Tendencias | Noticias | 09 MAR 2015

Integración de servicios, disparidad de dispositivos y reducción de costes, retos de la omnicanalidad

El concepto de omnicanalidad orquestada recoge la idea de coordinación, coherencia y eficiencia, que ha de darse en el acceso a datos y aplicaciones para lograrlo, y llegar hasta él implica diversos desafíos para las organizaciones actuales, según Liferay.
Negocios
ComputerWorld

Para liderar el nuevo el impulso de la innovación ofreciendo a los clientes experiencias de uso óptimas las empresas se deben enfrentar de manera adecuada a varios retos, según Liferay. Por un lado está la disparidad en los dispositivos de acceso. El desarrollo móvil está inherentemente fragmentado desde sus orígenes, existiendo un amplio abanico de sistemas operativos, tamaños de pantallas, plataformas y herramientas de desarrollo, y otras muchas variables que hacen que el desarrollo “móvil” requiera equipos especializados y multidisciplinares.

 

Además, se enfrentan a la ntegración de los servicios móviles con los sistemas de información existentes, a los que estarán asociados los diferentes procesos de negocio y que estarán implantados en uno o varios sistemas de gestión (portales de contenidos, sistemas ERP, CRMs…). Una parte del desarrollo pasará por extraer de estas fuentes la información relevante, actualizar su estado o disparar procesos de negocio si así se solicita.

 

También están las restricciones de costes y tiempos de implantación. A la doble heterogeneidad marcada por las variables en los dispositivos de acceso y en los sistemas empresariales de TI, es necesario añadir las restricciones de presupuesto y tiempo con las que es habitual encontrarse en cualquier proyecto de desarrollo de software. En este punto será clave contar con herramientas adecuadas que faciliten el acceso multicanal, aceleren el desarrollo y la puesta en producción de las nuevas soluciones ofertadas.

 

Dada la complejidad de las arquitecturas y la dificultad a la que se enfrentan los desarrollos que dependen de ellas, muchas organizaciones abordan los retos adoptando el concepto de orquestación de servicios. “Así, nos encontramos con un sistema “fachada” que actúa de puerta de entrada o gateway, ocultando al exterior toda la complejidad de los sistemas internos, y ofreciendo acceso a los servicios empresariales de forma segura, escalable y extensible, pero sobre todo, sencilla de consumir desde sistemas externos de cualquier tipo”, destaca Jorge Ferrer, vicepresidente de Ingeniería de Liferay.

 

En el marco de esta era de omnicanalidad, vuelven a cobrar relevancia viejos conceptos como SOA, reinterpretados en términos como “microservicios”, y que abogan “porque los equipos de operaciones puedan desplegar y gestionar cada servicio sin dependencias ni restricciones innecesarias, algo extremadamente positivo para introducir mejoras para los clientes, evolucionar y ofrecer una mejor experiencia de uso”, concluye Ferrer.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información