| Artículos | 28 MAY 2004

Sistemas con capacidad de auto-reparación

La informática autónoma atrae a la industria
El software y el hardware capaz de “curarse” o repararse a sí mismo está atrayendo la atención tanto de investigadores como de los principales gigantes de la informática e incluso ya hay algunos productos disponibles en el mercado en esta línea. Sin embargo, según los analistas, este movimiento va más allá y entre los próximos dos y cinco años, la atención estará en desarrollar redes y sistemas capaces de auto-repararse dentro de una variedad de aplicaciones, medios de almacenamiento y recursos de proceso.

HP, IBM y Computer Associates son algunas de las empresas que están desarrollando activamente capacidades de auto-reparación y auto-regeneración para sus productos e incluso ya existen algunos en el mercado que corrigen automáticamente componentes o subsistemas, como servidores que han llegado a la máxima capacidad. En ese caso, el sistema podría añadir servidores o más placas o blades de servidores automáticamente.

Proceso auto-consciente
La definición de auto-reparación varía considerablemente. Auto-reparación significa, según fuentes de IBM, que cuando hay problemas en la infraestructura, es ésta quien los resuelve. Por su parte, la firma de análisis Forrester Research, asegura que la auto-reparación es la capacidad de cualquier porción de tecnología para monitorizarse y para auto-diagnosticar un problema, y después iniciar una solución que permita circunvalar o corregir ese problema. Por ejemplo, HP tiene productos que pueden detectar cuándo un procesador va a fallar observando errores de memoria de un solo bit en la caché, de manera que puede activar automáticamente otro procesador HP en una instalación de proceso de un cliente. Teniendo en cuenta estos ejemplos, es obvio que la auto-reparación puede significar un proceso de utilidades (como pedir y traer recursos cuando se necesitan) y también un proceso autónomo (como corregir un problema de sistema subyacente cuando tiene lugar).
La firma de análisis Noel & Associates afirma que aunque existe bastante confusión sobre el término, para tener verdadera capacidad de auto-reparación un sistema debe realizar cuatro funciones: auto-monitorización, auto-análisis, planificación y ejecución. Hoy hay sistemas que implementan las cuatro fases con diferentes grados de sofisticación. El verdadero reto estará en llevar la implementación de las cuatro fases a los niveles más bajos, es decir, al nivel de los dispositivos periféricos y los elementos de circuitos y, en un plazo de dos años, los fabricantes producirán chips capaces de auto-repararse, que soportarán dispositivos auto-reparables en un plazo de cuatro años, seguidos un año después de circuitos orgánicos que se adaptarán a sí mismos para corregir deficiencias o fallos. Los fabricantes establecerán colaboraciones mutuas en los próximos meses para unir las cuatro fases de la auto-reparación.
Entretanto, hay empresas que están intentando desarrollar un dispositivo que realiza conjuntamente las cuatro funciones, para sustituir a una serie de dispositivos producidos por diferentes compañías. Intel puede dominar el mercado de procesadores para servidores en un plazo de cinco años, lo que posiblemente daría lugar a chips auto-reparadores para servidores.

En la Red
Investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia están trabajando con equipos donados por IBM para desarrollar sistemas auto-reparadores con destino a entornos de proceso corporativos. Así, están explorando cómo pueden responder los sistemas a fallos, interrupciones y otros eventos con mayor rapidez que hoy. Una de las áreas de investigación consistirá en encontrar formas, posiblemente mediante middleware con consciencia de red, para que los sistemas se auto-reparen en diferentes capas o niveles de red, desde el Nivel 1, el nivel físico, hasta el Nivel 7, el nivel de aplicación. Por ejemplo, el protocolo TCP (Transmission Control Protocol) hace más lenta la transmisión de paquetes en los niveles más bajos de la red, especialmente cuando incluyen contenido multimedia de gran variedad y riqueza. Esto podría no ser conveniente para los servidores que funcionan en base a TCP, pero con un middleware apropiado, el servidor de aplicación podría optar por adoptar pasos para afectar a la transmisión, como comprimir más el contenido multimedia o reclamar más recursos de CPU, o bien incluso enviar una imagen reducida al máximo en lugar de una imagen completa.
Como una indicación del interés actual por los sistemas auto-reparadores, la Agencia DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) de Estados Unidos está evaluando propuestas para soportar investigaciones y tests de su programa de Sistemas Auto-Regenerativos. Las operaciones de guerra centradas en la red requieren sistemas robustos y capaces de responder de manera automática y dinámica a fallos tanto accidentales como deliberados, según DARPA.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios