Economía digital | Noticias | 19 SEP 2001

Discográficas y editores buscan un acuerdo afinando la legalidad de las próximas plataformas musicales

A escasas semanas para que las cinco principales discográficas mundiales lancen al mercado sus servicios musicales de pago por suscripción, los responsables de las mismas através de la RIAA junto a los editores americanos representados por la NMPA, se encuentran manteniendo conversaciones con el objetivo de cerrar acuerdos con respecto a los derechos de la composición, lo que permitiría disponer a los nuevos sitemas de todas las canciones de estos autores en sus catálogos.
Inma Rico
Calificado como un pacto de no agresión entre las discográficas, que sustentan los derechos por las grabaciones, y los editores, quienes tienen el derecho de composición de las obras, los acuerdos que se están tratando de cerrar pretenden dejar bien atados los hilos para que no exitan problemas de legalidad cuando las plataformas musicales de las cinco grandes, PressPlay y MusicNet, echen a andar. En concreto, se trata de fijar la cuota anual que las casa de discos deben pagar a los editores, representados por la NMPA (Asociación Nacional de Músicos y editores de EE.UU), para poder disponer de sus obras en los catálogos musicales.

Por el momento, se ha barajado la cifra de un millón de dólares, alrededor de 180 millones de pesetas, con adelanto por el uso de sus canciones, sin embargo, como aseguran los responsables de los acuerdos, todavía los pactos se encuentra sujetos a cambios mientras dure el proceso de negociación. Los dos grupos implicados en las conversaciones están por la labor de acordar los ratios que deben pagar las discográficas a los editores, pero si por intereses contrarios no se llegase a cerrar la negociación ya se tiene prevista la intervención de un árbitro que resuelva el conflicto.

El objetivo de estos acuerdos es el de asegurar la legalidad del negocio que las plataformas musicales van a aprender ya que las discográficas solamente son propietarias de los derechos de grabación, mientras que son los propios autores los que tienen el derechos sobre las composiciones creadas. Si este acuerdo no fuese cerrado, los venideros servicios de suscripción podrían estar actuando de manera ilegal.

Los acuerdos afectarán a todos los servicios por suscripción de las plataformas, tanto a los que se ofrezcan bajo la modalidad de streaming como a los que se basan en forma de descarga temporales de ficheros musicales.

La importancia de estas negociacionas radica en los esfuerzos que desde la industria discográfica se está realizando para lanzar al mercado modelos de pago por suscripción que respeten los derechos de autor con el fin de evitar problemas en los tribunales.

RIAA: www.riaa.org
NMPA: www.nmpa.org
MusiNet: www.musicnet.com
PressPlay: www.pressplay.com

Información relacionada:

MusicNet anuncia la puesta en marcha de su servicio en otoño
http://www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=18450&sec=iworld

La Comisión Europea decide investigar a las discográficas por los macroacuerdos firmados en el sector de la música online
http://www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=16665&sec=iworld

Napster firma un acuerdo con Time Warner, EMI y BMG
http://www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=16466&sec=iworld


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios