Business Intelligence | Artículos | 15 DIC 2006

Maurizio Carli, vicepresidente senior y director general para EMEA de Business Objects: "Hasta ahora muchos proyectos de BI eran muy departamentales, pero esto está cambiando"

Beatriz Sánchez.
La compañía Business Objects se ha convertido en un jugador destacado del entorno del business intelligence (BI). El incremento de su facturación y de su cuota de mercado, tanto en España como en el resto de Europa, lo confirman. Pero, en palabras de su vicepresidente senior para EMEA (Europa, Oriente Medio y África), todavía queda mucho camino por recorrer, sobre todo, en el segmento de la mediana empresa, que no ve claro la utilidad ni los beneficios que estas herramientas pueden aportar a su negocio y a su relación con los clientes.

Las soluciones de business intelligence (BI) han alcanzado gran madurez, pero los usuarios son reacios a su implantación y, cuando lo hacen, es a nivel departamental y con proyectos limitados. ¿A qué se debe esta desconfianza y cómo ve el desarrollo del mercado europeo?
- Según los analistas, las áreas en las que se van a producir mayores inversiones son las de seguridad y el BI, lo que demuestra el interés real de los directores de SI por estas herramientas. Además, los datos que manejamos los suministradores lo confirman: las inversiones en BI están creciendo entre el 7 y el 8% anual y los grandes suministradores de software como Microsoft, Oracle o Sun están ampliando sus líneas de negocio en este campo demostrando su potencial de crecimiento. Pero cuando los usuarios se enfrentan a un problema en sus departamentos lo solucionan fragmentándolo, de modo que hasta ahora hemos visto sólo pequeños proyectos de BI muy departamentales. Esto está cambiando. Los clientes ya no quieren depender de multitud de empresas de tecnología, sino reducir la complejidad de sus departamentos pasando de soluciones individuales a plataformas globales, y consolidándolas en un proveedor. Para ello comienzan a diseñar proyectos de BI que afectan a múltiples áreas. Aunque esto no es sencillo, pues requiere una inversión adicional y un aprendizaje del personal, dota a la organización de una visión global del negocio. Este cambio de orientación se está produciendo en todos los países. En Estados Unidos de forma rápida, y en Europa más lenta. España es un tanto peculiar, su economía está creciendo y esta consolidación y estandarización ya se ha iniciado.

La evolución en la forma de acometer los proyectos, ¿ha cambiado la manera de utilizar las herramientas de BI? ¿Han dejado de ser aplicaciones de uso interno para convertirse en herramientas de mejora de la relación con los clientes y el desarrollo de nuevos servicios?
- Tradicionalmente, el concepto BI se ha asociado a la realización de consultas, informes y análisis, es decir, el front-end de las compañías, pero hoy en día vamos más allá. Trabajamos en entornos más complejos donde es estratégica la integridad y calidad de los datos. La tendencia es utilizar aplicaciones de BI con nuevas funcionalidades que faciliten la gestión del negocio. Habitualmente, son para uso interno, ya que mejoran las aplicaciones de negocio, pero en los últimos meses cada vez más empresas están aplicándolas para optimizar su relación con los clientes. Uno de nuestros proyectos más importantes puesto en marcha en Eurodisney es un buen ejemplo de este cambio. A través de soluciones de BI se analiza en tiempo real la carga de visitantes de cada una de las atracciones del parque, lo que permite redistribuir los recursos de forma dinámica y optimizar su funcionamiento.

Centrándonos en Business Objects, ¿cuál es su estrategia para responder a estos cambios? ¿Qué resultados económicos han obtenido en el último ejercicio fiscal?
- Tenemos una política muy activa de adquisición de empresas. Una de las últimas compras ha sido la de la compañía ALG Software, proveedor global de software de gestión del rendimiento empresarial (EPM). Gracias a esta compra disponemos de soluciones más completas y de extremo a extremo. En cuanto a nuestra situación económica, por primera vez el pasado año superamos la barrera de los 1.000 millones de dólares de facturación con una cuota de mercado del 14%, lo que nos convierte en uno de los líderes del mercado. Hemos experimentado un crecimiento por encima del 20% en Alemania, Francia, Italia, y Reino Unido, y en estos tres últimos nuestra cuota de mercado supera el 27%. En cuanto a España, en el último año alcanzamos un importante crecimiento en el número de licencias y doblamos la plantilla, lo que demuestra nuestro potencial en este país.

¿Cuál es el principal valor añadido que aportan las soluciones de Business Objects y qué beneficios obtiene más rápidamente una organización con su puesta en marcha?
- Nuestra oferta gira en torno a una solución encaminada al core business y que abarque toda la organización. Vamos un paso más allá de la extracción de los datos y su transformación interna, ayudando a las compañías obtener el mayor beneficio de sus herramientas. Según distintas consultoras internacionales, Business Objects dispone de la solución más completa e integrada del mercado, que permite desde el análisis y el reporte hasta la consolidación, estudio de beneficios y planificación de presupuestos. Nuestros productos pueden trabajar y extraer información tanto desde bases de datos como de ERPs. Con respecto a los beneficios que las empresas obtienen con su uso, un estudio realizado por IDC sobre 50 proyectos de BI señala que se consigue un retorno de la inversión en menos de un mes y un ahorro de costes significativo. Pero con ser éstos dos factores importantes, vamos más allá. Para una compañía es crítico mejorar su rendimiento, el conocimiento que tiene de sus clientes y, sobre todo, encontrar la forma de mejorar los servicios que les ofrecen, y el camino para conseguirlo pasa por utilizar herramientas de BI.

¿Cuál es el futuro de estas aplicaciones y en qué segmentos espera que su compañía alcance un mayor crecimiento?
- Hay dos microtendencias en el uso de BI; la primera es utilizarlo para comprender lo que ha ocurrido en el pasado y como un elemento predictivo para decidir qué hacer si se dan unas ciertas condiciones y encontrar así la solución concreta. La segunda se refiere al uso de aplicaciones de BI para acceder a datos de tipo operacional, para tener una visión concreta de lo que está ocurriendo en la empresa, y es ahí donde queremos estar. Gracias a las últimas adquisiciones llevadas a cabo por la compañía hemos mejorado sustancialmente estas funcionalidades. En cuanto a nuevos segmentos, aunque BI no es una tecnología centrada en ningún sector, sino una herramienta universal, queremos hacer una apuesta decidida por las medianas empresas. Hemos creado una unidad de negocio específica para enfocarnos en ellas ofreciéndoles soluciones simplificadas que se adapten a su tamaño y necesidades, ya que vemos en ellas un enorme potencial de crecimiento.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios