

Una legislación “que urge”

Los europarlamentarios consideran que esta regulación se debe realizar ya, pues ya hay varios países que están legislando al respecto, y la Unión Europea debería ser, en su opinión, la que lidere el establecimiento de estos estándares. Aseveran, además, que se trata de un tema que urge, sobre todo para clarificar posibles incidentes con una tecnología cada vez más cercana: los coches autónomos. En este aspecto en concreto reclaman un esquema de seguros obligatorio y fondos suplementarios para asegurar que las víctimas de accidentes ocurridos con estos vehículos sean compensadas adecuadamente.

Además, los miembros del Parlamento Europeo han solicitado a la Comisión que considere crear un estado legal específico para robot a largo plazo, con el fin de establecer la responsabilidad civil en caso de posibles daños. En este sentido, recuerda, “el rápido desarrollo de los robots puede conllevar cambios en el mercado laboral a través de la creación, sustitución y pérdida de ciertos trabajos”.  

Es más, el Europarlamento aboga por acotar bien los asuntos éticos en la industria de la robótica, sobre todo en lo relativo al ámbito de la privacidad y la seguridad. No en vano, la propuesta de los miembros del Parlamento pasa por desarrollar un código ético relativo a la conducta de los robots; un documento guía en el que puedan basarse los investigadores y diseñadores de estas máquinas para asegurarse de que operan en concordancia con los estándares éticos y legales y que el diseño de robots y su uso respeta la dignidad humana.

La propuesta incluye incluso la creación de una Agencia Europea de Robótica e Inteligencia Artificial.

 

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios