"Debemos usar las TIC para facilitar la relación con el contribuyente"

Santiago Segarra, director de informática tributaria de la AEAT

Estar al frente de uno de los organismos públicos que trabaja más activamente con las Tecnologías de la Información coloca a Santiago Segarra en una posición privilegiada para conocer cómo las TIC pueden ayudar a mejorar los servicios al ciudadano.

La figura del responsable TIC es clave en su organización. ¿Lo percibe así la dirección?
- Sí y muestra de ello es el hecho de que en la AEAT el director del departamento de informática forma parte del comité de dirección, lo que es importante por dos razones. La primera, porque este departamento puede conocer de antemano y con información suficiente, las actividades que la Agencia planea emprender y así tomar las medidas tecnológicas adecuadas. La segunda es que a través del director de informática este departamento puede proponer soluciones y alternativas tratando de aprovechar al máximo las posibilidades de las TIC. El papel del informático en la AEAT no se limita a ser un proveedor de servicios para el organismo, sino que es un profesional que propone ideas de forma activa. Esta circunstancia permite que la AEAT se anticipe a las demandas de los ciudadanos. Nuestro objetivo es aprovechar las TIC para que el contribuyente que quiera cumplir con su deber lo haga de la forma más sencilla posible.

¿La diferencia de la AEAT se da incluso frente a organismos similares de países de la UE?
- La AEAT tiene una gran ventaja. Hace más de veinte años, al diseñar el sistema de información se contemplaron todos los impuestos, procedimientos y unidades departamentales: se creó un único esquema de información. Ésta ha sido una condición necesaria para nuestra actual oferta de servicios. Al contrario, en otros organismos similares de la UE se crearon diversos sistemas de información, en función de impuestos, departamentos, funciones y unidades territoriales. Esta falta de integración de los sistemas se ha convertido en su gran handicap y les impide desarrollar todas las posibilidades de las TIC.

¿Qué tecnologías son críticas para la AEAT?
- Desde el punto de vista de la asistencia al ciudadano, son claves las comunicaciones, que permiten la interacción entre los contribuyentes (o de los profesionales tributarios que actúen en su nombre) y la Administración, no sólo para que los primeros cumplan con sus obligaciones tributarias, sino también para proporcionar sugerencias. Desde el punto de vista del control, las TIC permiten analizar las declaraciones de los contribuyentes y otra información para determinar cuáles tienen mayor riesgo fiscal y centrar nuestras actuaciones en ellos.

¿Qué iniciativas son punteras en su dirección?
- Además de asistir al contribuyente, ahora estamos volcados en mejorar el cumplimiento de las directrices que marca el Plan de prevención contra el fraude mediante el uso de las TIC.

¿La AEAT gestiona su infraestructura?
- Los servidores que contienen información confidencial sobre transacciones personalizadas, en las que se exige la identificación electrónica del usuario, pertenecen a la AEAT y se gestionan internamente. Pero los servicios que no están personalizados, que tienen contenidos estáticos de información, como legislación, bases de datos de preguntas frecuentes, programas de ayuda, etc., residen en un servidor externo, que gestiona Telefónica.

¿Cuáles son sus retos para el futuro?
- Saber aprovechar las oportunidades que ofrecen las TI, atender las demandas del usuario, mantener el nivel de prestación en la asistencia y cumplir con los compromisos del Plan de prevención contra el fraude.

Webinar 09/12/21

Revista Digital

Próximos Webinars

Be Data Ready

Communications Platform for Business

ebook shift in retail Retail

Modern Data Experience

Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: