Economía digital | Artículos | 01 DIC 1997

Buscar más allá de la Web

Secretos de los multibuscadores, los buscadores de personas y el software especializado para encontrar páginas y archivos en Internet
Miguel A. Díez.

Usted sabe que su amigo de la infancia, al que hace años que no ve, tiene Internet en su casa, pero no tiene su dirección de correo electrónico. Su hijo por fin ha encontrado la página con la información que buscaba sobre Star Trek, pero está desfasada y no recoge las últimas noticias sobre la nueva serie que están preparando en los Estados Unidos. Su socio tiene que preparar un informe sobre las últimas teorías en dinámica termonuclear, pero no conoce a ningún experto en la materia para asesorarle. Le han hablado de un programa que puede ahorrarle muchas horas de trabajo delante de su PC, pero no sabe dónde conseguirlo.

Si usted ha leído de cabo a rabo los artículos sobre búsquedas que publicó iWorld el mes pasado (disponibles también en www.idg.es/iworld), ha practicado con ellos y ahora ya sabe buscar en la Web, pero aún así no encuentra lo que busca. ¿Qué puede hacer? Para empezar, puede intentarlo de nuevo en la web mediante los multibuscadores o con un programa de software. También puede localizar a su amigo con un buscador de direcciones de correo electrónico. Puede seguir buscando un grupo de noticias o una lista de distribución de "trekkers" con la última información sobre la serie preferida de su hijo, con las herramientas que la Red ofrece para ello. Después conseguirá encontrar a un experto americano en dinámica termonuclear con un buscador de profesionales y, por último, puede utilizar un buscador de software para encontrar el programa deseado. ¿Parece difícil? Pues no lo es.

Lo importante es no olvidar que en Internet no todo está en la Web. Y también que no todo se reduce a los clásicos buscadores. Para empezar, se puede buscar en la WWW con otras herramientas que no son buscadores, aunque se basen en ellas: los multibuscadores y los programas de búsquedas.

Los multibuscadores, una herramienta muy cómoda

Los multibuscadores, también llamados metabuscadores, no son buscadores en sí mismos, al estilo de los índices temáticos o de los motores de búsqueda que se trataron el mes pasado, aunque su interfaz suele ser similar. Un multibuscador no busca por sí mismo. Se limita a pedir a otros que busquen por él.

Lo que hace un multibuscador, básicamente, en enviar la cadena de búsqueda introducida por el internauta a una serie de motores de búsqueda e índices temáticos que tiene definidos por omisión. Una vez realizada la consulta a los buscadores, devuelve la información de todos los enlaces encontrados. La utilidad de este sistema es evidente, ya que evita tener que ir de buscador en buscador hasta dar con las páginas deseadas. Pero también tiene sus defectos, ya que si existe mucha información sobre lo que se busca, el número de enlaces devueltos será excesivo.

Pero esos defectos dependen del tipo de multibuscador utilizado. Hay dos tipos de multibuscador: el primero, y el más extendido, se limita a colocar en una página web una lista de los buscadores más comunes, con una ventana de texto para enviar la cadena de búsqueda a cada uno de ellos. El internauta elige el buscador que quiere utilizar, y desde allí realiza su consulta. Este tipo de multibuscadores lo puede preparar cualquier internauta en sus páginas personales de forma sencilla. Lo malo es que hay que buscar de uno en uno, no permite buscar en varios al mismo tiempo. La única ventaja es la posibilidad de consultar un gran número de buscadores partiendo de una única página, en caso de que haya que realizar múltiples búsquedas en diferentes buscadores y no se quiera buscar en varios de una vez.

El segundo tipo de multibuscadores resulta mucho más útil, y son los únicos que pueden llamarse realmente como tal. Permiten buscar en varios buscadores al tiempo, normalmente en número no superior a diez. Si el sistema está bien depurado ( y de ahí la dificultad de montar un multibuscador de este tipo), el multibuscador comparará los enlaces devueltos para evitar repeticiones, y colocará en primer lugar los enlaces más repetidos, ya que se consideran más importantes al estar dados de alta en más buscadores. Este sistema evita el "ruido", porque además suelen estar preparados para presentar sólo un número limitado de páginas, las que se hayan repetido más. Es muy útil para buscar páginas conocidas o importantes, y para materias que cuenten con muy poca información en la Red. Para materias en las que haya muchas páginas, ofrece un método para filtrar las páginas más flojas, premiando aquellas de mayor implante en la Red.

Lo malo de los multibuscadores es que, por lo general, no permiten realizar búsquedas tan avanzadas como en un motor de búsqueda, con lo que las consultas tienen que ser generales y no se puede buscar en profundidad. Además, al primar las páginas importantes, pueden quedar fuera páginas con mucha y muy buena información, pero que no se han preocupado de darse de alta en los buscadores como haría una empresa. De todos modos, si no quiere complicarse la vida en sus búsquedas o tiene mucha prisa, pueden ser una herramienta ideal.

El multibuscador más conocido, y probablemente el mejor de todos ellos, es MetaCrawler (www.metacrawler.com), que permite buscar en AltaVista, Excite, Infoseek, Lycos, Webcrawler y Yahoo al mismo tiempo, mostrando todos los resultados de una vez, por orden de importancia. MetaCrawler permite acotaciones de tipo regional y por organizaciones, así como algunos operadores booleanos. Además de buscar en la Web, con este multibuscador se puede buscar en grupos de noticias (con DejaNews), buscar ficheros (con Filez) y buscar productos para ordenadores (con Computer ESP). Todos ellos son buscadores de primer orden, por lo que MetaCrawler puede considerarse como uno de los multibuscadores más completos que existen. Además, es rápido y sencillo de manejar. Por si todo ello fuera poco, ofrece el servicio MiniCrawler, que es una peq

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios