Tendencias | Noticias | 24 MAR 2010

Los grandes proveedores de software se centran en la mediana empresa

En términos de operaciones de TI, 2010 puede ser un buen año para las pequeñas y medianas empresas ya que tanto IBM, que apuesta por el modelo tradicional, como Microsoft, más enfocado en la nube, han empezado a centrarse en ellas.
Computerworld

A la hora de ofrecer soluciones para las medianas empresas, la única duda que surge es elegir dónde poner a funcionar sus aplicaciones, si en la nube o en su propia empresa. Ambos acercamientos ofrecen ventajas que, hasta la fecha, estaban fuera del alcance de las pymes, desatendidos durante años por los grandes proveedores, según los analistas. En esta misma línea, y aunque los detalles de su oferta cloud aun no están del todo claros, Microsoft ya tiene un área lista para ofrecer estos servicios: el de la pequeña y mediana empresa, señaló Birger Steen, vicepresidente de Microsoft para SMB (Small and Medium Business). Y es que, la compañía ve en este sector un mercado sin explotar.

El negocio está en la nube

En términos generales, dentro del negocio SMB se integran las organizaciones de unos 500 empleados y Microsoft estima que hay cerca de 150 millones de SMB en todo el mundo, de los cuales sólo 10 millones usan TI y de una forma más rudimentaria. “Muchas de estas empresas cuentan con escasos recursos y lo que busca son opciones de bajo coste y fáciles de mantener. Por ello, queremos acercarles la tecnología de una forma cómoda para ellos, es decir, a través del cloud computing”, apunta Steen.

Básicamente, cloud computing ofrece a este tipo de empresas ventajas no disponibles con anterioridad. Por lo general, las pequeñas y medianas empresas han tenido que conformarse con versiones reducidas del software empresarial de los grandes fabricantes, o software de proveedores menos conocidos y más difíciles de mantener. Sin embargo, la tecnología en la nube permite a las pymes beneficiarse de las características de las grandes corporaciones en términos de fiabilidad. Además, reduce los gastos de inversión para nuevos equipos.

En esta línea, Microsoft está tomando una posición tan optimista con respecto a la tecnología cloud que a principios de este mes la compañía suspendió el desarrollo de su Enterprise Business Server (EBS), un paquete de software dirigido a las empresas más pequeñas. Según Steen, EBS no funcionó por diversas razones: En primer lugar, porque las pequeñas y medianas empresas tienden a comprar su software poco a poco, por lo que desplegar un conjunto integrado significaría reemplazar el software en perfecto estado, algo que las organizaciones se niegan a hacer. Otra razón es la virtualización, ya que las empresas han ido consolidando el software en menos servidores.

Por ello, Microsoft está asesorando a las pequeñas y medianas empresas para que consideren la productividad de su organización a través de la nube, incluyendo el Business Productivity Online Suite (BPOS), que cuenta con un gran número de componentes on line, como Microsoft Exchange (para e-mail y calendarios), Sharepoint (para compartir archivos), Office Live Meeting (para reuniones virtuales) y Office Communications Online (para mensajería). Hasta la fecha, según Steen, más de un millón y medio de usuarios han probado BPOS y muchos han sido pymes.

El tradicional se resiste

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo en los beneficios de cloud para la pyme. “La idea de que todo se moverá a la nube es un poco ingenua, especialmente con las pequeñas empresas, que aun ve la necesidad de tener sus datos almacenados en su propia empresa”, apunta Caleb Barlow, director de SMB de IBM. Entre algunos factores que Barlow destaca como posibles frenos a la nube en estas empresas son las limitaciones del ancho de banda.

La estrategia de IBM en este campo es que con Lotus Foundations una pequeña empresa o sucursal puede ejecutar un servidor con todo el software necesario. Así, incluye software para correo electrónico, calendario, contactos, almacenamiento de archivos y copia de seguridad, así como la suite de productividad empresarial Lotus Symphony. Este modelo resuelve muchos de los problemas que resuelve la tecnología en la nube, apunta Laurie McCabe, directora de la firma de análisis SMB Group. Así por ejemplo, se pueden añadir nuevos programas fácilmente y sus actualizaciones se pueden descargar automáticamente.

No obstante, que una pequeña y mediana empresa utilice un modelo u otro depende de las necesidades específicas del negocio, señala Brad Shimmin, analista de TI de Current Analysis. Un negocio con muchas necesidades regulatorias, especialmente aquellas que giran en torno a la seguridad, no puede tener todo en la nube. Por ello, otro enfoque, según Shimmin, puede ser el modelo híbrido, que ejecuta servicios tanto en casa como on line.

Una cosa si que está clara, y es los dos enfoques, tanto el de Microsoft como el de IBM, suponen buenas noticias para las pymes, “ya que ambas compañías se están dando cuenta de que un sólo tamaño no sirve para todos”.



Contenido gratuito relacionado con IBM:

- La importancia de establecer reglas de negocio



- Agilizar la toma de decisiones aportando valor a su negocio

 

 

Compartir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información