Cloud | Noticias | 07 ABR 2014

Ventajas de llevar los gestores de contenido a la nube

Toda empresa o profesional implicado en el desarrollo y actualización de diferentes 'site conoce la funcionalidad que actualmente ofrecen las herramientas de tipo CMS. Disponer de paquetes como Joomla, Drupal o WordPress, alojados y administrados en un servidor remoto, era lo habitual hasta hace bien poco tiempo. Sin embargo, los entornos Cloud están cambiando esta metodología.
Arsys_Cloud_CMS

La funcionalidad de estas herramientas CMS nos permitía gestionar los contenidos de una manera dinámica, compartiendo tareas entre diferentes usuarios, y ofreciendo la posibilidad de trabajar de manera coordinada en la gestión diaria de la web. Ahora bien, el problema surge cuando nos damos cuenta de que el tráfico del site crece y necesitamos prestar un mejor servicio. Es aquí donde surge la necesidad de escalar la plataforma para afrontar esos picos de tráfico y poder ofrecer un mejor servicio del que estamos prestando. Es cuando nos damos cuenta de la flexibilidad que puede aportarnos una infraestructura Cloud.

 

Para ello, se hace necesario evolucionar el modelo de hosting tradicional a una solución Cloud en la que podamos desplegar las distintas aplicaciones. Contamos con la ventaja de que el software de gestión está supeditado a los propios creadores, lo que nos garantiza el poder disponer de la última versión más actualizada de cada paquete CMS, con plenas garantías de seguridad y estabilidad de uso. A medida que necesitemos una gestión mejorada de nuestra plataforma, las soluciones Cloud cuentan con servicios de gestión integral que garantizan el funcionamiento y el mejor nivel de servicio, con estas aplicaciones embebidas en la propia solución. Así, podremos acometer cualquier mejora de rendimiento o ampliación del almacenamiento a golpe de clic de ratón, sin necesidad de realizar grandes inversiones, con la capacidad de poder movernos por diferentes planes de hosting en función de las necesidades de cada instante. 

 

Dentro de las plataformas Cloud, encontramos el hosting compartido multidominio, o bien, la plataforma de hosting mucho más completa. La primera de ellas nos permite balancear los costes en función de los dominios, del espacio Web, de la transferencia de datos, así como de los buzones empleados. La segunda modalidad está pensada para mayores cargas de trabajo y permite gestionar los recursos hardware hasta tal punto de poder fijar el número de CPUs, cantidad de memoria RAM, así como el almacenamiento dedicado utilizado para incrementar el rendimiento de la plataforma.

 

Frente al modelo de hosting tradicional o servidor físico particular, la solución es más flexible, puesto que el proveedor habilita diversas máquinas virtuales dentro del propio servidor para redimensionar la infraestructura en función de las necesidades de cada dominio o página web.

 

Puedes encontrar más información dentro de la página web de Arsys. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios