Economía digital | Artículos | 01 JUL 2000

Cibercafés

Un negocio en constante evolución
Eva MArtín y Juan F. Marcelo.

Algunos dicen que se trata de una oferta más de hostelería. Sin embargo, muchos de los parroquianos afirman que existe una cultura especial de cibercafé, una manera peculiar de ver la vida y las relaciones interpersonales. También son una forma más de popularizar y poner Internet al alcance de todos.

Un cibercafé es un local público con acceso de pago a Internet y con alquiler in situ de equipamiento y servicios informáticos. Suele disponer de algún sistema de catering, bien sea servido con camareros o a través de máquinas. El concepto de negocio de los cibercafés no resulta fácil de acotar, porque en los últimos seis años ha sufrido muchos cambios. Ahora mismo se trata de un negocio maduro que se ha diversificado. Algunos de los primeros cibercafés han desaparecido para sustituirse por evoluciones más funcionales del negocio. Así es posible encontrarse con lo que se conoce como “locales de acceso público a Internet”, con mobiliario frío, máquinas sobre las mesas y poco espacio para café. En segundo lugar, podemos encontrar el “local de acceso-aula”, que integra la navegación con un servicio adicional de aulas de formación dedicadas en su mayoría a informática. Algunas tiendas, además, amplían su negocio de venta de ordenadores con una sala donde alquilar ordenadores para navegar. Otro de los negocios se conoce como islote-Internet, y lo ofrecen varias empresas. Para ello se alquila o arrienda un pequeño espacio en un local de hostelería ya establecido con una clientela continua y se instalan unas pocas mesas con ordenadores. Se trata de incitar a la clientela habitual al consumo de la Red.

Workcenter es una franquicia de servicios ofimáticos que tiene algunos locales abiertos 24 horas.

La fiebre de los locales de acceso público a Internet se está extendiendo por todo el mundo. Uno de los últimos proyectos en ponerse en marcha en nuestro país es Conéctate Zona Internet, que el pasado 26 de mayo abrió su primer local en Barcelona, aunque en septiembre prevé la apertura en Valencia, Zaragoza y Sevilla. La segunda fase de crecimiento del negocio de Conéctate se va a realizar mediante el sistema de franquicias en aquellas ciudades de más de 50.000 habitantes. Sin embargo, el negocio no se va ceñir solamente a España. La cadena tiene previsto abrir su primer local extranjero en la primavera del año 2001 en Argentina, y a lo largo del año siguiente en Portugal, Brasil y México. Una muestra de la solidez de este tipo de negocio es que los bancos por fin empiezan a prestar su confianza. Así Bankinter tiene el 12,5% del capital de Conéctate. El resto pertenece a accionistas privados como José Ignacio Domecq y Alejandro Fernández, creadores de la idea, y otros socios como Francisco Gómez Roldán, hasta hace poco responsable de nuevas tecnologías del BBVA.

Apesar de que el tipo de negocio está bien establecido, se va imponiendo, por costes, el modelo utilitario. Un claro ejemplo es la ciudad de Londres, donde hasta hace poco más de un año se trataba de un negocio absolutamente desconocido. Tuvo que ser un emigrante quien montase el primer cibercafé ante el escepticismo de los analistas. En la actualidad la compañía aérea Easyjet, bajo la unidad de negocio easyEverything, tiene locales repartidos por toda la ciudad. El sistema se ha mostrado como rentable, a tal extremo que en breve va a abrir su primer local en Barcelona. Se trata de una red de Cibercafés bien montados con inversiones altas y cuyo objetivo es aterrizar en España, en la Ciudad Condal, para luego abrirse mayor mercado, tal y como han hecho hasta ahora. Según comentan en su página web, la inversión por local viene a ser de unas 500.000 libras (dependiendo siempre del tamaño).

La hora de navegación en los locales londinenses oscila entre las dos y las cuatro libras por hora. La decoración es espartana, con pintura blanca, suelos de vinilo, mesas casi escolares y una pequeña barra con latas y snacks. El cibercafé elegante ha quedado restringido a determinadas zonas como Portobello o Notting Hill. La informática es el talón de Aquiles de los cibercafés. La ventaja que ofrecen sobre la navegación en casa es una mayor velocidad y ordenadores de buena calidad siempre preparados para usar. Un caso claro de la tendencia que se impone es el local prototipo de Conéctate. Se trata de locales de 900 a 1500 metros cuadrados con un máximo de 400 ordenadores con pantalla de plasma plana conectados en red local a un switch enlazado mediante Frame Relay de 2 Mb. El proveedor de acceso utilizado en este caso es Telefónica Data. Además ofrecen otros servicios como un disco de memoria virtual de 630 MB que permite a cada usuario realizar descargas de alta velocidad sobre CD. Como se busca la fidelización del cliente, se permitirá a los suscriptores del servicio almacenar datos propios en los discos virtuales del establecimiento. La grabación de CD cue

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios