| Artículos | 07 MAY 2004

Opteron, un año después

El procesador de AMD celebra su cumpleaños en plena forma
Esther Macías.
Durante su primer año de vida, Opteron ha impactado en el mercado con mayor fuerza de lo esperado en un principio. Con un precio bajo y una arquitectura que permite la compatibilidad entre los entornos de computación de 32 y 64 bits, el procesador de AMD ha logrado el respeto y apoyo de la mayor parte de la industria. Incluso ha hecho reaccionar a Intel, su principal rival, que ha añadido funcionalidades de interoperabilidad a sus procesadores.

El primer año de vida de Opteron no ha podido ser más productivo. Las demandas de numerosos clientes y el apoyo de importantes fabricantes avalan su éxito en el mercado, aunque aún le quedan retos a los que enfrentarse. Como asegura Gianluca Degliesposti, director de Ventas y Desarrollo de Negocio de Servidores y Estaciones de Trabajo para EMEA en AMD: “Un año después de su nacimiento, Opteron se encuentra en una situación excelente. Además de haber ganado espacio en la arena de servidores, ya cuenta con el apoyo de los líderes de la industria, como HP, IBM y Sun Microsystems, que están incluyendo el procesador en sus servidores y estaciones de trabajo”.
Con su lanzamiento en abril del pasado año, Opteron representaba una línea alternativa a la abierta por Intel, centrada en el entorno de computación de 64 bits con su línea de procesadores Itanium. De hecho, la propuesta de AMD fue extender la arquitectura existente de Intel, IA-32, con un diseño propio, la arquitectura AMD64. Con este movimiento AMD se aseguraba la construcción de procesadores que podían aprovecharse mejor de una memoria mayor y un rendimiento superior de 64 bits, pero que seguían siendo compatibles con las aplicaciones existentes de 32 bits. Precisamente, según Degliesposti, esta es la gran ventaja de los Opteron: la facilidad de migración entre aplicaciones de 32 y 64 bits. Así lo asegura también César Vallecillo, responsable de Sistemas Estándares de Gama Alta en HP España, una de las empresas que más ha apoyado a Itanium y que, sin embargo, recientemente ha decidido incorporar procesadores Opteron a su elenco de productos, siendo la primera que ya tiene en el mercado un servidor de cuatro vías, basado en Opteron. “Nosotros seguimos apoyando plenamente a Itanium como la arquitectura perfecta para el entorno de 64 bits, integrado en los servidores de gama alta. Lo único que hemos hecho es soportar Opteron en algunos de nuestros equipos para los usuarios que deseen aplicaciones más potentes sin cambiar del entorno de 32 bits”. De hecho, Vallecillo especifica que “nunca hay que ver Opteron como una competencia de Itanium, pues este último está destinado a una gama mucho más alta”. Incluso Degliesposti incide en el hecho de que ambos procesadores no son competencia directa, aunque se encuentran en algunos entornos y aplicaciones específicas. Sin embargo, a pesar de no ser competencia directa, Intel ha reaccionado ante la gran demanda del chip de AMD. El pasado mes de febrero, la compañía lanzó extensiones a su línea IA-32 para soportar computación en 64 bits, mediante una tecnología de memoria extendida, Extended Memory 64 Technology (EM64T). La compañía espera comercializar estos procesadores EM64T a finales de este año. Tanto los procesadores basados en AMD64 como EM64T podrán ejecutar el mismo software.

Apoyo de la industria
Una de las compañías que han decidido apoyar Opteron es Sun Microsystems, que en breve lanzará un servidor de cuatro vías similar al presentado por HP. Antonio Javier García, responsable de Producto de Servidores en la filial española, explica que el objetivo de la firma de un acuerdo con AMD es “que Java y Solaris funcionen perfectamente sobre Opteron, que es un procesador excelente tecnológicamente hablando y tiene un precio excepcional”. García señala que este movimiento de Sun hacia los procesadores estándares no es sino su respuesta a la demanda que hay en el mercado de productos de 32 bits y de servidores de entrada con crecimiento más horizontal que vertical. Y, en este segmento, “Opteron es el procesador ideal y Linux el sistema operativo más apropiado”. Claro que la apuesta de Sun por Opteron no significa un abandono de su propio chip Sparc. “Nuestra idea es mejorar nuestro Ultrasparc 4, basado en tecnología multi-threading hasta tener un rendimiento 30 veces superior”. Para ello han abandonado un proyecto, llamado Ultrasparc 5, que no se basaba en esta tecnología. “El problema es que el mercado no ha entendido este movimiento. No es que abandonemos a Sparc, simplemente pasamos a un nivel superior, a la siguiente versión de Ultrasparc 4, que se conoce como Rocks”. En definitiva, según García, mientras Opteron quedaría como plataforma adecuada para los servidores de entrada para Linux y los x86 con Solaris, Sparc es ideal para Solaris, pues sólo soporta este Unix de Sun y tiene capacidades especiales como la compatibilidad binaria y una gran escalabilidad.
En cuanto Itanium, el responsable de Sun asegura que existe una gran incertidumbre sobre éste. “Su precio elevado y el hecho de que sólo puede funcionar en entornos de 64 bits son un handicap para su éxito. Incluso HP ha incorporado Opteron a su oferta... y es que el procesador de AMD es el plan B que tiene esta compañía por si Itanium finalmente no consigue el éxito esperado”.

Retos de Opteron
A pesar de su demanda en este primer año de vida, Opteron debe aún superar algunos retos, como es el hecho de que aunque cuenta con el apoyo de los fabricantes de hardware, hay desarrolladores de software que no han preparado sus aplicaciones corporativas para que sean compatibles con esta arquitectura. Por ejemplo, SAP, BEA Systems y Oracle no han anunciado aún soporte a Opteron para sus servidores de aplicaciones Java y, aunque IBM planea soportar estos chips en la próxima versión de WebSphere, la empresa aún no ha fijado una fecha. Eso sí, desarrolladores como Oracle, Computer Associates, Red Hat, Suse Linux y Microsoft, entre otros, sí tienen una oferta de soluciones que lo soportan. Claro que el mayor reto de AMD es la propia Intel, cuyos procesadores EM64T habrán empezado a aparecer en los sistemas al tiempo que se lanza una versión de 64 bits de x86 de Windows. El primer chip EM64T, un procesador Xeon dual llamado Nocona, se espera que llegue al mercado en los próximos meses. Además, Intel también planea lanzar una version de 64 bits de su multiprocesador Xeon MP en 2005. Eso sí, AMD tiene la ventaja de haber sido la primera de llevar este tipo de procesador al mercado. Para Jaime García, director de Análisis de IDC España, el precio es una de las grandes ventajas de los procesadores de AMD. Por otra parte, destaca que, dado que AMD tiene menos poder de negociación frente a los fabricantes, al contrario que Intel, esto puede beneficiarle.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios