| Artículos | 14 MAY 2004

La Universidad de Lérida, Alcatel y Telefónica crean un aula de tecnología de comunicaciones. La UDL también adoptará la tecnología gigabit

La cambiante realidad en el sector de las TI (Tecnologías de la Información) requiere profesionales capacitados para adaptarse a su evolución. Conscientes de ello, Alcatel, Telefónica y la Universidad de Lérida han suscrito un acuerdo de colaboración que incluye la creación de un aula de formación en redes de comunicación ubicada en dicha universidad. El objetivo es proporcionar conocimiento teórico-práctico a los ingenieros técnicos de esta institución contando con tecnología de última generación.

Desde su fundación en el año 1.300, siendo el primer organismo universitario de Cataluña, la Universidad de Lérida (UdL) ha sido pionera en muchos campos en el desarrollo de actividades de formación e investigación. Una vez más, esta universidad hace gala de su interés por la formación con la mirada puesta en dotar a sus alumnos de la mejor formación académica. Con este objetivo, la UdL ha creado un aula de formación en redes de comunicación que permitirá dar cobertura a los planes de estudio reglamentado de las ingenierías técnicas media y superior que se imparten en esta universidad. De en acuerdo con Joan Viñas, rector de la UdL, “se trata de dar respuesta al gran déficit en formación de técnicos existentes estableciendo puentes de colaboración firmes entre la universidad y las empresas, por lo que este tipo de iniciativas son muy importantes”.
Gracias a esta iniciativa, la universidad acaba de inaugurar su nueva aula de formación contando con la colaboración de Alcatel y Telefónica Empresas, que provee el material electrónico y hardware para la integración de los diferentes elementos de comunicaciones presentes en el aula.

Tecnología puntera
Tal y como explica Enric Guitart, profesor asociado del departamento de informática de la UdL, el aula dispone de 15 estaciones de trabajo que comparten cada dos alumnos y tres racks que actúan como puntos de centralización. “De cada puesto de trabajo hay dos puntos de acceso a cada uno de los racks, lo que permite que, por una parte, dispongamos de conectividad a través de FTP y, por otra parte, a través del cableado estructurado, podamos pasar al puerto serie para entrar en las consolas de los equipos”, explica el profesor. Asimismo, en el aula, que cuenta con 1.600 metros de cable FTP y 400 metros de fibra óptica doble, los alumnos, tanto de primer como de segundo ciclo, podrán desarrollar aplicaciones. Algunas de ellas ya se están desarrollando desde la entrada en funcionamiento del aula, hace apenas un mes, tratándose de aplicaciones de e-commerce o cortafuegos.
De esta forma, además de poder realizar prácticas con estos equipos con tecnología de última generación, los alumnos también pueden realizar un curso adicional de 7 horas de duración al término del cual, y tras pasar un examen, obtienen la certificación de primer nivel como Ingenieros Certificados de Alcatel. No obstante, Paulino Gómez, director general de la división de Soluciones para Empresas de Alcatel España, no descarta que “en un futuro, la Universitat de Lleida se acredite como centro para certificar a nuestros técnicos profesionales”.
Aunque este acuerdo marco tiene 4 años de duración, prorrogables, Paulino Gómez, apunta que “se trata de un convenio vivo confiando en que esta iniciativa cristalice y sea sólo el inicio para hacer más cosas en el futuro”. Asimismo, el responsable apunta que este aula es también reflejo de la estrategia de Alcatel fundamentada sobre tres pilares como son: la calidad de producto, el trabajo con estándares de mercado y con plataformas abiertas. Para César Fernández, vicerrector de Infraestructuras y Tecnologías de la Información de la UdL, “desde la universidad siempre hemos apostado por el software libre por muchos factores, entre otros, éticos, de seguridad y de soporte, ya que nunca utilizaremos aquellos programas que los alumnos no puedan utilizar en su casa sin realizar un desembolso económico importante”.

Hacia el Gigabit
Junto a esta inauguración, y como una muestra más de la apuesta tecnológica de la universidad, a partir de este mes de mayo, la UdL renueva su red ATM basada en la tecnología ATM de Alcatel a la tecnología Gigabit basada en equipos Alcatel OmniSwitch, integrados y gestionados por Telefónica. Gracias a esta migración, la velocidad de transmisión de datos entre las seis sedes de la Universidad de Lérida pasará de los 155 Mbps actuales a los 1000 Mbps. Para Guitart, “este cambio nos va a permitir multiplicar por 10 el ancho de banda que tenemos actualmente. Tenemos una tipología de estrella, con el rectorado como centro y, a partir de ahí, se añade el resto de edificios del campus, que hasta el momento han estado conectados a 155 Mbps por ATM y ahora pasarán a hacerlo a través de la tecnología Gigabit. Es un tema de evolución tecnológica y de poder soportar aplicaciones multimedia”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios