| Artículos | 07 MAY 2004

AETIC

María J. Marzal.
La noticia llevaba mucho tiempo circulando por el sector, pero no fue hasta el mes pasado cuando se formalizó el nacimiento oficial de AETIC (Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de España). Es decir, la unión de las ya extintas ANIEL y Sedisi. Los motivos parecen encontrarse en la propia evolución del sector de las Tecnologías de la Información y de las Telecomunicaciones hacia el concepto de la convergencia. Hasta aquí todo correcto. La pregunta es conocer si además de cambios de nombres y de cargos, AETIC va a actuar como un verdadero impulsor de la Sociedad de la Información o más bien se va a limitar a lo conocido hasta la fecha, que sinceramente no ha sido mucho, y esto es algo que recojo de opiniones del propio sector. Es más, y ajustándonos a la actual realidad creo que en un momento en el que el sector TIC se ha quedado huérfano de ministerio sería interesante la existencia de un organismo –podría ser AETIC– que actuará como un verdadero dinamizador de las TIC en todos los ámbitos: público y privado. Un organismo, en el que por supuesto, se evitaran los protagonismos individuales y regionales. Y esto es algo que ya ha manchado en cierto sentido el nacimiento de AETIC con la creación de ATEL (Agrupación de Tecnologías Locales) que acoge a siete de los mayores fabricantes españoles de ordenadores. Empezamos mal, ya que queda demostrado con su actuación que estas empresas no consideran a AETIC un organismo válido y suficiente para conseguir sus objetivos. Es obvio que España no ha sido muy proclive al asociacionismo pero creo que objetivamente se debería apoyar, en principio, cualquier iniciativa que favorezca e impulse el desarrollo de la SI en nuestro país y no los intereses particulares de unos pocos.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios