Economía digital | Artículos | 01 DIC 2002

¿Dónde está el capital riesgo?

Inmaculada Rico.
Con el boom de Internet el capital riesgo pasó al primer plano en la financiación de las empresas puntocom, su rotundo fracaso y la explosión de la burbuja trajo consigo la retirada de estas inversiones. ¿Qué ha pasado desde entonces con estas empresas?, ¿cuál es su punto de mira en el mundo de las TIC?

Era hacia el año 1999 en España, de la nada surgieron miles de empresas de capital riesgo, incubadoras y business angel dispuestos a ayudar a las empresas puntocom a comerse el mercado. La apuesta por la tecnología era una necesidad, los planes de negocio no estaban bien definidos, pero no había tiempo para pensar una estrategia a largo plazo, había que actuar con rapidez, la oportunidad Internet no se les podía escapar de las manos.
Pasaron los años, no muchos, y llegó el 2001, los negocios de Internet tenía que responder a estas inversiones, debían ser rentables y demostrar que la apuesta hecha por estas empresas no había sido en balde. Ocurrió lo peor, Internet no era un medio maduro, no tenía los suficientes usuarios y los negocios andaban muy lejos de la rentabilidad esperada. Las cosas no se empezaron a ver claras, el dinero invertido, mucho, requería al menos unos mínimos resultados, nuevas inversiones podrían suponer nuevas pérdidas. El dinero desaparece, las empresas quiebran y la crisis azota fuertemente.
En 2002, inmersos en una recesión de la que no se ve la salida, sin embargo, se hace una lectura positiva: el mercado está madurando y se está consolidando para dejar de lado las sobre expectativas de la época dorada y conseguir regirse por la racionalización que caracteriza a los negocios tradicionales. El capital riesgo sufre, junto al mercado, la misma evolución, las empresas siguen invirtiendo, eso sí, de forma más moderada y racional, ya no es válido cualquier proyecto, el examen es difícil, pero el interés por el sector tecnológico y su esperanza en las perspectivas de futuro se sigue teniendo en cuenta, aunque los proyectos 100 por cien Internet no son el foco principal de estas inversiones.

Las cifras del descenso
En Europa el capital riesgo ha disminuido sus inversiones considerablemente, frente a los 4,6 billones de euros en inversiones en tecnologías que se alcanzaron en el tercer trimestre del año 2000, las inversiones para el mismo trimestre en este año son de 781 millones de euros, lo que evidencia una caída estrepitosa que viene coleando en los últimos siete trimestres. El estudio, realizado por VentureOne y Ernst & Young, concluye que la situación es un mero reflejo de lo que ha ocurrido en EEUU, país en el que el capital riesgo ha registrado por cuarto año consecutivo caídas hasta alcanzar los 3,9 billones de dólares en el periodo de estudio. No obstante, el descenso experimentado en EEUU es mucho mayor que el vivido en Europa, debido a que las inversiones han sido menores en el Viejo Continente.
En este sentido, y extrapolando la situación también a España, señalan responsables de ASCRI (Asociación Española de Sociedades de Capital Riesgo) que “lo que ha beneficiado al capital riesgo español es que dado que el boom y la caída en EEUU fue antes, se ha contado con referencias y la caída ha sido menor”. Las cifras para España reflejan una caída del peso de la inversión de las empresas de capital riesgo en empresas de tecnología que va desde el 25,1 por ciento que se invirtió en 2000 hasta el 6,7 por ciento que se ha invertido en 2002, según datos de la asociación en un estudio patrocinado por las empresas Mercapital y 3i.
Para los responsables de ASCRI la situación de descenso se explica en el contexto de consolidación de las inversiones en tecnología, así comentan que “en estos meses se sigue invirtiendo, pero la inversión es más cautelosa y no se hace de forma alocada. Ahora la valoración y el proceso de decisión es más largo como si se tratase de la economía tradicional”. Según las mismas fuentes, sigue habiendo proyectos relacionados con las TI, pero señalan que los responsables saben prepararlos de forma atractiva para que haya una posible inversión. Respecto a las puntocom, desde ASCRI se asegura que las empresas no han cerrado del todo las puertas a estos proyectos, pero sí se toman como proyectos de la economía tradicional.

¿Hacia dónde se dirigen las inversiones?
El principal centro de atención para el capital riesgo está relacionado con el binomio biología y tecnología, que aparece con el número uno en el ranking de temas de interés de las empresas europeas, como se demostró durante la celebración de la Conferencia de Inversión Tecnológica organizada por EVCA (Asociación Europea de Capital Riesgo) de octubre en Barcelona. Y junto a ella, todo los relacionado con genómica o bioinformática. Tendencia que se registra también en las empresas españolas como es el caso de las inversiones realizadas en 2001 por Activos en Renta Fondos en BTSA Biotecnologías Aplicadas o la de Barcelona Emprendedores en Adavancell.
El sector de las telecomunicaciones y especialmente el de las comunicaciones móviles es otro de los atractivos para estas empresas, sin embargo, como se reconoció en el encuentro de Barcelona, las inversiones que se realizan en estas empresas pasan por una fuerte evaluación en la que se valora especialmente si la compañía tiene su objetivo claro y si tiene un plan definido sobre cómo conseguirlo para evitar las malas experiencias vividas hace dos o tres años en Europa. En Espa&#

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios