Cloud | Artículos | 19 OCT 2011

Las diez tecnologías estratégicas en 2012

Computerworld

Los cambios y revoluciones en el mundo tecnológico son cada vez más frecuentes y veloces, por lo que las organizaciones deben tratar de anticiparse a ellos y saber en todo momento, cuál será el próximo foco de atención de la industria TIC. Por ello, cuando aparecen estudios como este de Gartner, la labor de un CIO se vuelve mucho más sencilla.

En ese sentido, Gartner ha hecho público un informe en que analiza las diez tecnologías a las que debemos prestar atención el próximo año. Entre ellas, la consultora sitúa en primer lugar la movilidad, un fenómeno que obligará a las empresas a gestionar los programas para que pueda accederse a ellos de todas las formas posibles, incluyendo sus propios smartphones y tablets personales, lo que se conoce como la consumerización de las TIC.

De hecho, la segunda gran preocupación estratégica de los CIO debe ser la de las aplicaciones e interfaces y su adaptación al nuevo entorno móvil. Gartner destaca que los parámetros que han sido válidos durante cerca de 20 años (ventanas, menús e iconos) deben ser sustituidos por tecnologías centradas en las tecnologías móviles, como los sistemas táctiles, visuales, de vídeo o de voz, que exigirán un rediseño o una construcción completamente nueva de las mismas, en nuevos formatos como el HTML5.

La experiencia del usuario social y las tecnologías contextuales también serán un punto de extraordinaria importancia en las agendas de los directivos de la Información para el año 2012, junto al denominado Internet de las Cosas que ocupa la cuarta posición en el ranking elaborado por Gartner. En ese sentido, la tecnología Near Field Communication (NFC) para el pago sin contacto a través de los dispositivos móviles ya es una realidad en algunos pequeños proyectos piloto, como el que está llevando a cabo Renfe en los Cercanías de Madrid.

Aplicaciones y Analíticas

También relacionado con el mundo móvil es la quinta prioridad de los CIO para el próximo año, ya que las tiendas de aplicaciones, tales como la App Store o Android Market, distribuirán en 2014 cerca de 70.000 millones de aplicaciones móviles a lo largo de un año. Esto supone, hablando del entorno corporativo, pasar de una planificación centralizada a un mercado donde existen múltiples proveedores y aplicaciones, con lo que las compañías deben valorar los riesgos y el valor que cada una de ellas otorga a la empresa en su conjunto.

Aunque muchas compañías ya disponen de soluciones de BI y análisis, lo cierto es que diversos estudios han constatado que no todas consiguen extraer el máximo provecho de las mismas, con lo que aún queda mucho camino por recorrer. Las empresas, en el actual momento económico, buscan disponer de soluciones que les permitan conocer a fondo las necesidades y el comportamiento de sus clientes para dar una respuesta acorde a sus requerimientos lo que, al mismo tiempo, deriva en una mejora en el propio negocio. Y es que, ante la contención que se está experimentando en los presupuestos destinados a la inversión en TI, las empresas quieren exprimir al máximo las soluciones de BI con las que ya cuentan.

Big Data

Muchos CIO simplemente se centran en gestionar los altos volúmenes de información, olvidándose de muchas otras dimensiones relacionadas con la administración de esa información, con lo que se dejan en el aire numerosos desafíos que deben abordarse más tarde y con mayores dificultades que las iniciales.

El big data están un término usado para reconocer el crecimiento exponencial,cloud big data la disponibilidad y el uso de la información en los entornos de datos del mañana. Este concepto otorga excesiva importancia al volumen de información a gestionar, con lo que los administradores de información pueden verse tentados a centrarse en este aspecto, perdiendo el control de los aspectos de acceso y clasificación de los datos al mismo tiempo. Los analistas de Gartner advierten que este enfoque demasiado cerrado implicará una nueva inversión masiva en dos o tres años para abordar el resto de problemas que no se plantearon a la hora de implementar la infraestructura de la compañía.

In-memory, energía y cloud

Completan la lista elaborada por Gartner las tecnologías in-memory, los servidores de bajo consumo energético y respetuosos con el medio ambiente y el cloud computing, la tendencia de la cuál más se habla en el mundo TIC desde que apareciera hace ya cinco años.

Pero a pesar de ser un importante agente de la industria TIC, la nube no está dando los resultados que se esperaba de ella. Según otro informe elaborado por Symantec, el informe explica que las organizaciones que invierten en tecnologías de virtualización y de nubes híbridas o privadas tienden a seguir una ruta similar, que comienza con la virtualización de menos aplicaciones críticas como, por ejemplo, los entornos de prueba y de desarrollo, y avanza hacia las aplicaciones más importantes - como pueden ser las de correo electrónico y colaboración, las de línea de negocio, comercio electrónico y la cadena de suministros, así como las de planificación de recursos empresariales/gestión de relaciones con los clientes (ERP/CRM). En ese sentido, más de la mitad (59%) tiene planes para virtualizar las aplicaciones de las bases de datos a lo largo de los próximos 12 meses, mientras que un 55% tiene planes para virtualizar las aplicaciones web y un 47% considera la virtualización de aplicaciones de correo electrónico y de calendario. Sólo un receloso 41% tiene planes para virtualizar las aplicaciones de ERP.

Y a medida que las tecnologías de virtualización y de la nube privada se adoptan de manera cada vez más generalizada, el coste y el rendimiento del almacenamiento incrementan su importancia a la hora de optar por uno u otro sistema. Más de la mitad de los encuestados (56%) afirmaron que los costes de almacenamiento aumentaron con la virtualización de los servidores. Por ello, las tres principales razones para implementar la virtualización del almacenamiento son la reducción de los costes de explotación (55%), la mejora del rendimiento del almacenamiento (54%), y la mejora de la preparación en recuperación ante potenciales desastres (53%).

Si bien la tendencia es imparable, la aplicación en la realidad no siempre cumple con los criterios fijados antes de implantar el modelo cloud. El estudio destaca que los proyectos de virtualización de los servidores fueron los que tuvieron más éxito, con sólo una media del 4% de diferencia entre los objetivos esperados y los conseguidos, un dato muy inferior a la distancia media registrada en la virtualización de los sistemas de almacenamiento en donde se alcanza el 33%, con grandes decepciones en cuanto a l

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios