| Artículos | 14 MAY 2004

Oki refuerza su posición con productos pensados para el mercado pyme

Tras desbancar a HP en el mercado de láser led color en 2003
Juana Gandía.
El fabricante de impresoras Oki ha dejado claro que 2003 ha sido su gran año, al alcanzar en número de unidades comercializadas a su gran competidor en el mercado de la impresión en color, HP, y obteniendo con ello una cuota del 43%, con la Serie C5000 como protagonista de este incremento. Con la presentación en Berlín de sus nuevas impresoras, Oki quiere seguir a la cabeza de la impresión láser led color ofreciendo máquinas rápidas, de sencillo manejo, versátiles y ajustadas en costes al mercado profesional.

(Berlín).- Oki sigue apostando por el entorno profesional y por los sistemas en color. Si el pasado año comenzaron con una cuota de mercado del 22%, tras la comercialización de la serie C5000, la compañía ha incrementado este porcentaje al 43%. Con ello, Oki ha logrado desbancar de la primera posición a HP, su principal competidor en este segmento, que en 2003 no llegó al 30% de cuota frente al 41% del año anterior, según los datos aportados por Oki durante la presentación en la ciudad alemana de Berlín de su nueva línea de productos y estrategia de mercado.
Nuevos sistemas de impresión láser led, con modelos en color y monocromo pensados para el profesional, ya sea en el entorno de la pyme o individual, con precios asequibles (desde 600 euros) es la apuesta en este segmento presentada por los responsables de la compañía el pasado 27 de abril ante los medios de comunicación europeos y que forma parte de un proyecto que tendrá su continuación después del verano con la aparición de una línea de sistemas multifunción en color y monocromo basada también en esta tecnología. La compañía prevé comercializar una impresora orientada al sector de artes gráficas, que se encuadrará dentro de la Serie B9000, que incorporará un software específico para garantizar la calidad requerida en este tipo de trabajos.

Novedades en color y monocromo
La serie que durante el pasado año permitió a Oki duplicar su cuota de mercado en el segmento láser color cuenta ahora con dos nuevos modelos más veloces y versátiles: C5200 y C5400, diseñados tanto para el entorno pyme como para profesionales autónomos, que sustituyen a las impresoras C5100 y C5300 y con un precio de partida de 699 euros. Una de sus novedades, además de imprimir a una velocidad de 12 a 16 páginas por minuto en color en formato A4, es la función ‘Pregunta a Oki’, un sistema de ayuda a través de Internet que guía al usuario paso a paso por las diferentes aplicaciones de la impresora. Además, estos sistemas ofrecen la posibilidad imprimir en formato anuncio, tarjetas de visita o carátulas de CD gracias al programa Oki Template Manager.
Otra novedad en el mundo del color presentada en la ciudad germana fue la serie C3100, el primer modelo de sobremesa color y monocromo pensado tanto para pequeños grupos de trabajo como uso individual. Con funciones similares a la serie anterior, proporciona una velocidad de impresión de 12 ppm en A4 y 20 ppm en monocromo, con una resolución de 1200 x 600 dpi y una memoria de 30 Mb.

Mercado en alza
Durante la presentación en la ciudad berlinesa de los nuevos modelos de impresoras para el entorno profesional, los responsables de la filial española ofrecieron algunos datos de la evolución de la compañía en este mercado, destacando el importante incremento del segmento láser en Europa en general y en España en particular. Así, durante el pasado año la compañía creció un 20% en este segmento, donde comercializó 280.959 unidades, lo que supuso una facturación de 187,3 millones de euros.
La tecnología láser color fue la más demandada, de hecho y según los datos aportados por Oki en relación al análisis de Gartner, en 2003 se vendieron en España 36.342 máquinas láser color, casi un 300% más que el año anterior, periodo en el que se comercializaron 12.431 unidades. Las ventas de Oki en láser color se acercaron a las 22.000 unidades vendidas, de las que 18.000 aproximadamente correspondieron a la serie C5000, logrando una facturación de 110 millones de euros. Del total de las ventas de la filial española, un 23% corresponde a tecnología láser led.
Por lo que a tecnología de inyección se refiere, los responsables de Oki España aseguran que sigue liderando el mercado de impresión, con los modelos monocromo a la cabeza de ventas. “Es un mercado que hay que potenciar mucho, ya que el consumidor sigue pensando que las impresoras láser color tienen un alto precio. Hay que informar al cliente de las ventajas de esta tecnología y de que su coste no es tan elevado como cree la gente. Nuestro negocio está en el color, y aquí es donde intentaremos apostar fuertemente. En la tecnología monocroma estamos presentes ofreciendo una solución para cada necesidad, pero sabemos que aunque estamos entre los primeros, hay otros fabricantes que tienen una mayor presencia”, afirma Juan Pedro Pérez, director de Marketing de Oki Systems Ibérica.
En este sentido, la gama de productos de la compañía contempla todos los segmentos, desde el pequeño profesional autónomo, a pymes, gran empresa o Administración Pública. Sin embargo, la estrategia de la compañía se centra en el negocio del color en la pequeña y mediana empresa, un entorno al que se están orientando la mayor parte de sus productos.
Tras los resultados obtenidos, Oki Systems Ibérica continuará la línea emprendida en el segmento del color y en el desarrollo de nuevas prestaciones para sistemas más rápidos, baratos, silenciosos y sencillos de manejar por este tipo de usuario profesional. Javier Toledo, consejero delegado de la filial española, señala al respecto que “si conseguimos estos objetivos, también lograremos distanciarnos cada vez más de nuestros competidores. No es nuestro objetivo ser el primero siempre, sino estar ahí y encontrarnos entre los primeros. Queremos que el crecimiento de la empresa sea sostenido y gradual, de manera que el nivel de servicios y calidad crezca con nuestras ventas. En el año 2000 sólo se vendían 3.000 máquinas en color, pero nosotros ya empezamos a prepararnos para este momento y comenzamos a reestructurar nuestro negocio y hoy se están empezando a ver los resultados”.

Más velocidad a menor coste
Oki también ha ampliado su línea de impresoras led monocromo. La serie B6000 cuenta ahora con los modelos B6200 y B6300N, que sustituyen a la impresora B6100. Pensadas para operaciones de gran volumen, estas máquinas ofrecen velocidades de impresión de 24 (B6200) y 34 páginas por minuto (B6300) en formato A4, con una resolución de 1200 x 1200 dpi y una memoria RAM de 128 Mb, ampliable hasta 640 Mb. El modelo B6200 dispone de un procesador a 266 MHz con la función de red opcional, mientras que el B6300 incorpora un procesador a 350 MHz con funciones de red incluidas y bandeja de entrada para 1.800 hojas.
Los nuevos modelos que se incorporan a la serie B4000 ofrecen también más velocidad a un precio más asequible en tres versiones: B4100, un modelo de sobremesa compacto diseñado para pymes o profesionales individuales; B4250 y B4350, ambas con el mismo diseño pero con prestaciones más avanzadas que sustituyen a los modelos B4200 y B4300, respectivamente.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios