Centro de datos | Artículos | 22 JUN 2007

"Nuestro objetivo es incrementar en un 40% la eficacia de los CPD"

Steven Sams, vicepresidente global de Site y Facilities Services de IBM
Julia Santos.
La preocupación por el consumo energético, por disponer de centros de proceso de datos (CPD) que consuman menos recursos y mejoren las prestaciones es una tendencia que se está introduciendo con fuerza en el entorno de las TI. IBM es uno de los primeros suministradores que ha puesto en marcha una iniciativa, dotada de casi 800 millones de euros y denominada Big Green, que está destinada a reducir el consumo energético de los CPD de todo tipo de empresas, sea cual sea su tamaño.

¿Qué factores han llevado a IBM a crear una nueva unidad de negocio dedicada a mejorar la eficiencia de los centros de proceso de datos (CPD)?
- Existe una tendencia creciente dentro de los CPD de incrementar continuamente los recursos tecnológicos para poder hacer frente a las necesidades del negocio. Su capacidad ha ido incrementándose, sobre todo, en los últimos meses, tanto en la capacidad de los servidores, que entre 2000 y 2010 se multiplicará por 6, como en almacenamiento, que lo hará por 69 en este mismo periodo de tiempo. Por lo tanto, tendrán que hacer frente a un nivel de requerimientos que no habíamos visto hasta ahora; el problema al que nos enfrentamos es que, en muchos casos, tal y como están concebidos, no podrán hacer frente a estas demandas. Un CPD utiliza 30 veces más energía por metro cuadrado que un edificio normal y en los últimos años el consumo energético se ha duplicado; el incremento del consumo, unido a que en todo el mundo el coste de la energía ha crecido de forma exponencial en los últimos tiempos y que va a seguir incrementándose, representa un verdadero problema. La factura energética de un CPD de tamaño medio es de 2,6 millones de dólares de coste medio. Todo esto nos ha llevado a introducirnos en este mercado, a poner en marcha nuestro proyecto Big Green, que no es sólo una oferta para nuestro clientes, sino también un proyecto interno, pues han sido nuestros propios CPD los primeros en implantarlo, consiguiendo un ahorro de 500 millones de dólares en todo el mundo. Nuestros objetivos son que con el mismo coste energético se duplique la capacidad de proceso y ayudar a los clientes en el desarrollo de nuevos servicios, tanto de hardware como de software.

¿Son las empresas conscientes de la necesidad de realizar cambios drásticos en sus CPD para soportar los requerimientos crecientes de sus organizaciones?
- Big Green tiene precisamente ese objetivo, conseguir que ésta sea una preocupación real de las empresas, que es necesario poner en marcha soluciones. Además, no es sólo una iniciativa de IBM, sino del resto de los proveedores de tecnología más importantes del mundo. Una de las dificultades es que no existen métricas para conocer el nivel de eficiencia de los CPD que permitan la comparación, por eso un aspecto diferencial de Big Green es que estamos desarrollando una métrica para controlar y conocer la eficiencia energética de los CPD. Medimos el coste por trabajo productivo frente al consumo de tareas no productivas. Por cada unidad de consumo de trabajo productivo hay un coste de media unidad del no productivo, y los menos eficientes gastan 2,5 unidades. La solución que IBM ha puesto en marcha va a permitir no sólo un ahorro energético del 40%, sino también incrementar la eficiencia de los CPD y el número de equipos en esta misma proporción: en resumen crecer un 40% sin aumentar la factura energética.

¿En qué sectores son conscientes de esta realidad y han comenzado a trabajar con la iniciativa Big Green?
- Tenemos empresas de todos los sectores, pero, sin duda, son las más grandes (bancos, telecomunicaciones, Administraciones Públicas), con amplios CPD, las más concienciadas de este problema. En Londres ya no existe un solo banco que no esté trabajando en la búsqueda de soluciones para hacer frente a este problema. De todas formas, desde IBM no sólo disponemos de productos para las grandes compañías, sino también para empresas pequeñas a través de nuestra solución SMC. Se trata de un CPD modular que se adapta a las necesidades de diferentes tipos de organizaciones y que va desde los 50 hasta los 100 metros cuadrados, que se instala entre 8 y 12 semanas y cuesta un 15% menos que un CPD tradicional, ya que utiliza soluciones modulares estandarizadas y es altamente eficiente en materia energética.

La oferta Big Green incluye hardware, software, consultoría y servicios. ¿Es similar a la del resto de los proveedores? ¿Cuál es el valor añadido que IBM aporta?
- Hay fundamentalmente dos puntos que nos diferencian del resto del mercado. Cuando se analiza el consumo energético de un CPD, un 1% se gasta en iluminación y la infraestructura de TI representa el 30%. Mientras que nuestros competidores se centran en este punto, nosotros analizamos otros muchos elementos que existen dentro del CPD como, por ejemplo, el almacenamiento y los servidores. Otro factor también muy importantes que casi nadie tiene en cuenta es el gasto energético de los sistemas de refrigeración, que significa un tercio del consumo total. Para poder hacer una gestión eficaz es necesario atacar el problema en su totalidad, reducir el consumo de todos los elementos que lo integran (no sólo de la infraestructura TI). Hemos diseñado un sistema de refrigeración que nos permite reducir el consumo eléctrico entre un 40 y un 50%. Otro elemento que hace diferente nuestra oferta es la consultoría; a través de ella ayudamos a los clientes en su estrategia de CPD, analizamos dónde están situados, cómo deberían ser, con cuántos debe contar una compañía para que sean eficientes. Un ejemplo claro de un CPD eficiente es Mare Nostrum, instalado en Barcelona. También trabajamos en su diseño y construcción; hemos instalado ya más de tres millones de metros cuadrados de suelo técnico. En tercer lugar, consolidamos y trasladamos CPD de un lugar a otro. Clientes con más de cuatro CPD tienen la oportunidad de conseguir importantes ahorros energéticos reduciendo su número.

¿En qué otros proyectos trabaja IBM dentro de este campo?
- No sólo trabajamos para conseguir un ahorro energético, porque esto es un problema a largo plazo, sino que, en los próximos meses, daremos a conocer nuevos anuncios de los que la iniciativa Big Green es sólo el principio. Entre las más avanzadas tecnológicamente destaca una solución para gestionar de una manera completamente distinta la carga de trabajo de los CPD, a través de nuestra plataforma Tivoli.


El ahorro energético en los cpd aún preocupa poco en España
--------------------------------------------------------------------------------------
Miguel Angel Fidalgo, responsable para España de infraestructura para entornos tecnológicos de IBM, señala que en nuestro país “aún no somos muy conscientes de este problema. La mayor parte de las empresas piensan que es una moda y que el problema no es tal. Pero el número de llamadas que recibimos de clientes que empiezan a tener complicaciones en sus CPD ha crecido de forma exponencial, sobre todo en el último año”. Para Fidalgo, el mercado español no está tan preocupado por la problemática medioambiental o por la necesidad de ahorrar en el coste energético como en otros países, aunque, “ha crecido la preocupación desde que nos hemos dado cuenta de que nuestra energía depende del agua y que no contamos con energías alte

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios