| Artículos | 14 MAY 2004

Inditex se suma a la moda de los sistemas de almacenamiento masivo

La seguridad y velocidad, principales ventajas
Ocho cadenas de moda con más de 1.900 tiendas repartidas en 48 países muestran el grado de criticidad que supone el almacenamiento para Inditex. El constante crecimiento de su volumen de datos impulsó al grupo textil gallego a ampliar su capacidad de 4 a 21 terabytes. Para ello, se optó por EMC como la mejor alternativa por su calidad de producto y por su servicio de soporte personalizado.

El crecimiento en el volumen de negocio de Inditex y la necesidad de una explotación de datos “nos hizo pensar hace tres años, que sería necesario disponer en un futuro próximo de un sistema de almacenamiento masivo”, indica Faustino Lou-reiro, responsable del departamento de Sistemas, Redes y Comunicaciones de Inditex. Hasta ese momento, el grupo textil gallego operaba en sus centros con almacenamiento en discos locales de sus servidores. Poco a poco, se fue acercando a un sistema de almacenamiento masivo. Así, en una primera fase acometió una implementación pequeña que se limitaba al arranque del sistema. “Si bien no existía una gran necesidad sí nos interesaba conocer cuál era la reacción inicial de los sistemas”. Tras varios contactos, Inditex elige a EMC “como la mejor opción por la calidad de su producto y por la prestación de un servicio de soporte personalizado. No es que todo haya estado exento de dificultades, como cualquier obra humana hemos tenido problemas pero nos ha encantado la respuesta y la capacidad de trabajo común que han tenido”, explica Faustino Loureiro. Tras el éxito de esta primera fase, Inditex avanza en su compromiso con EMC para sumarse al grupo de empresas con un sistema de almacenamiento masivo.
Inditex cuenta con seis grandes centros en España ubicados en Elche (Alicante), El Ferrol (A Coruña), Tordera y Sallent (Barcelona), Zaragoza y la central en Arteixo (A Coruña) interconectados a través de una red privada, aunque cada uno de ellos cuenta con su propia red local. En estos centros de España se lleva a cabo la producción y distribución de los productos y el proceso de compra, así como la gestión unificada del negocio. Una gestión que se encuentra bastante centralizada en el tema comercial para mantener la unidad de criterio, y que sin embargo en el área administrativa está más descentralizada ya que está sujeta a ciertos imperativos que marca la ley. Fuera de España, en cada país existe una oficina central, con su red de área local que a su vez también está interconectada con la sede central de Arteixo.
En cuanto a la distribución geográfica de almacenamiento, la central de Arteixo y el nuevo centro logístico de Zaragoza cuentan con dos Clariion CX respaldados entre sí para dar continuidad de servicio, aunque “estamos desarrollando un proyecto para incluir este modelo de almacenamiento en red en todos nuestros centros de España, que se espera esté finalizado antes del verano de 2004”, indica Lou- reiro. Para ello, Inditex adquirirá para sus centros logísticos de Tordera y Sallent un Clariion CX500 y otro para sus centros de Ferrol y Elche.
En el caso de las filiales, “las necesidades de almacenamiento se cumplen perfectamente con discos locales en servidores. Aunque, para los centros de distribución de Brasil, Méjico y Argentina “estamos trabajando en un proyecto a más largo plazo para la implantación de los modelos CX300”, dice.

Constante evolución
En menos de 2 años Inditex ha pasado de tener 4 a 21 terabytes. El proceso se ha realizado de forma progresiva. Según explica Juan Carlos Sexto, responsable de Inditex de la puesta en marcha del sistema, primeramente, se realizó un análisis de los servidores que se iban a incluir en la SAN y se introdujeron todos los datos de la empresa dentro del almacenamiento externo por motivos de seguridad y rendimiento, de crecimiento y de facilidad a la hora del manejo. De esta forma, “nuestro almacenamiento ha crecido de manera limpia sin muchas intervenciones e interrupciones del servicio”, indica Loureiro. Como en todo proceso, primero se atendieron aquellas aplicaciones que más necesidad tenían de velocidad y almacenamiento como era su base de datos, posteriormente servidores de correo, de archivos y, finalmente los servicios.
El dinamismo ha sido una constante en todo el proyecto. Así, antes de terminar el proyecto inicial ya se habían realizado cuatro o cinco ampliaciones del mismo. “No han pasado dos meses sin que equipos de EMC e Inditex nos hayamos reunido para hablar de ampliaciones y nuevos proyectos”. De la misma manera que se abren más tiendas, “se producen más datos que hay que analizar y explotar, datos que deben permanecer almacenados en algún sitio y que además permitan acceder a ellos obteniendo un rendimiento fiable y rápido”, indica Loureiro.
De esta forma, mientras que los datos migran a un sistema de almacenamiento en red, el sistema operativo Windows y las aplicaciones permanecen en los discos locales. En cuanto a la migración de datos “no hemos tenido ningún tipo de problemas, ya que todo el crecimiento que hemos experimentado en datos se ha hecho ya en el nuevo sistema. Lo que necesitamos, dado que la explotación de datos se produce de forma continua, es que no se produzca un cuello de botella en el acceso a disco, que los datos estén no sólo disponibles siempre sino que además sea rápido el proceso.” Por su parte, la gestión de su bases de datos, SQL Server, “no ha supuesto un gran problema –explica Loureiro– porque sus aplicaciones están desarrolladas por Inditex”.

Mayor seguridad y velocidad
Más que un análisis cuantitativo de los beneficios aportados por el nuevo sistema en red, “con lo que contamos son con sensaciones y experiencias que vamos teniendo a partir de su implantación”, explica Loureiro. Así, “las principales ventajas han sido la seguridad y la velocidad que nos está ofreciendo el nuevo sistema. En cuanto a los beneficios, estos se han traducido en una mayor tranquilidad para el departamento de Tecnologías de Información, ya que ahora tenemos una mayor redundancia”. Todo está duplicado. “Desde que el servidor quiere leer el dato hasta que puede acceder a él hay un doble camino en todo el sistema, con lo cual existe una seguridad de información no sólo en cuanto a la no pérdida del dato, sino en cuanto a la no pérdida del acceso”, dice.

La prioridad es el almacenamiento
A pesar de que existen otros proyectos para este año como la migración a Windows Server 2003 y la actualización de la infraestructura de red, Inditex afronta el almacenamiento como una necesidad obligada por el crecimiento de la compañía. Un proceso que no tiene fin. “Sospecho que en algún punto tiene que haber algún límite pero yo no soy capaz de verlo todavía. De la misma manera que los procesadores van a tener mucha más potencia, que los discos van a ser cada vez más grandes y rápidos, en nuestras previsiones de futuro contamos con que cada vez vamos a necesitar mucho más almacenamiento”, señala Loureiro. Lo cierto es que desde el momento que se instaló la infraestructura de red en 2001, el almacenamiento se ha multiplicado por cinco. La elección era obvia: se para de crecer o se toma una decisión para afrontar este proyecto. “Afortunadamente, esto lo sospechamos con doce meses aproximados de antelación al momento en que realme

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios