| Artículos | 28 MAY 2004

El grupo hospitalario USP potencia la inversión en tecnología

Incrementa la eficiencia y reduce costes
Eva Martín.
La sanidad privada echa mano de la tecnología para diferenciar su oferta y para mejorar sus procesos. Durante este año USP aborda varios proyectos para modernizar su sistema de información. Entre ellos resalta la implantación de un sistema de reconocimiento de voz para generar informes médicos y la dotación al personal de enfermería de ordenadores de mano con conectividad Wi-Fi.

Todos estos proyectos están liderados por el personal de sistemas de la propia USP Europe (United Surgical Partners). Su director de Sistemas de Información, Santiago Raventós, explica que “tenemos un departamento de sistemas de información central que da servicio a todos los centros, a nivel de programación, del ERP, de comunicaciones, y de microinformática. Luego en cada centro tenemos un informático que lo que hace es sacar adelante el día a día y solucionar las necesidades de los usuarios que se van produciendo en el centro”. Ese informático es el manager de IT que depende jerárquicamente del director financiero, pero que funcionalmente informa al director de sistemas de información. Aparte de estos managers de cada hospital, en la central hay un técnico de sistemas, encargado del sistema de comunicaciones y de las configuraciones de servidores. También hay un product manager, que coordina el desarrollo de la aplicación de gestión hospitalaria, denominada AHM (Advanced Hospital Management), hecha en casa. El equipo se completa con un analista grabador y un analista programador, dedicados a temas de Internet en la central.
Precisamente esta aplicación AHM es una de las fortalezas del grupo USP; constituye su propio HIS (Sistema de Información Hospitalaria). Ha sido desarrollada en 4GL (lenguaje de cuarta generación) y en última instancia genera RPG (programa generador de informes). Se creó en 1994 dentro del Instituto Dexeus de Barcelona cuando este hospital todavía no pertenecía a la red de USP. “Lo hicimos pensando en las necesidades de los usuarios y escuchándolos mucho. Ésta es la principal ventaja de la aplicación, que está construida dentro del propio hospital, y no por un proveedor externo que tiene menos conocimientos de lo que es el negocio hospitalario”, resalta Santiago Raventós. Cuando en 1998 el Instituto Dexeus fue incorporado a USP, se decidió que AHM fuera la aplicación corporativa a nivel de grupo en España, porque permite gestionar todo el ciclo asistencial de un hospital privado. Esto abarca “la administración del paciente desde cualquier puerta de entrada, además integra todo el sistema de enfermería de plantas, todo el aprovisionamiento tanto en farmacia como de fungibles, incluido el sistema de unidosis. También integra todo el troncal de facturación y de relaciones con las compañías de seguros, porque en el caso de un hospital privado, sus clientes son las compañías de seguros y hay una negociación que es muy diferente dependiendo de cada compañía”, comenta Raventós. Además este sistema enlaza con la contabilidad en tiempo real, aunque el programa contable sea un producto de terceros, de Ecofin. La contabilidad se va nutriendo automáticamente y haciendo asientos. “Todo lo que va generando la aplicación es toda la actividad en las plantas, en los quirófanos, en las consultas externas... Todo esto el sistema lo va consolidando en una base de datos SQL”, señala Raventós. Luego el data warehouse que han implantado en la central conjuntamente con MicroStrategy muestra toda la información consolidada, para que cualquier gestor pueda acceder a la base de datos y ver qué está pasando exactamente en cada centro.
En España el grupo hospitalario USP Europe cuenta con 21 centros sanitarios en las ciudades de Barcelona, La Coruña, Madrid, Marbella, Murcia, Sevilla y Vitoria. Es una red privada de servicios de asistencia sanitaria compuesta por hospitales, policlínicas y centros de consultas, de cirugía ambulatoria y de diagnóstico por la imagen. Atienden al año a más de un millón de pacientes con sus 1.500 empleados, de los cuales 1.300 son médicos. Con estos pacientes la facturación de USP durante el año pasado (107 millones de euros) aumentó un 12,8%. Sus principales clientes son las aseguradoras, que representan dos tercios de las ventas.
Probablemente el énfasis que USP pone en las tecnologías de la información y la comunicación haya ayudado a que su resultado bruto de explotación (EBITDA) haya mejorado durante 2003 en un 19,5%, hasta alcanzar los 16,7 millones de euros. Una muestra es el proyecto de dotar con PDA inalámbricos al personal de enfermería. Es un colectivo que tradicionalmente no usa los sistemas de información. Buscan herramientas para que las enfermeras puedan ir paseando por la clínica mientras introducen la información. “El truco de los sistemas de información, sobre todo en la sanidad cuando trabajas con médicos y enfermeras, es que ellos los utilicen sin darse mucha cuenta de que los están usando. Tienen que ser transparentes”, puntualiza Raventós. Para los ordenadores de mano en USP han desarrollado una aplicación de cuidados de enfermería que trabaja en Wi-Fi. Permite que la enfermera a pie de cama pueda hacer todas las tomas de datos introduciéndolas directamente en el PDA. De esta aplicación se han hecho tres prototipos, tras muchas consultas con las propias enfermeras y después de recopilar las sugerencias enviadas por Internet a un foro interno. Todavía están en fase de pruebas. “La idea es que en septiembre esté instalado en una planta de cada hospital para la gente del hospital vuelva a darnos su opinión”, aclara Raventós. Tras los retoques necesarios, se iría implantando en el resto de las plantas de cada hospital. A mediados de 2005 la implantación habría concluido. Quieren que toda la cobertura de la red inalámbrica sea con equipos de Cisco y en cuanto a las terminales están barajando modelos de PDA de Compaq y de Toshiba. También están pensando en tablet PC de Toshiba o de Viewsonic, y están a la espera de que salga al mercado un híbrido de tablet PC y PDA de Philips. Tiene hecho el presupuesto inicial. Según Santiago Raventós “la compra de licencias de la herramienta de desarrollo ronda los 37.000 euros; es el JWalker. Por centro tenemos establecida una partida de 6.000 euros para la cobertura inalámbrica más las PDA de enfermería, para lo que hay provisionados 1.500 euros para el prototipo”.
Pero aquí no terminan los proyectos de USP. Planean instalar un sistema de backup teledirigido en SAB (System for Automatic Backup). Asimismo tienen previsto converger los datos en la misma red y quieren empezar a trabajar técnicamente con voz sobre IP el año que viene. Tienen contratadas líneas punto a punto con Comunitel, con un ancho de banda de entre 0,5 y 2 Mbps. Anualmente se gastan en comunicaciones 140.000 euros. Al cambiarse de operador han conseguido ahorrar un 17% de costes y quintuplicar el ancho de banda. “Tenemos todos los centros conectados con una red de videoconferencias y también estamos pensando en el tema de telemedicina”, concluye Raventós.


Reconocimiento de voz para la creación de informes médicos
--------------------------------------------------------------------------------------
El año pasado USP decidió implantar un sistema de reconocimiento de voz para la emisión de informes médico

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios