Economía digital | Artículos | 01 FEB 1997

El equipo del navegante

Para principiantes
Alvaro Ibáñez.

¿Está usted preparado para saltar a Internet? ¿Es su ordenador el más adecuado? ¿Necesita algún tipo de actualización? Este artículo le orientará sobre la configuración de ordenador personal más apropiada para comenzar a circular por Internet.

Casi cualquier persona puede acceder a Internet desde su casa u oficina, siempre que tenga a su alcance cuatro cosas básicas: un ordenador personal, un módem, una línea telefónica y un contrato con un proveedor de acceso. Este artículo describe la parte técnica relacionada con el equipo, y en esta misma revista encontrará otro sobre la elección de un módem adecuado.

¿Tiene el equipo adecuado?

Las buenas noticias son que hoy en día casi todo el mundo tiene un ordenador personal en su casa, y que prácticamente cualquier modelo sirve para acceder a Internet. También es normal tener una línea telefónica, y conectar el módem a la línea no supone ningún misterio.

Cada vez hay más ordenadores que se venden directamente de fábrica con el módem instalado. En cualquier caso, el precio de los módems ha bajado considerablemente durante los últimos años, y hoy en día se pueden conseguir un precio más que razonable.

Por último, también es una buena noticia el hecho de que el software para circular por Internet (al menos el más básico) esté integrado en el sistema operativo de los ordenadores personales, ya sea en Windows en los PC o en el Mac OS de los Macintosh de Apple. Y el resto del software, como los programas para enviar y recibir correo, acceder a los grupos de noticias o a la World Wide Web, casi siempre van también incluidos, son gratuitos, de distribución pública o del tipo "paga si te gusta."

Examinaremos primero el caso de que usted no tenga ordenador personal y tenga que partir desde cero, para a continuación explicar la mejor configuración que usted puede usar para acceder a Internet si ya tiene ordenador. De modo que si tiene que comprar uno para empezar, también el resto del artículo le sirva como orientación.

Partir desde cero

En general, se calcula que cualquier persona, partiendo desde cero, puede conectarse a todos los servicios de Internet y "navegar" o "pasear" por el ciberespacio por menos de 200.000 pesetas, incluyendo tanto el equipo como los costes de comunicación y acceso.

A la hora de comprar por primera vez un equipo, el factor determinante suele ser el precio. Usted se fijará la cantidad máxima que se quiera gastar e intentará encontrar la configuración más adecuada que no sobrepase esa cifra. Bastará por lo tanto con que siga las instrucciones de este artículo para intentar acercarse lo más posible al "equipo adecuado ideal" con el que conectarse a Internet.

Recuerde que al precio del equipo tendrá que añadir como gastos adicionales el módem, (entre 10.000 y 30.000 pesetas; el contrato con el proveedor de acceso, entre 2.000 y 5.000 pesetas mensuales, más tal vez una cuota de alta; y el gasto de uso del teléfono, unas 140 pesetas por hora si lo hace mediante una llamada local (si su proveedor está cerca de usted, que es lo habitual) o a través de InfoVía (que tarifica a precio local desde cualquier punto de España).

Una importante cuestión a plantearse a la hora de comprar el primer ordenador (o el ordenador para acceder a Internet) es la plataforma: ¿PC o Macintosh? Algunos datos pueden aportarle luz al respecto:

Considerando ambos sistemas desde el punto de vista genérico, lo mejor de cada plataforma es lo siguiente:

- Los PC dominan el mercado mundial de la informática personal (más de 90%), y por lo tanto usted puede elegir entre distintas marcas y configuraciones más flexibles. Los encontrará en muchas tiendas y distribuidores, a precios cada vez más asequibles. Todos los PC están diseñados para trabajar con Windows, sistema para el que existen infinidad de aplicaciones, y mucha gente y empresas con la que usted tenga que trabajar emplean este mismo sistema.

- Los Macintosh son más fáciles de utilizar. Son mejores en terrenos como el diseño y la comunicación gráfica. Todas las aplicaciones básicas de productividad existen para Mac, así como también todos los programas para acceder a Internet y crear contenidos para la Red. El Mac OS (su sistema operativo) permite intercambiar datos cómodamente con usuarios de PC. Configurar un Mac para acceder a Internet, o crear contenidos para la World Wide Web es también más fácil que en un PC.

Si hubiera que criticar algunas cosas de cada plataforma, estas serían:

- Los PC, al ser ligeramente distintos unos de otros, y más complejos que los Mac, son más difíciles de instalar y configurar, tanto en lo que se refiere a hardware como al software. Y aunque tienen más aplicaciones, suelen estar poco integradas unas con otras. Aprender a manejar un PC, su sistema operativo y aplicaciones es más costoso que en un Mac y requiere más tiempo para dominarlo todo completamente.

- Los Mac tienden a ser un poco más caros que los PC, aunque sólo sea porque incluyen detalles de serie que son opcionales en muchos PC. A veces no pueden usarse para aplicaciones concretas porque no existen apenas programas verticales para ellos (por ejemplo, contabilidad) que tengan su equivalente en PC. Los programas estándar muchas veces tardan más en estar disponibles para Mac. Y como más el 90% del mundo usa Windows, los Mac no dejan de ser una minoría.

Una vez explicados todos los puntos de vista, tendrá que decidir si elige un PC o un Mac como primer ordenador, dado que seguramente no usará su ordenador sólo para acceder a Internet. Es normal la tendencia a comprar un equipo similar a los de la gente que le rodea y con la que usted acostumbre a trabajar, o algo compatible con lo que se use en su empresa, porque eso le supondrá una mayor facilidad para el intercambio de datos, el uso de programas de software y el aprendizaje de todo ello.

E

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios