| Artículos | 14 MAY 2004

El 55% de las empresas que tienen herramientas anti-spam cree que éstas son inadecuadas. Según el Spam Monitor Survey de 2004, realizado por la compañía Clearswift

Las tecnologías con las que cuentan las empresas para blindarse contra el spam fallan porque los responsables de las compañías no las configuran ni coordinan bien. Al menos, ésta es la conclusión de un estudio llevado a cabo por la compañía Clearswift, que asegura que, aunque más del 72% de las organizaciones cuenta con herramientas en sus sistemas para protegerse del correo no deseado (spam), el 55% cree que son inadecuadas.

Según las conclusiones extraídas del informe Spam Monitor Survey de 2004, llevado a cabo de forma on-line por la compañía Clearswift, junto con TRUSTe, un programa de certificación privado y sin ánimo de lucro, y que recibió más de 1.200 respuestas de empresarios de todo el mundo, más del 72% de las organizaciones dispone de algún tipo de herramienta en sus sistemas para protegerse del correo no deseado. Sin embargo, el 55% cree que éstas son inadecuadas. Estas afirmaciones no sólo revelan los agujeros que existen en las herramientas tecnológicas que usan las empresas para defenderse contra el incómodo y costoso spam, sino también las deficiencias en su gestión. De hecho, según la encuesta, la escasez de conocimiento sobre estas herramientas por parte de sus usuarios contribuyen en gran medida a la inefectividad de éstas. Sólo unas cifras: un 36% de los encuestados nunca ha actualizado y reconfigurado sus herramientas anti-spam, mientras que un 69% no utiliza software de filtrado de Internet junto con tecnología de filtrado de correo electrónico para combatir el spam. El problema es que, según Clearswift, si no se actualizan las herramientas de protección contra el spam es imposible mantenerse protegidos debido a la constante evolución de éste, por lo que cualquier solución contra el correo electrónico no deseado es inútil. Asimismo, la compañía apunta al software de filtrado de páginas web como indispensable para bloquear el spam HTML, habitualmente utilizado por los spammers para burlar el filtrado de SMPT gateway.

Consecuencias de una mala configuración
Otra consecuencia de configurar mal las herramientas anti-spam es el incremento del índice de los llamados “falsos positivos”, es decir, los correo que, siendo legítimos, son considerados spam por la herramienta. Según el estudio, entre el 5 y 25% del tráfico legítimo recibe un 14% de falsos positivos. Asimismo, el informe revela que un 3% de empresas tiene un índice del 25% de falsos positivos. Otro factor que repercute negativamente en la lucha contra el spam es el hecho de que la participación de las organizaciones en iniciativas internacionales para controlar el correo electrónico no deseado es baja.
El informe asegura que sólo el 14% de las organizaciones toma parte en este tipo de iniciativas. Finalmente, la encuesta destaca que existen otras deficiencias de seguridad de las que los spammers se aprovechan. Un ejemplo de ello es que el 24% de las organizaciones admite que fueron utilizadas como “servidor abierto”, es decir, cuando se utilizan los servidores de una compañía por terceros sin su conocimiento, para enviar este tipo de correos y un 34% ni siquiera sabe si han sido utilizados. Asimismo, un 30% no sabe si un spammer ha utilizado sus redes inalámbricas Wi-Fi con este propósito.
El estudio se basa en las respuestas de 1.260 profesionales entre el nivel medio y senior de directivos de Tecnologías de la Información. La encuesta es representativa de todos los sectores de la economía en distintos países.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios