Tendencias | Noticias | 05 JUN 2017

La productividad de las fábricas inteligentes crecerá un 27% en los próximos cinco años

Según el informe Smart Factores de Capgemini, este aumento podría aportar 500.000 millones de dólares a la economía mundial.
Fabricación conectada
Redacción

Gracias a la mejora de la productividad y a una mayor flexibilidad, las fábricas inteligentes experimentarán una reducción significativa de sus costes de explotación. El estudio señala que la mayoría de las empresas consultadas ya están acometiendo la digitalización de sus plantas en diferentes niveles de implementación, mientras que el 16% afirma que no ha puesto en marcha ninguna iniciativa para la digitalización. Las inversiones en fábricas inteligentes se están multiplicando: en los últimos cinco años, más de la mitad de las empresas consultadas ha invertido 100 millones de dólares o más en el desarrollo de fábricas inteligentes y un 20% ha realizado inversiones de al menos 500 millones de dólares.

Los sectores que lideren esta transición serán el aeroespacial, defensa, producción industrial y automoción, en los que ya trabajan personas junto a máquinas inteligentes.

“Un efecto secundario de la globalización hace que las empresas se enfrenten a una mayor variedad de competidores, si bien disponen de tecnología y herramientas para lograr una mejora constante. Para ser más creativos y destacar de entre el resto, utilizamos la tecnología para dar más fuerza a nuestra oferta de productos”, explica Paul Boris, vicepresidente de Industrias Manufactureras de GE Digital. “Por ejemplo, abrimos nuestra primera fábrica inteligente en 2015 y hemos podido reducir los tiempos de parada no programados un 10-20%.”

A pesar de ésto, según el informe, sólo el 6% de las empresas encuestadas se encuentra en un nivel avanzado de digitalización de la producción. De hecho, el 21% de las empresas consideran que sus plantas serán inteligentes a finales de 2022.

“El estudio deja patente que estamos inmersos en la revolución industrial digital y que el impacto en la productividad será profundo”, afirma Jean-Pierre Petit, responsable mundial del área de digital manufacturing de Capgemini. “Los próximos años serán críticos a medida que los fabricantes se esfuerzan en mejorar sus capacidades digitales y en focalizarse de la manera más apropiada para la optimización de sus beneficios comerciales.”

Más de la mitad de las empresas está proporcionando formación en competencias digitales a sus empleados.

Gregoire Ferre, director del área digital de Faurecia, comenta: “En Faurecia la conjunción entre nuestros empleados y la tecnología inteligente ha sido un éxito. Por ejemplo, utilizamos robots avanzados en aquellas áreas que arrojan problemas ergonómicos, lo que crea, así, un entorno de trabajo más seguro para los trabajadores y permite que estos dediquen una mayor atención a otras tareas más importantes”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios