| Noticias | 08 OCT 2012

El Congreso de EE.UU quiere vetar a Huawei y ZTE por suponer una amenaza a la seguridad nacional

Un informe de la Comisión de Servicios de Inteligencia del Congreso de Estados Unidos cree que Huawei y ZTE podrían suponer una amenaza para la seguridad nacional y pide que ambas compañías sean vetadas en cualquier operación de fusión o adquisición.Tanto Huawei como ZTE se han defendido de las acusaciones y el gobierno chino solicita a Estados Unidos que "deje de lado los prejuicios".
Bárbara Madariaga

Tras un año de investigación, la Comisión de Servicios de Inteligencia del Congreso de Estados Unidos ha publicado un informe en el que considera que las empresas chinas Huawei y ZTE representan una amenaza para la seguridad nacional. A la hora de realizar esta afirmación, la Comisión considera que ninguna de las dos compañías ha sabido explicar cuál es su relación con el gobierno chino, y cree que tanto Huawei como ZTE  podrían estar influenciadas por China para socavar la seguridad de Estados Unidos.

Así, recomienda que sea vetada la participación tanto de Huawei como de ZTE en cualquier operación de fusión o adquisición en el mercado de Estados Unidos.

El informe recomienda a las empresas estadounidenses que adquieran productos de otros fabricantes. Es más, Mike Rogers, presidente de la Comisión, ha asegurado, en una entrevista en CBS News, que “si yo fuera una compañía americana de hoy en día que me preocupo por la propiedad intelectual, por la privacidad de los consumidores y por la seguridad nacional de Estados Unidos de América, trataría de buscar otro fabricante”.

El informe podría dañar la reputación tanto de Huawei como de ZTE, que ya se han enfrentado a otras acusaciones sobre la utilización de sus equipos para espiar las redes de telecomunicaciones de Estados Unidos.

Reacción de China

Las reacciones a estas acusaciones no han tardado. Según publica AFP, Hong Lei, ministro portavoz de China, ha asegurado que esperan que “el Congreso de Estados Unidos deje de lado los prejuicios, respete los hechos y haga cosas que beneficien a la cooperación económica entre China y Estados Unidos en vez de lo contrario”.

Hong Lei, además, ha defendido tanto a Huawei como a ZTE destacando que “las empresas de telecomunicaciones china están comprometidas con la cooperación internacional de acuerdo a las normas de economía de mercado y se ha demostrado que su inversión es beneficiosa tanto para Estados Unidos como para China”.

Reacción de Huawei y ZTE

Huawei y ZTE
han negado las acusaciones realizadas por la Comisión de Servicios de Inteligencia de Estados Unidos. “La seguridad y la integridad de nuestros productos han sido probadas en todo el mundo” ha destacado Scott Sykes, portavoz de Huawei, quien además ha señalado que su compañía mantiene negocios en al menos 150 mercados y con más de 500 operadores de telecomunicaciones. “Estos son los hechos y hay que dejar de lado la política” ha asegurado en un mensaje de correo electrónico.

Por su parte, David Dai Shu, portavoz de ZTE, ha asegurado que ZTE esperará a que se de a conocer el informe para realizar algún comentario. No obstante, el pasado 25 de septiembre, ZTE preguntó al Congreso los motivos por los que la compañía estaba siendo investigada si la mayoría de los fabricantes occidentales fabricaban sus productos en China.

Sin embargo, la Comisión de Servicios de Inteligencia ha justificado la investigación tras comprobar el creciente número de ciberataques provenientes de China, algo en lo que, en su opinión, podrían estar colaborando Huawei y ZTE. 

Qué opinan los analistas

Los analistas, por su parte, creen que las acusaciones vertidas sobre ZTE y Huawei tienen un fondo político. Es más, en opinión de David Wolf, CEO de Wolf Group Asia, “éste no es sólo un problema que afecta a Huawei y ZTE, sino que, si hay un problema, afecta a todos” y resalta que la mayoría de los fabricantes de equipamiento de telecomunicaciones fabrican sus productos en China.

Por su parte, Matt Walker, analista de Ovum, cree que la política está en el centro de las investigaciones. “Es año de elecciones. Estamos a menos de un mes para que los ciudadanos vayan a votar en Estados Unidos y la amenaza China es un tema potente” políticamente hablando.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios