Tendencias | Artículos | 08 MAR 2018

Mujer y TI, un binomio posible

Tags: TI Microsoft HP
Al igual que muchas compañías han afrontado ya su transformación para adaptarse a la era digital, aún les falta por dar un paso en la igualdad de género. Todo un eslabón pendiente para la evolución social y económica de este país.
dia de la mujer
Redacción DealerWorld

El papel de las mujeres es básico en el desarrollo económico y social de este país. Sin su entrada en el mundo laboral, tal y como ocurrió en la década de los 90, el PIB de España del año 2015 hubiera sido un 18% menor según un estudio de McKinsey —The Power of Parity—. Es más, según dicho estudio, si nuestro país apostara en serio por la igualdad haciendo todo lo posible por alcanzar los niveles de los países más avanzados de Europa Occidental, obtendría 110.000 millones de euros adicionales —8 puntos porcentuales— en el PIB de 2025.

“En líneas generales, las empresas españolas han comenzado a tomar medidas, pero hay un amplio margen de mejora. Para acelerar el cambio, debemos asegurar el compromiso directivo al máximo nivel y a largo plazo. Es necesario actuar ante las fugas de mujeres a medida que avanzan en su carrera, y también promocionar a las que ocupan mandos intermedios para que puedan llegar a la alta dirección. Todo ello debe, además, acompañarse de una mejora en el estilo de vida —fomentando la flexibilidad y el equilibrio— tanto de hombres como de mujeres que contribuya a la sostenibilidad de las carreras profesionales directivas”, explica Helena Herrero, presidenta de HP para España y Portugal.

Mucho trabajo por hacer

Razón no le falta. Y eso que mucho el trabajo hecho ya, pero más el que falta por hacer. Sobre todo, en el mundo de las TI. Porque en un mundo digitalizado como el actual, en el que las empresas han afrontado ya, están completando o van a acometer su transformación digital, la igualdad de género es el último eslabón —y pendiente— para la evolución social y económica de este país.

De hecho, el lugar de la mujer en la sociedad es un indicador del nivel de desarrollo y modernidad de un país. Entre 1990 y 2015, el ritmo de crecimiento del número de mujeres en el mundo laboral en España fue el más rápido de toda Europa Occidental: del 42 al 69%. El avance de los últimos años ha sido muy rápido, pero desde un punto de partida muy bajo. Así, las mujeres representan el 19 % de los consejos de administración y sólo el 11 % de los comités ejecutivos. Con este ritmo, se tardaría de 10 a 20 años en alcanzar los niveles actuales de los países europeos más avanzados.

Según todos los datos, el empleo femenino sigue creciendo en España porque cada vez hay más mujeres formadas que ocupan diferentes puestos en el mundo empresarial y otras muchas que deciden emprender. Quizá, en este último caso, para poder conciliar mejor trabajo y familia. Es interesante descubrir cómo nos estamos reinventando y también cómo llegamos con fuerza al mundo laboral. Y esto, sin duda, va a provocar la reducción de la brecha salarial en los próximos años, y también que lleguemos antes a dirigir las grandes empresas y que ocupemos cualquier puesto sin barreras, algo a lo que está ayudando la tecnología. Precisamente, en nuestro sector TI, hay muchas mujeres al frente de las principales multinacionales, como es nuestro caso en Fujitsu”, apunta al respecto Iria Gala Barxa, directora de comunicación de dicha compañía.

Retomando las cifras del estudio de McKinsey, la explicación a la representación desigual en los comités de dirección a la que, entre otras, se refiere Iria Gala Barxa, tiene mucho que ver con el hecho de que las mujeres suelen ascender a puestos de responsabilidad en áreas de apoyo y no tanto a las de gestión de cuenta de resultados. Sin embargo, en el camino a la alta dirección, el 94% de los consejeros delegados de las empresas del Ibex 35 proviene de ese segundo tipo de puestos. “Por todo ello, las mujeres que forman parte del equipo directivo en España tienen cuatro veces menos posibilidades de convertirse en consejero delegado que los hombres”, estima Helena Herrero.

Las barreras para el ascenso de la mujer tienen que ver también con la falta de compromiso visible y continuado por parte de la dirección y con la propia idiosincrasia cultural y estilo de vida en España. “Es un mundo tradicionalmente orientado al sector masculino, por eso todavía, hoy en día, hay más hombres que mujeres. Pero vez más mujeres se están introduciendo más en el mundo de las TI, y de aquí unos años estará más igualado”, admite Vanesa Gómez, marketing manager de Kinyo.

El 75% de los ejecutivos admite, por ejemplo, que las empresas españolas esperan una disponibilidad casi absoluta de sus trabajadores, lo que frena también el avance de las mujeres. “La conciliación familiar es un freno, ya que la mujer es la primera que prioriza la familia a su puesto de trabajo. Es un tema importe para optar a un puesto intermedio y le resta muchas posibilidades”, sostiene Vanesa Gómez.

“Si bien en Microsoft España las mujeres representan un 37% del total de empleados —aún más en el comité de dirección: un 42% —, ese porcentaje es solo el 18% en el sector tecnológico español. Desde hace años tenemos en marcha medidas para fomentar la diversidad e inclusión en la compañía. El desarrollo de programas específicos de atracción y reclutamiento de talento diverso; el establecimiento de medidas de trabajo flexible y de un entorno laboral que garantice su retención; y la definición de planes de carrera que promuevan el crecimiento profesional son clave dentro de nuestra cultura corporativa”, pone como ejemplo Luisa Izquierdo, directora de RR.HH. de Microsoft Ibérica. Y en la misma línea se manifiesta la presidenta de HP para España y Portugal: “Las mujeres representan el 37 % de nuestra plantilla en todo el mundo y somos una de las principales compañías tecnológicas con más mujeres y miembros de minorías en puestos directivos. Actualmente, el 27 % de los ejecutivos de HP —con cargo de director o superior son mujeres—. La diversidad está integrada en todo lo que hacemos y es una de nuestras mayores ventajas competitivas. Porque, como compañía centrada en la innovación, hace tiempo que nos dimos cuenta de que cuantos más puntos de vista, conocimientos y experiencias podamos reunir, mejores serán los productos y soluciones que ofrezcamos a la sociedad”.

Ciberseguridad: faltan referentes femeninos y sobran estereotipos

Sin dudas, uno de los ámbitos donde más se nota la falta de referentes femeninos es la ciberseguridad. Un 11%, según el The 2017 Global Information Security Workforce Study: Women in Cybersecurity. Una cifra que produce sonrojo, y más si tenemos en cuenta que, tal y como apunta dicho informe, para 2022 serán necesarios 1,8 millones de profesionales en este sector, uno de los más activos dentro de las TI. Una gravedad que una encuesta hecha pública recientemente por Kaspersky lab eleva más de lo que ya es. A saber: el 69% de las jóvenes entrevistadas no conocía a nadie que trabajara en el sector de la ciberseguridad, y el 45% de las participantes, con edades comprendidas entre los 16 t los 21 años, ignoraba que existieran carreras en sector.

¿Por qué apenas existen mujeres que trabajen en ciberseguridad? Una explicación, que también concluye la encuesta de Kaspersky Lab, es el peso de los estereotipos; se asocia seguridad informática con la necesidad de poseer conocimientos de programación cuando, en realidad, se necesitan profesionales de distintos campos. Lo que corrobora Silvia Barrera, inspectora de la Policía Nacional: “La ciberseguridad necesita perfiles provenientes de distintos campos, no sólo de la Ingeniería Informática. Es conveniente, y también necesario. Yo soy un ejemplo, y conozco muchos más de mujeres que han estudiado Derecho, Psicología, ADE, Física, Teleco, Criminología, que están trabajando como consultoras de ciberseguridad, ciberinteligencia, analistas, puestos de gestión de la seguridad, haciendo auditorías, servicio de soporte técnico, etc. que disfrutan mucho de lo que hacen y, sobre todo, de lo que aprenden”.

¿De qué manera se puede solventar este desfase que afecta, especialmente, a la ciberseguridad? Atrayendo al talento femenino, y eso se consigue abordando distintos frentes tales como la estimulación del interés de las jóvenes en la escuela. Para ello es vital contar con referentes femeninos que ya desarrollan su profesión en la ciberseguridad con éxito. “La formación es la clave para la igualdad y debemos luchar por una educación que potencie los valores de las mujeres que les ayude a conseguir sus éxitos. Trabajar desde escuelas y hogar para lograr seguir impulsando la creación de empleo femenino de calidad debe ser la línea para seguir”, comenta al respecto la directora de comunicación de Fujitsu; concienciando sobre el impacto de la ciberseguridad en la sociedad actual; y acabando con los estereotipos, con esa imagen de los profesionales de la ciberseguridad como personas con dificultades sociales que trabajan de noche tecleando código.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios