| Artículos | 04 FEB 2000

El ciclo de vida útil de un PC ha quedado reducido a tan sólo tres años, según IDC

Tags: Actualidad
Debido a la bajada de los precios de este segmento
La bajada de precios que en los últimos tiempos se está produciendo dentro del segmento de los PCs ha provocado que la sustitución de una máquina por otra se produzca cada vez más rápidamente. Esto ha conducido a la consultora internacional IDC a realizar un estudio sobre la vida útil del ordenador, y sus conclusiones no son halagüeñas: el valor de un PC es inexistente a los tres años de su compra.

De acuerdo con la consultora, los tres años suponen realmente el punto final, a partir del cual el PC deja de tener algún valor. Incluso algunos indicadores apuntan a que ya en el segundo año tras la adquisición ese valor comienza a desaparecer. Según IDC, cuando un usuario compra un PC cuenta con 36 meses para amortizarlo. Si no lo ha hecho en ese período de tiempo, perdería dinero, puesto que tras tres años le merece la pena comprar una nueva máquina, cuyo valor en ese trienio se ha reducido considerablemente.

Los fabricantes son los protagonistas
“Los fabricantes bajan continuamente los precios, y cada vez en mayor medida se introducen en el mercado procesadores más rápidos que reemplazan a los otros más lentos y más caros”, señala Kevin Burden, analista senior de IDC. “Cuanto más dispuestos estén los usuarios a comprar PCs más potentes a precios menores menor será ese ciclo de vida del que habla este reciente estudio”, apostilla este directivo.
Para Burden, es vital que las compañías entiendan que, si ponen toda la carne en el asador a la hora de lanzar un PC, deben considerar seriamente ese ciclo de vida. Si esto no se hace, corren el riesgo de sustituir antiguos modelos por otros más recientes que a su vez serán ya “inservibles” en tres años, con lo que la inversión para la fabricación de ese PC no será proporcional a la demanda por parte de los usuarios. Es decir, se gasta mucho dinero en mejorar las prestaciones esenciales del PC que luego no se recupera a pesar de que el volumen de ordenadores comprados sea muy grande, incluso mayor que el producido en años anteriores.

La importancia de los periféricos
De esta manera, y a pesar de que habría otras formas (mucho más complicadas, indica la consultora) para no caer en estas pérdidas, IDC recomienda a los fabricantes que no sólo conozcan los plazos impuestos como ciclo de vida de los ordenadores que tienen en el mercado sino, y muy especialmente, cómo se va moviendo ese tiempo en la banda estipulada entre el primer año y los 36 meses, puesto que poco a poco esta cantidad se irá reduciendo, con lo que las pérdidas serían considerablemente mayores.
Sin embargo, otra solución puede ser ofrecida por los periféricos. Hay que tener en cuenta, según IDC, que el ciclo de vida de un ordenador también depende de todos aquellos periféricos y dispositivos que se conectan a él, con lo que otra manera de alargar ese ciclo de vida del PC sería la de mejorar de una manera continuada esos componentes.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios