Economía digital | Artículos | 01 OCT 2000

Administración virtual

Un escaparate burocrático
Inmaculada Rico, Esther Macías y Toñi Herrero.

El gran aparato burocrático, hasta ahora anclado en antiguas y ya obsoletas fórmulas de interacción con el ciudadano, que se ve obligado a sufrir tremendas trabas e inconvenientes cada vez que precisa un servicio administrativo o tiene que hacer una gestión relacionada con el ente público, empieza por fin a reaccionar ante las posibilidades que le otorgan las Nuevas Tecnologías.

   • Los grandes proyectos
      • La firma digital, el pilar
         • Realidades de la e-administración española
            • Actualmente se trabaja...
               • Iniciativas autonómicas
                  • El progreso en el ámbito local
               • Queda mucho camino
            • Plazos de eEurope en materia de eGoverment
         • Integración entre la Administraciones públicas e Internet
      • Iniciativas privadas
   • Direcciones de interés

Conscientes de las ventajas que Internet proporciona no sólo en cuanto a ahorro de costes sino también a la hora de establecer una nueva relación con el ciudadano, que podrá encontrar al alcance de su mano mediante un clic toda la información que necesita sobre los servicios que le ofrece el Estado, realizar cualquier trámite sin necesidad de desplazarse ni ajustarse a horarios fijos y mantener una relación más personalizada con las instituciones, los Entes Públicos de casi todos los países del mundo, especialmente los de la Unión Europea y Estados Unidos, han comenzado un camino sin marcha atrás hacia la e-administración.

Esta voluntad política de acercar la Administración al ciudadano a través de Internet se enmarca a nivel europeo dentro del plan de acción eEurope (ver cuadro), una iniciativa presentada en la cumbre de Helsinki (Finlandia) en diciembre de 1999 por la Comisión y aprobada el pasado mes de junio en el Consejo de Feira (Portugal) con el objetivo de integrar en la Sociedad de la Información a todos los ciudadanos de los países de la Unión y, en el sector de la Administraciones Públicas (AA.PP), mejorar la eficiencia, reducir costes y aumentar la transparencia y rapidez de los procesos y trámites burocráticos.

El Gobierno español también cuenta con su propia declaración de intenciones sobre esta materia en la iniciativa InfoXXI (cuya primera fase abarca desde el año 2000 al 2003), que dedica un amplio espacio a la Administración y la necesidad de que ésta integre Internet para ofrecer sus servicios a los ciudadanos. Servicios que, actualmente, son poco más o menos un tablón de anuncios, más que la posibilidad de hacer gestiones administrativas reales a través de Internet, una situación que refleja Andersen Consulting en su estudio “eGovernment Leadership”, en el que publica que los ciudadanos españoles sólo pueden hacer un 1,5% de los trámites administrativos a través de la Red (ver gráfico), situándose en una situación intermedia respecto a los países estudiados pues se ve superada por países como EE.UU. (2,7%) que acaba de lanzar un portal administrativo, Francia (1,6%) y Reino Unido (1,4%) pero adelanta a otros como Alemania (1,1%).

Conseguir organizar todo el volumen de información y empezar a ofrecer servicios reales de tramitación, superando las trabas que impone un alto presupuesto, la formación de los empleados públicos y la descentralización autonómica es el reto de la Administración española, cuyo principal proyecto se centra en la creación de un portal que ofrezca servicios de ventanilla única.

PLAZOS DE eEUROPE EN MATERIA DE eGOVERNMENT
Acción
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios