El software de gestión de automoción debe adaptarse a la nueva normativa europea de distribución de automóviles

Hasta hace unos meses, la estructura clásica de una empresa concesionaria de automóviles estaba definida en cuatro actividades: venta, taller, almacén y administración, todo el+lo en exclusiva para un mismo fabricante y en un determinado territorio geográfico. Lógicamente, el software de gestión de automoción ha estado adecuado a esta estructura empresarial. Con la entrada en vigor de la nueva normativa europea de distribución de automóviles, el pasado 1 de octubre de 2002, van a aparecer nuevas formas de distribución y nuevos intervinientes diferentes a los del modelo clásico reseñado.
Además de los grupos de concesionarios, propiedad de un solo empresario, que ya existían, aparecerán “federaciones de empresas” compuestas por: empresas propias, independientes, distribuidores agregados, franquicias, empresas monoactividad, que se constituirán en los nuevos distribuidores de un determinado territorio geográfico bastante más extenso que antes y lo cubrirán con su propia “red de distribución” es decir, con instalaciones propias y de independientes. Las nuevas organizaciones deberán permitir al “front office” focalizarse en los procesos de venta, servicios y atención al cliente y que desde una estructura central se gestionen todas las operaciones “back-office”: Contabilidad, Marketing, Clientes, gestión y administración de TI, dirección y coordinación, gestión de compras, gestión de recursos comunes, etcétera. A pesar de que, según Bruselas, todos estos cambios no serán inmediatos, ya que "la adaptación del sector se hará con suavidad", estas nuevas estructuras van a tener ya, necesidades de información muy diferentes y el software de gestión de automoción comúnmente denominado DMS (Dealer Management Systems) deberá evolucionar en su arquitectura, tecnología, funcionalidad y modularidad para alinearse con este cambio y poder dar respuesta a los “Clientes renovados ”.
Necesitará una arquitectura funcional que permita la multi-marca, multilengua, multi-actividad, multi-sitio y con unidades de negocio que permitan establecer unidades organizativas dentro de las compañías para una mejor administración, configuración, control, seguridad y reporting. Esta visión corporativa debería incluir la potencialidad del software para permitir: gestión de datos y clientes, marketing, administración y otras funciones en back-office. El análisis del negocio y reporting también cambiarán: será necesario mayor énfasis en la medición del rendimiento y la rentabilidad en contra de los reportes actuales basados en los estándares contractuales con el fabricante.

Todo el sistema deberá estar orientado al “cliente”
Serán necesarios nuevos módulos CRM con un nuevo sistema de gestión de contactos totalmente integrado con todas las áreas del DMS, y una mayor y más eficaz automatización de la fuerza de ventas. El objetivo será el asegurar la fidelización de clientes y su retención mediante la satisfacción de estos por el servicio y trato recibidos. Asimismo, se introducirán nuevos módulos Web e-Business que permitirán transacciones e intercambio de información con clientes, proveedores y empleados bajo los estándares de integración basados en XML/Web. El reto para los editores de software de gestión de automoción (DMS) está ahora en adecuar sus productos para poder dar respuesta a estas necesidades y a otras que el propio mercado y las nuevas formas de distribución van a demandar. No se tratara únicamente de producto, también habrá que dar nuevos servicios y nuevos tratamientos a los actuales. Además, el propio ámbito europeo obligará a los editores que quieran intervenir, no solo a estar en “su” mercado, sino a internacionalizar y localizar sus productos en diferentes países ya que los clientes podrán (y lo harán) instalarse en esos territorios. Algunos editores de software ya lo han hecho y siguen de cerca los requerimientos de este “cambio”.

Ricardo Piney, Socio de Tesoft Automoción

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital