| Artículos | 14 JUL 1995

James Champy, autor del libro "Gestión de la reingeniería"

"La reingeniería de negocio provoca miedo y escepticismo"
Cecilia García.

James Champy, uno de los "padres" de los procesos de reingeniería de negocio, ha sido el principal ponente escogido por IBM para el seminario "Reingeniería de la dirección de empresas" celebrado en Madrid. En su visita a nuestro país, James Champy, autor del libro "Gestión de la reingeniería" y Presidente Consejero Delegado de CSC Index, ha resaltado el miedo y el escepticismo que suscitan los procesos de reingeniería cuyo objetivo principal es modificar el modo de trabajo de las corporaciones. James Champy también ha destacado la importancia que tienen las comunicaciones en estos procesos que permiten crear empresas virtuales más competitivas, con puestos de trabajo mejores, aunque en un número menor.

El empleo del término reingeniería de negocio ha llegado a provocar sensaciones que van desde la confusión, al escepticismo o al miedo. Para James Champy, uno de los creadores de este concepto, la reingeniería de negocio es "un proceso centrado en modificar el modo de trabajo de una empresa con el fin de incrementar de forma radical la velocidad, el coste, la calidad y la cuota de mercado de las corporaciones". Básicamente, "las compañías que realmente hacen reingeniería crean mejores trabajos, aunque tengan que reducir el número de estos". Sin embargo, lo que ocurre normalmente, es que se produce una confusión de términos y se identifica reingeniería con downsizing.

"Es importante que las compañías y los directivos se den cuenta de que existe una gran diferencia entre downsizing y un cambio en la naturaleza del modo de trabajo que, es lo que hace la reingeniería."

James Champy no atribuye el escepticismo que suscitan los proyectos de reingeniería a esta última, sino al hecho de que "la mayor parte de las empresas no están haciendo reingeniería sino downsizing y esto hace que las compañías queden con un número menor de empleados que tienen que realizar más trabajo. A esto se suma el hecho de que los directivos hemos intentado poner en marcha muchos enfoques y muchas técnicas para el cambio. La mayoría de ellas no han funcionado y por eso la gente piensa que esos planes durarán un año o dos y luego no funcionarán. También hay miedo, un miedo legítimo, porque todos estos cambios sugieren un desplazamiento de las personas. Pero no creo que eso sea culpa de la reingeniería sino más bien de la situación actual de la industria. Creo que parcialmente existe la sensación de desencanto porque la empresa no ha explicado hacia donde se dirige y si el trabajador no sabe que existe un futuro mejor no aceptará este cambio. Si la empresa no tiene claro hacia donde va, los trabajadores no comprenderán la necesidad real de que se realice el cambio. La empresa debe definir la razón por la que hay que hacer estos cambios y debe crear una nueva visión para el futuro, con el fin de que las personas tengan un contexto para comprender lo que ocurre. El trabajador tiene también que entender qué supone este cambio en su vida".

Las tecnologías de la información tienen una importancia muy significativa en los procesos de reingeniería. Entre estas tecnologías, James Champy resalta el papel sobresaliente de "las herramientas relacionadas con las comunicaciones, ya que están sustituyendo la antigua infraestructura de la empresa por redes de trabajo".

En cuanto a las medidas que pueden tomar los gobiernos para disminuir el número de personas que son desplazadas tras la realización de estos proyectos, James Champy opina que "el gobierno tiene que estar preparado para comprender que va a haber cada vez más personas descolocadas y que esto supondrá un aumento de los costes ya que tendrá que hacerse cargo de estos trabajadores. En segundo lugar, hay que ampliar la cobertura de, lo que en Estados Unidos se conoce como "red de seguridad", porque ahora las personas se verán descolocadas por unos períodos de tiempo más largos que los que se experimentaban hasta ahora. Algunos gobiernos intentan que estos cambios se realicen más despacio, pero esta estrategia lo que hace es crear empresas que no son competitivas. Lo que el gobierno debe hacer es encontrar maneras de fomentar la creación de negocios para que haya oportunidades de riqueza y crecimiento. Creo que la mayoría de los gobiernos no desean asumir realmente lo que ocurre y no adoptan las medidas adecuadas".

En cuanto a la respuesta de las empresas frente a estos proyectos, James Champy ha manifestado que "actualmente, hay muy pocas empresas que realmente estén deseando cambiar. Las corporaciones se ven impulsadas a hacer procesos de reingeniería por miedo o por visión de futuro. Aunque la mayor parte de ellas se mueven por el miedo. Las empresas van adelgazando, cada vez hay menos personas que trabajan permanentemente en la corporación que, poco a poco, va tomando un carácter más virtual. El futuro es el outsourcing y esto puede crear muchas empresas porque mientras que unas compañías tendrán menos gente trabajando en ellas, otras, las que suministran estos servicios crecerán. Es lo que yo he llamado la organización virtual, lo estimulante de esto es que será muy fácil crear una empresa porque se necesitarán menos recursos".

Proyectos de reingeniería realizados dentro de IBM

James Champy considera que "IBM está llevando a cabo muchos proyectos de reingeniería, de hecho está en un sector que requiere que todas las compañías realicen reingeniería de forma continua porque la industria está cambiando y ninguna empresa puede depender de la realización de cambios lentos. Pienso que existió un momento para IBM en el que los verdaderos cambios estaban relacionados con los costes y el downsizing, modificaciones necesarias para seguir en el mercado".

James Champy también ha querido hacer hincapié en la diferencia entre proyectos de reingeniería y de calidad total. "Ambos son procesos de gestión. La calidad total es un proceso desde abajo hasta arriba, muy participativo y se basa en la suposición de que si tienes grandes cantidades de personas que están pensando en los planteamientos de calidad, con el paso del tiempo se incrementará el rendimiento. La reingeniería asume que los negocios necesitan cambios rápidos y la única forma de solucionar estos asuntos es comenzar con un diseño totalmente nuevo con una visión impulsada desde arriba a abajo".

Reingeniería de negocio: la visión de James Champy

- La reingeniería de negocio es un proceso centrado en la modificación del modo de trabajo de las compañías con el fin de incrementar radicalmente la velocidad, los costes, la calidad y la cuota de mercado de las empresas

- La reingeniería provoca miedo y escepticismo. Esto no se debe a la reingeniería en sí, sino a la situación actual de las empresas que normalmente no hacen reingeniería sino proyectos de downsizing

- Estas modificaciones harán que cada vez haya más personas desplazadas de sus empleos por períodos de tiempo mayores a los experimentados hasta ahora

- La reingeniería crea mejores puestos de trabajo, aunque reduce el número de éstos. El futuro se dirige hacia la creación de empresas virtuales con pocos empleados trabajando de forma permanente en las corporaciones. Esto facilitará la creación de las empresas ya que se necesitarán menos recursos

- Es necesario implicar a los trabajadores en el proceso ya que si la empresa no tiene claro hacia donde se dirige, los empleados no comprenderán la necesidad real de que se realice el cambio

Inversiones de los proyectos de reingeniería

Outsourcers 6%

Herramientas de sobremesa para usuario final 14%

Desarrollos cliente/servidor 14%

Aplicaciones workflow 16%

Herramientas de gestión cliente/servidor 16%

Reciclaje de conocimientos

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios