| Artículos | 14 MAY 2004

Extraer valor de los datos en todo momento y lugar y desde cualquier dispositivo

La oferta de EMC engloba su visión de ILM
Enmarcado en su estrategia ILM (Information Lifecycle Management), cuyo objetivo es ayudar a sus clientes a maximizar el valor de su información, al mínimo precio, en cualquier momento y lugar y desde cualquier dispositivo gracias al almacenamiento en red, EMC ha acometido recientemente la mayor renovación de su cartera de productos. Sus líneas Symmetrix DMX, CLARiiON CX, Celerra y Centera han incorporado significativas innovaciones.

El almacenamiento en red y la concepción de su gestión en función del ciclo de vida de la información es la estrategia sobre la que se sustenta la oferta del gigante de almacenamiento EMC. Basándose en este modelo y con el objetivo de ayudar a sus clientes a optimizar la gestión de sus activos de datos, la compañía realizó el pasado mes de febrero el mayor lanzamiento de productos de su historia. La compañía ha renovado totalmente sus sistemas y ha realizado importantes innovaciones en hardware y software para sus plataformas de almacenamiento de información, tanto de gama alta y media, como de soluciones NAS (Network-Attached Storage) y de contenidos fijos (CAS), lo que comprende los sistemas y software de sus líneas Symmetrix DMX, CLARiiON CX, Celerra y Centera. Como explicó Joe Tucci, CEO de la compañía, durante la presentación de estas novedades, “la industria está experimentando un cambio fundamental. El nuevo mundo gira en torno a la conectividad y al almacenamiento en red y, lo que diferencia a EMC respecto a su competencia es su liderazgo de producto y el hecho de disponer de la mayor oferta de almacenamiento en red, lo que significa que nuestros clientes cuentan con mayor posibilidad de elección”. Según Tucci, aunque la compra realizada de compañías de software puede llevar a pensar lo contrario, EMC sigue siendo una compañía de hardware, aunque enriquecida con software y servicios. Para ello, la compañía invirtió el pasado año un 11,5 % de sus ingresos (más de 700 millones de dólares) en I+D y ha reducido sus ciclos de renovación de productos de 36 meses a un año.
La renovación de la oferta, que demuestra la capacidad de EMC para ofrecer soluciones de almacenamiento, facilitando a sus clientes la reducción de costes, la protección de su información y un mayor rendimiento de todo el ciclo de vida de su información, se ha realizado atendiendo la necesidad de las empresas de disponer de productos basados en estándares y compatibles con sus plataformas actuales, siempre respetando la inversión realizada hasta el momento. En concreto, se han lanzado al mercado nuevos equipos más potentes y más rápidos y con una funcionalidad más rica para todas las series y gamas: gama alta, Symmetrix DMX; gama media, CLARiiON CX; gama NAS, Celerra INS y gama CAS, Centera. Además se han enriquecido llevando a cabo la actualización de las gamas anteriores. Para el entorno mainframe existen nuevas capacidades de continuidad de negocio; y, finalmente, EMC reafirma su compromiso con los estándares abiertos en la SNIA.

Alto rendimiento
Con el fin de llevar el rendimiento del almacenamiento de la información de gama alta a un nuevo nivel y de ayudar a sus clientes a consolidar, gestionar de forma centralizada y proteger grandes cantidades de datos, EMC dispone de los sistemas Symmetrix DMX que, equipados con la nueva tecnología DMX-2, ofrecen un rendimiento hasta un 30% superior a los sistemas Symmetrix DMX configurados igual pero con los actuales directores de memoria. Estas mejoras, realizadas gracias a la potencia que brinda la arquitectura Direct Matrix, permiten duplicar el rendimiento de los Symmetrix DMX originales, lanzados hace un año, lo que les sitúa como los sistemas de almacenamiento con el rendimiento más alto de la industria. La tecnología DMX-2 también se pueden incorporar a los Symmetrix DMX. Entre las mejoras destacan directores de memoria global de 32 GB, que duplican las configuraciones de memoria caché máxima de Symmetrix DMX para llegar a 256 GB; soporte para unidades de discos Fibre Channel de 15.000 RPM y 73 GB de alto rendimiento; la opción de mirroring, parity RAID o la implementación del nuevo RAID5 ofreciendo a los clientes elecciones adicionales para rentabilizar costes; y soporte multiarray para el software de replicación a distancia SRDF/A.
En el mundo del mainframe, hay que destacar el nuevo software EMC AutoSwap. Éste, en combinación con SRDF, se puede usar para migrar cargas de trabajo de almacenamiento de información de manera no disruptiva para realizar balanceo temporal o permanente de la carga, o para trasladar automáticamente mediante switching la carga a un sitio remoto para recuperación ante desastres en caso de producirse un fallo en el sitio primario.

Última generación para segmento intermedio
La gama CLARiiON CX de sistemas de almacenamiento de información en red se ha renovado para ofrecer más potencia, funcionalidad y escalabilidad a un precio ajustado en la gama intermedia. Los nuevos CLARiiON CX300, CX500 y CX700 ofrecen una relación mejor en el ratio precio/rendimiento, un conjunto de herramientas de software para este segmento del mercado y protección de la inversión. Como novedad, hay nuevas funcionalidades de software para CLARiiON mejores y más potentes para replicación de datos, backup y recuperación. La nueva generación utiliza la última versión del entorno operativo FLARE que soporta las nuevas funcionalidades de software y facilita la compatibilidad con los CLARiiON CX previos y sistemas FC4700. Eso sí, los nuevos sistemas siguen ofreciendo la capacidad de combinar tecnologías Fibre Channel y discos ATA para estratificación de información en un solo sistema. La serie incluye los modelos CX300, CX500 y CX700. El primero está orientado a entornos de grupos de trabajo, que requieren funcionalidad SAN y conexión directa en un rack pequeño. Este modelo proporciona un 25% más de rendimiento que el CX200 y brinda la gama más amplia en su clase de soporte de sistemas operativos hosts, entre los que se incluyen Unix, Windows, Linux y Netware. Este modelo ofrece a los clientes funcionalidades de replicación local basada en arrays de discos mediante el software Snap-View y está disponible como actualización de CLARiiON CX anteriores.
El modelo CX500, está diseñado para aplicaciones departamentales que requieren más potencia y replicación local y remota. Éste ofrece un 100% más de rendimiento, conectividad y capacidad, comparado con el modelo CX400 de la generación anterior y permite una actualización a partir de éste. Finalmente, el tercer modelo, el CX700, es el sistema de almacenamiento de información más potente del segmento intermedio y brinda un 33% más de rendimiento que el CX600 y es el primero en su clase que ofrece 200.000 I/Os por segundo. Está orientado a las aplicaciones de centros de datos y ofrece el doble de canales de backend, permitiendo un rendimiento lineal y escalabilidad de más de 240 discos. CX700 se puede actualizar desde los anteriores.
Los clientes pueden integrar NAS con facilidad en los actuales y en los anteriores CLARiiON CX mediante productos gateway para NAS Celerra. EMC también soporta CLARiiON para bridges iSCSI McDATA Eclipse 1620 e IPS 3300 y 4300, que permite a los clientes integrar el protocolo iSCSI en sus entornos SAN con Fibre Channel. Además, los modelos actuales y anteriores de CLARiiON CX ya soportan unidades Fibre Channel de 15.000 RPM y 73 GB, que dobla el rend

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios