Economía digital | Artículos | 01 MAR 1997

Arquitectos: Rompiendo muros locales

Piedad Bullón.

La arquitectura es mucho más que diseñar y construir edificios. Es una disciplina que, como ninguna otra, complementa el arte con la técnica. De un arquitecto se espera que sea capaz de conceptualizar (y por tanto de comunicar) las ideas a los clientes, a los proveedores de materiales y de servicios y, sobre todo, a sus propios colegas. Es, normalmente, alguien que trata de mantenerse al día, y aun cuando actúa localmente, sus miras suelen ser internacionales. Estos pocos rasgos de la profesión son suficientes para fundamentar por qué Internet se ha convertido en una herramienta esencial para los arquitectos.

Desde la aparición de la World Wide Web, y gracias a sus prestaciones gráficas, todo un mundo de aplicaciones en línea se abrió para los arquitectos. Desde la información profesional hasta la comunicación electrónica con colegas de otros países, pasando por la captura de imágenes digitalizadas para incorporarlas a un proyecto, un sinnúmero de recursos se encuentran al alcance de esta profesión.

Claro que lo dicho es todavía una hipérbole en España, donde la onda mediática de Internet tardó en llegar a oídos de esta profesión. La verdad es que los recursos disponibles en lengua española son todavía escasos y de alcance limitado. Incluso si se amplía el horizonte al conjunto de Europa continental, el volumen y calidad que puede encontrarse en la red resulta muy inferior al que se produce en los países anglosajones.

Este desfase se ha traducido en que, incluso donde se desarrollaron proyectos telemáticos convencionales, el advenimiento de la Web dio lugar a una reflexión que, con el tiempo, condujo a replantearse la orientación de esos proyectos. Esto es precisamente lo que le ocurrió al Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), que en las próximas semanas anunciará la conversión de su BuildNet en un potente servicio a través de InfoVía e Internet.

Tres años atrás, el COAM tomó la iniciativa de establecer, en colaboración con la filial especializada de Telefónica, un servicio telemático para sus colegiados con el fin de facilitar de modo ágil y permanente la información que los arquitectos necesitan sobre el estado de los expedientes relativos a sus proyectos y obras, que pasan por el visado del Colegio, así como otras informaciones de interés profesional. Con el paso del tiempo, esta iniciativa, que en su día pudo considerarse avanzada, quedó bastante desfasada. La necesidad resultaba una evidencia, pero la tecnología ofrecía en 1996 nuevas posibilidades que el sistema implantado (en su concepción original) no era capaz de aprovechar convenientemente. Otros colegios, como los de Sevilla y Valencia, desarrollaron sus propias redes, cada una con tecnologías diferentes, y también hubieron de plantearse su entrada en la Web.

"La aventura era prematura" afirmó a iWorld José Luis Valenciano, Vocal de la Junta de Gobierno del Colegio, "la World Wide Web apenas estaba empezando, y optamos por montar una red privada virtual, cuyo acceso costaba 24.000 pesetas al año a los arquitectos colegiados, a los que se facilitaba un módem. De la inversión en hardware se hizo cargo Telefónica y el COAM buscó 15 patrocinadores, que colocaron en la red sus catálogos de productos. El contenido se completaba con una base de datos colegiales y la posibilidad de comunicación vía correo electrónico entre el arquitecto y el árbitro de control de sus expedientes".

En cierto momento se consideró la alternativa de pasarse a X-400: se pensaba entonces que llegaría a ser el estándar, pero pronto se hizo evidente que la solución estaba en Internet, sobre todo desde la puesta en marcha de InfoVía. Así se llegó a finales del pasado mes de enero, fecha en que quedó formalmente constituída la empresa BuildNet, encargada de montar y explotar la nueva red.

"Partimos de una experiencia que, con sus inevitables fallos, ha sido valiosísima para nosotros. El servicio telemático cuenta con más de 250 arquitectos usuarios. Parecen pocos comparados con los 6.000 colegiados que existen, pero hay que tener en cuenta que, de éstos, sólo 1.500 son activos en la profesión, y que el 80 por ciento de la obra que controla el Colegio está en manos de unos 500 arquitectos".

Cómo son los arquitectos de Internet

El perfil de los usuarios, según la descripción de Valenciano, es el siguiente: "unos, que trabajan mucho y tienen necesidad de controlar el día a día de sus asuntos colegiales a través de la Red, y otros que no necesariamente trabajan mucho, pero se han aficionado a la telemática y han insistido en que el Colegio debía estar presente en Internet". Esta vez, para dar el salto a Internet, el COAM no ha querido estar solo en la aventura. Además de TSAI, que parecía un socio natural tras la experiencia vivida en común, se invitó a participar a un grupo empresarial con fuertes vínculos con el sector. Planeta, a través de su filial CIC (Centro de Información de la Construcción) se ha hecho con la mejor cartera de clientes y anunciantes en el sector (unos 60.000 proveedores podrían, potencialmente, alojar publicidad en el web del Colegio).

Otro socio del proyecto es el Colegio de Cataluña, que junto con el de Madrid representa al 50 por ciento de los arquitectos de España. "Ahora, el proyecto cuenta con tres patas: una colegial, otra tecnológica y una tercera que se ocupa de la información comercial; así llegamos al acuerdo de crear la sociedad BuildNet", dice Valenciano.

Los dos colegios que participan en la creación de BuildNet no aspiran a ser mayoritarios en la sociedad. Al contrario, manifiestan intención de ceder parte de su capital al resto de los colegios de arquitectos de España, y hasta ahora casi todos parecen dispuestos a aceptar la invitación. La mayoría accionarial estará en manos de TSAI y Planeta, pero en la medida en que éstos apuestan por potenciar el uso del servicio, los dirigentes colegiales no temen nin

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios