Tendencias | Noticias | 23 MAY 2018

Zuckerberg, un perdón insuficiente para la Eurocámara

El máximo responsable de Facebook ha declarado en Bruselas por el caso Cambridge Analytica ante 12 eurodiputados. El directivo ha evitado responder a preguntas comprometidas y se ha limitado a pedir perdón y reconocer errores.
Marck Zuckerberg en el Congreso
Redacción

 

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, mantuvo ayer en la Eurocámara la misma postura que ante los legisladores norteamericanos el mes pasado. En poco más de media hora, frente a las 10 que estuvo declarando en Washington, pidió perdón repetidas veces por la filtración masiva de datos de los usuarios a la británica Cambridge Analytica y defendió las garantías y estrategias que está siguiendo la red social para salvaguardar la privacidad de las personas de ahora en adelante. Sin embargo, el directivo evitó contestar a ciertas preguntas comprometidas sobre  el intercambio de información entre la compañía y su aplicación de mensajería WhatsApp o respecto a la recopilación de datos de Facebook de ciudadanos que no pertenecen a su comunidad.

En lo que finalmente fue una exposición retransmitida, Zuckerberg utilizó 10 minutos para disculparse y reconocer que no se utilizaron los medios suficientes para evitar la brecha, aunque, aseveró, la firma está ahora mejor preparada para evitar este tipo de escándalos. “Está claro que en los últimos años no hemos podido prevenir que las herramientas que hemos creado se hayan utilizado también para causar daños”, dijo. “Da igual que hablemos de noticias falsas, interferencias extranjeras en elecciones o que los desarrolladores hagan un uso indebido de la información de las personas. No tuvimos una visión lo suficientemente amplia de nuestras responsabilidades”.

La declaración se ha producido solo tres días antes de la entrada en vigor en Europa del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas inglesas). Una ley de la que Zuckerberg dijo que espera cumplir ya que la empresa se puede exponer a multas que ronden hasta el 4% de su facturación anual. Además, hizo hincapié en su compromiso con el Viejo Continente, donde la firma contratará a 10.000 empleados antes de fin de año.  “Las inversiones en seguridad impactarán significativamente en nuestra rentabilidad pero mantener a las personas a salvo siempre es más importante que maximizar nuestras ganancias. La regulación es inevitable, pero no puede ahogar a la innovación”.

 

Estupor entre los eurodiputados

Para la mayoría de expertos, las palabras del máximo mandatario de Facebook aún siguen dejando dudas sobre cómo se permitió que ocurriera la filtración y de, si en realidad, se está haciendo lo necesario para evitar casos similares. Algunos de los 12 eurodiputados presentes se mostraron especialmente duros. Como el conservador británico Syed Kamall que dijo que la renuncia de la compañía a detallar ciertas formas de proceder deja a los reguladores tratando de “curar una patología sin saber exactamente cuál es la enfermedad”.

Por otra parte, el miembro de los Verdes, Philippe Lamberts, se mostró indignado porque realizó seis preguntas a las que solo debía responder ‘sí o no’ y no contestó a ninguna.

 

Medidas tomadas

Una de las cuestiones sobre las que giró la sesión fue si Zuckerberg habilitaría alguna herramienta para que los no usuarios de la red social puedan saber qué sabe la empresa de ellos. La respuesta fue no, aunque presumió de haber cerrado más de 200 aplicaciones desde que se destapara la filtración. Una brecha que acabó con la británica Cambridge Analytica en bancarrota y con el cierre echado.

En los próximos días Zuckerberg se reunirá con el presidente francés, Emmanuel Macron, pero hasta el momento se ha negado a comparecer ante los legisladores británicos, país de origen de Cambridge Analytica.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios