| Artículos | 21 MAY 2004

La formación en TIC, un gasto más que una inversión para los directivos españoles

Según un estudio de Auladat
“La empresa española sigue considerando la formación en Tecnología de la Información y Comunicación (TIC) un gasto (86,9%) y no una inversión (13,1%)”. Así lo explicado Josep Capell, director general de Auladat, después de analizar los resultados de un informe que su compañía ha realizado entre 100 directivos y 800 alumnos.
El estudio revela también que cuanto más grande es una compañía, los directivos de la misma valoran con muy buen anota el impacto de las TIC en aspectos como productividad, competitividad y beneficios. Por el contrario, las pequeñas empresas no consideran las TIC como uno de los factores determinantes para aumentar su competitividad o beneficios. Para Capell, “el problema no corresponde sólo a las empresas sino que existen también barreras estructurales dentro del sector de la formación que dificultan su posicionamiento en el mercado como son la falta de un sistema de certificación homologado y la puesta en marcha de incentivos fiscales y ayudas económicas que faciliten la inversión en formación”.

Infrautilización de la tecnología
Por otra parte, el estudio de Auladat muestra como los empleados de las empresas españolas no dominan tanto como creen las herramientas de ofimática básica –procesador de textos, hoja de cálculo y programa de presentaciones- ni la mensajería electrónica– correo electrónico y mensajería instantánea. “Si bien más de un 70% de los empelados considera que necesitan formación no soplar se r más productivos sino también para estar motivados, la clase directiva no considera que con la formación serán más productivos”, indica Capell. Por otra parte, el colectivo que recibe un mayor formación en tecnología es el equipo informático. Para el director general de Auladat, “el incremento dela productividad de la empresa no debe ir asociado exclusivamente a una formación al personal de TI sino más bien ala totalidad de los empleados de una empresa”. Sobre la modalidad de formación, el informe pone de manifiesto que la solución presencial es la más demandada, seguida de un modelo mixto (presencial y on-line).

Objetivos de negocio
El director general de Auladat ha aprovechado la presentación del estudio para anunciar la redefinición de su negocio. Para Capell, esta nueva orientación pasa por posicionarse como proveedores de soluciones y no como simples impartidores de cursos. Apuesta por un nuevo modelo de negocio alternativo basado en el concepto de consultoría de formación, que incluye, además de los cursos, un conjunto de servicios adicionales”. Auladat prevé pasar de una facturación de 2 millones de euros en 2003 a 6 millones en 2007.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios