Se acentúa el debate acerca del "efecto año 2000"

La controversia acerca del denominado "efecto año 2000" continúa entre los que afirman que es la mayor crisis que ha afectado al mundo mainframe y los que aseguran que es un problema amplificado por las consultoras y vendedores.

Con "efecto año 2000" se hace referencia a la existencia de millones de aplicaciones para mainframes que sólo pueden trabajar con fechas cuyos dos primeros dígitos son "19". Esto significa que con la llegada del año 2000 todos estos programas serían inservibles.

Ahora hay muchos que afirman que la conversión de todas estas aplicaciones para que puedan seguir operando a partir del año 2000 se traducirá en una congestión de las CPUs de los mainframes.

La consultora Gartner Group afirma que los proyectos "año 2000" podrían ser el único motor del mundo mainframe durante los próximos años. Esta consultora asegura que en el año 2000 casi un 15 por ciento de los MIPS de los System/390 comprados en 1998 se destinará a cubrir las necesidades de conversión de los programas que sufran el "efecto año 2000".

Para burlar este problema los usuarios necesitan cambiar sus aplicaciones, de forma que reconozcan los fechas que comiencen con el dígito "2". Algunos usuarios y analistas creen que este proceso requerirá inversiones significativas para lograr mayor potencia en las CPUs.

Para otros, estas previsiones son excesivamente fatalistas. Creen que es una exageración afirmar, por ejemplo, que será necesario añadir un nuevo procesador a sus sistemas para enfrentarse al "efecto año 2000".

Aunque todos reconocen que el tiempo juega en contra, muchos afirman que el trabajo de conversión no incidirá en la capacidad de proceso de los equipos: sencillamente, las compañías retrasarán el desarrollo de aplicaciones secundarias hasta terminar el trabajo relacionado con el "efecto año 2000".

En cambio, muchas usuarios han afirmado que no pueden detener su desarrollo de aplicaciones para centrarse únicamente en el "efecto año 2000", por lo que la única solución es el trabajo en paralelo.

Para algunas compañías, el soporte de los cuatro dígitos de las nuevas aplicaciones para los mainframes requerirá una replicación completa de algunas de sus bases de datos, lo que repercutirá tanto en las CPUs como en las capacidades de almacenamiento de sus equipos.



Webinar 09/12/21

Revista Digital

Próximos Webinars

Be Data Ready

Communications Platform for Business

ebook shift in retail Retail

Modern Data Experience

Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: