Transformación digital | Noticias | 26 JUN 2017

El Gobierno adaptará la LOPD a las consignas del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos

La reforma pretende aclimatarse a un nuevo escenario en el que la evolución tecnológica, la globalización y la generación de cada vez más volumen de información son una constante.
Movilidad empresarial
Redacción

 

El Gobierno ha aprobado un anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de Datos para adaptarlo al nuevo Reglamento europeo (GDPR) que entrará en vigor el próximo 25 de mayo de 2018. Este último tendrá un carácter más restrictivo, obligará a la notificación y expondrá a las compañías a multas de hasta el 4% de su facturación anual si incumple sus disposiciones. “Ante la realidad de una sociedad más globalizada, el objetivo de esta reforma es conseguir en todo el espacio comunitario una regulación de carácter más uniforme de este derecho”, señalan desde la institución.

La reforma, propuesta por el ministro de justicia, Rafael Catalá, introducirá varias novedades, como el tratamiento de los datos de las personas fallecidas por parte de los herederos. Asimismo, se excluye el consentimiento tácito, debiendo ser expreso y afirmativo y se establece la presunción de exactitud y actualización de los datos obtenidos directamente del interesado.

En cuanto al tratamiento de los datos, se incide en los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación del tratamiento, portabilidad y oposición se introduce la obligación del bloqueo que garantiza que esa información quede a disposición de un tribunal, el Ministerio Fiscal u otras autoridades competentes para la exigencia de posibles responsabilidades derivadas del tratamiento. La reforma tendrá que ser aprobada también por la Agencia Española de Protección de Datos.

Esta adaptación de la Ley Orgánica de Protección de Datos se vuelve necesaria si no se quiere ver sustituida del todo por la nueva normativa europea. La evolución tecnológica, la globalización y el constante volumen de información como de transacción de información generado por las organizaciones han hecho necesario establecer un reglamento más sólido que aumente la protección de los ciudadanos. Así, se introduce también en las empresas la figura del Delegado de Protección de Datos (DPO, de sus siglas en inglés) y se inició hace meses ya una carrera por adaptarse a las vicisitudes de la ley. En cualquier caso, y a falta de menos de un año para su entrada en vigor, más del 50% de las organizaciones del continente afectadas por este cambio no estarán totalmente preparadas para dicha mayo de 2018, según un estudio de Gartner. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información