Las habilidades imprescindibles del CIO son la gestión de personas, la toma de decisiones y el liderazgo. Según el estudio CIO 306º presentado por el Observatorio de Capital Humano en las TIC

Adecco IT, la ATI (Asociación de Técnicos de Informática) y EXIN (Instituto para la Certificación de Profesionales en el ámbito de las TIC) han creado el Observatorio de Capital Humano en las TIC que, a través del análisis, el estudio y el debate, pretende dar respuesta a aspectos clave en el mercado tecnológico español, tales como la escasez de profesionales cualificados, la disminución del número de matriculados en las carreras ligadas a la profesión informática y las carencias existentes frente a las demandas del mercado.
Luis Miguel Rosa Nieto, responsable de la Fundación EXIN en España, comentó en la presentación del Observatorio que el objetivo principal es impulsar “la industria TIC española para que alcance los primeros puestos europeos en eficiencia y productividad, para lo que se va a incidir en la capacitación de los profesionales para lograr tres objetivos: competitividad, eficiencia y empleabilidad”.
Una de las actividades que tendrá continuidad en el Observatorio será la generación de estudios e informes sobre la situación actual y la visión de futuro de los diferentes perfiles y puestos profesionales TIC. En este sentido, la influencia decisiva del Director de los Sistemas de Información (CIO) en el desarrollo de la profesión informática y de las TIC ha motivado su elección para el primer estudio del Observatorio.
Bajo el nombre de “CIO 360º: Estudio de las Habilidades del CIO”, dicho informe analiza la posición del CIO y las habilidades asociadas a él con una visión global y desde todas las perspectivas, ya que “no sólo hemos contemplado la opinión de los CIO y los profesionales que dependen de ellos, sino también superiores e incluso compañeros al mismo nivel directivo”, comenta Luis Fernández, miembro de la junta directiva general de ATI

El perfil del CIO ideal
Si nos centramos en el perfil del CIO ideal, el estudio señala que “prima más el que tenga experiencia (37,48%) que la titulación del CIO, siendo las titulaciones las opciones menos tenidas en cuenta a la hora de contratar porque es algo que ya se le presupone”, señala Fernández.
En general, las habilidades consideradas imprescindibles son la gestión de personas (73 %), la toma de decisiones (64 %) y el liderazgo (57 %). También son cualidades importantes las relacionadas con las habilidades interpersonales (68 %), la capacidad de dirección (49 %) y las habilidades personales (49 %).
En cualquier caso, los aspectos imprescindibles que un directivo TIC tiene en cuenta en un CIO son tanto la gestión de personal como la toma de decisiones, en cambio para un directivo “no TIC” lo imprescindible sería las habilidades personales y la gestión de personas.

Carencia de los CIO actuales
Según los resultados del estudio, en la actualidad una parte importante de los CIO carecen en gran medida de los atributos destacados para el CIO ideal. Las capacidades en las que los encuestados han detectado mayores deficiencias han sido la capacidad de gestionar personas (que un 61% de los encuestados evalúa como deficiente), en la capacidad de liderazgo (que un 52% califica como deficiente) y en la orientación al cliente (que es deficiente para un 53% de los encuestados). Las capacidades mejor valoradas en los CIO por otro lado han sido las habilidades personales y la capacidad de toma de decisiones.
Para Luis Fernández, “el problema de la falta de liderazgo del CIO es que se echa mucho en falta que lleguen al comité de dirección y sepan convencerles de realizar inversiones tecnológicas sin que sea visto como un gasto; es un lenguaje de negocios que todavía les falta, aunque lo están aprendiendo, y la tecnología debe estar alineada con el negocio al máximo nivel”.
Por último, el informe apunta que algunas de las propuestas que se evalúan como medidas a tomar para mejorar la carencia de habilidades CIO en las tecnologías de la información pasan por mejorar el crecimiento profesional en las propias empresas y por “crear políticas de coaching, mentoring y planes de carrera que vayan orientado al profesional hacia una carrera de CIO, algo que no es habitual”, apunta Luis Fernández. “La realidad es que,” continua diciendo, “cuando llegan a los niveles intermedios de dirección, la promoción está orientada hacia otros puestos más tradicionales, como el ámbito comercial o marketing, y el de CIO siempre ha quedado un poco relegado”.

Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?

 

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital